¡Qué hipsters! Pretenden ser revolucionarias quemando iglesias

Débora Arango fue una de las primeras revolucionarias colombianas; en una época conservadora, se atrevió a pintar desnudos y borrachos. Y no tuvo que quemar nada

Por: Mario Andres Arturo
septiembre 29, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¡Qué hipsters! Pretenden ser revolucionarias quemando iglesias

Ya es necesario dejar de normalizar eso de que la destrucción y la violencia garantizan la efectividad de la protesta. Quemar todo y destruir todo debe reconsiderarse en el imaginario de los verdaderos revolucionarios. Esa cultura de la cancelación, de excluir y arrasar todo lo que es contrario a nuestro pensamiento, sigue avivando la llama de la violencia en Colombia, llama que ya parece eterna.

¿Entonces cómo protestar?

Débora Arango fue una de las primeras revolucionarias colombianas; sabemos muy poco de ella pero la andamos a cargar todos los días en el bolsillo, su imagen está impresa en el billete de dos mil pesos. Ella fue la primera que en la puritana sociedad de 1940 se atrevió a pintar desnudos, borrachos y prostitutas; plasmó también en sus obras el hambre, la injusticia y la desigualdad. Eso le costó la desaprobación y reparo del poderoso Laureano Gómez; también en España Francisco Franco mandó a descolgar sus obras de una exposición. ¿Acaso no fue efectivo el mensaje y método de protesta?

Dicen que Agnódice en el siglo IV A .c. fue la primera mujer que estudió medicina; para hacerlo tuvo que disfrazarse de hombre, pues el estudio privilegio de los hombres; al ser descubierta fue condenada a muerte; sin embargo, las mujeres salieron en su defensa, y como protesta decidieron que no tendrían más relaciones sexuales con sus maridos, hasta tanto la atrevida Agnodice no fuera absuelta. Un año después en Grecia se promulgaba una ley que permitía a las mujeres estudiar medicina. ¿Fue efectivo el método de protesta?

¡Hay que empezar a hacer la diferencia entre rebelde y revolucionario! Herbert Spencer era tan anarquista que decía que cada ciudadano debería acuñar su propia moneda; sin embargo, pero otros preferimos seguir llevando a Débora Arango en el bolsillo, que no es solo un billete de devaluados dos mil pesos, sino un homenaje a una colombiana que a diferencia nuestra supo protestar construyendo.

También le puede interesar:

Las médicas que se la juegan por ayudar a las mujeres a abortar legalmente

-.
0
El pasado oscuro de Fulvio Soto, el nuevo gerente de EMCALI

El pasado oscuro de Fulvio Soto, el nuevo gerente de EMCALI

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

Regala hasta Mercedes Benz: Los milagros que está haciendo Diomedes Díaz desde su tumba

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar:

El infierno del cuidador de los animales de Pablo Escobar: "Si se muere un delfín te mato"

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Las tres vidas de Norberto, el peluquero más famoso de Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus