¿Qué hay detrás de la candidatura presidencial de Robledo?

Su candidatura, producto de un acuerdo nacional, solo tiene sentido sí es el resultado de una consulta entre candidatos alternativos, que incluya a Gustavo Petro

Por: Gustavo Adolfo carreño Jiménez
enero 24, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Qué hay detrás de la candidatura presidencial de Robledo?
Foto: Leonel Cordero / Las2orillas

Se ha dicho muchas veces “los políticos tienen muy mala memoria”, por el contrario pienso lo astuto que son, conocen de la mala memoria de gente del común, juegan con el olvido ciudadano, me atrevo a decir que la fugacidad del recuerdo es un recurso demagógico utilizado independientemente de las filiaciones ideológicas, partidistas o filosóficas, justificadas con pretextos como las “coyunturas políticas cambiantes” o “el carácter “dinámico de la política”.

Es en este orden de ideas, de cara a las presidenciales del año 2022 resulta desconcertante y un tanto valiente la postulación del senador Jorge Enrique Robledo, proponiendo desde ya una gran convergencia o “pacto nacional”. En su momento Bateman lo denominó “sancocho nacional”, Álvaro Gómez “acuerdo sobre lo fundamental”, hoy el imperturbable presidente Iván Duque desafía el hirviente malestar colectivo con una “conversación nacional” entre actores sociales aliados del establecimiento e ignorando el petitorio del comité nacional de paro, el problema no es menos de forma, es el fondo.

Es indiscutible el activismo, trayectoria y grandes debates del senador Robledo -en algunas legislaturas el mejor senador de Colombia-, como todo ciudadano le asiste el derecho de aspirar a la primera magistratura del Estado, además, ayuda mucho estar exento de impedimentos legales, en realidad su principal impedimento más que estético es de orden ético.

El pasado muy poca veces perdona, sobre todo sí este persigue o es muy reciente, los colombianos estamos sintiendo en carne propia las nefastas consecuencias de las presidenciales de 2018, en ellas el voto en blanco jugó un papel decisivo y el honorable senador Jorge Robledo fue uno de sus principales líderes y promotores.

Las presidenciales pasadas marcaron un hito histórico, por vez primera la izquierda democrática colombiana tuvo opciones reales de conquistar el poder desde la puesta en marcha de la Constitución de 1991. Se rompió la hegemonía bipartidista de más de 200 años de captura del mismo, se arrinconó al régimen estremeciendo los cimientos del bloque hegemónico de dominación, se demostró que sí es posible el cambio en Colombia por vías democráticas, probamos que vale la pena seguir soñando en edificar colectivamente un mejor país porque las conciencias y ciudadanías libres entraron en nueva efervescencia y calor, el pueblo acarició el poder.

Las propuestas de cambio mejor concebida y estructuradas para hacer de Colombia un país más humano las tramitó Gustavo Petro, sin maquinarias ni mermelada, con un imberbe partido político vocero de los marginados, conciencia crítica del pueblo, y por esto perseguido y acorralado por el establecimiento, su maquinaria fue la voluntad popular, la conciencia se representó en los votos de opinión y en las nuevas ciudadanías, con Petro reverdeció la esperanza para que los días y noches por venir fueran menos dolorosos que los vividos por las generaciones de antaño.

La rebeldía colectiva se fraccionó entre varias fuerzas y movimientos, Colombia Humana de Petro, Coalición Colombia de Fajardo, Navarro, Robledo y Mockus entre otros, y el voto liberal en cabeza de Humberto de la Calle. Se esperaba la unión de estas tres fuerzas en la segunda vuelta, no fue así, equivocadamente el voto en blanco tomó una fuerza inusitada, lo cual jugó en favor de Uribe personificado en Iván Duque, sepultando el clamor ciudadano enarbolado por Petro.

Ya en segunda vuelta se valoró la adhesión de Mockus y Claudia López a la candidatura de Petro, poco sorprendió la postura escurridiza e irresponsable de De la Calle, arquitecto de la paz de Santos, logro sublime dejado algarete en manos del Uribismo amante de la guerra. Nadie se extrañó con la decisión camaleónica de Fajardo, sin antifaz mostró su estirpe arribista, oportunista, se destapó como el as bajo la manga del uribismo. Lo verdaderamente contradictorio fue el apoyo de Robledo al voto en blanco, lo suyo fue un salto al vacío, él, supuesto defensor de los intereses del pueblo dejó en libertad a los miembros de su partido (MOIR) seguir o no su postura, muchos copartidarios le obedecieron, otros no desconociendo el “harakiri político” de Robledo.

Desmond Tutu alguna vez dijo “sí eres neutral en momentos de injusticias, eliges el lado del opresor”, lo comprobamos en las pasadas elecciones presidenciales, ¿Cuál es entonces el trasfondo del voto en blanco?,. En el voto sin color, sin alma y sin conciencia fue la salida más elegante y sofisticada de premiar y perpetuar las horribles noches e impedir la libertad sublime, insuflado por el estupor de vencejos oligarcas atrincherados ante el peligro del ascenso popular, opción más sofisticada de eternizar a los mismos que siguen haciendo hoy las mismas hasta la saciedad, con más saña y cizaña por el desprecio del gobierno de Iván Duque hacia el clamor del pueblo colombiano.
Fue Robledo quien rompió el gran acuerdo ciudadano alrededor de la candidatura de Gustavo Petro en 2018, entonces se tuvo la oportunidad única de “quebrar el espinazo” a la oligarquía colombiana, Robledo decidió apoyar el voto en blanco, hoy confiesa lo inconfesable ante Vicky Davila “no me gusta lo que está pasando con el gobierno de Duque”, ¿acaso senador Robledo esperaba usted cosa distinta de esta caricatura de gobierno?

Su candidatura presidencial, producto de un acuerdo nacional como bien lo afirma, solo tiene sentido sí es el resultado de una consulta entre candidatos alternativos, con la concurrencia de otros candidatos entre los que sin falta estará Gustavo Petro, su más firme oponente, ¿se someterá y respetará el doctor Robledo los resultados de una consulta popular?, ¿trabajará el senador Robledo en pro de una eventual candidatura de Gustavo Petro?, demuestre senador Robledo que esta vez no tiene aspiraciones individuales, que su enemigo no es Petro, el verdadero enemigo del pueblo colombiano es el oligárquico y anquilosado régimen colombiano, por tanto las luchas deben ser colectivas.

Finalmente, con la debacle del uribismo y su sepultura en 2022 el trasmallo del uribismo está “anclado en lo más profundo del acuario político nacional”, ofreciendo carnadas y falsos candidatos para perpetuarse en el poder una vez más en cuerpo y alma ajenos. Por fin enfrentaremos al uribismo más débil, corrupto y deslegitimado de todos los tiempos, se potencian nuevamente los sueños de un nuevo amanecer con mejores días para todos los colombianos, bienvenida su aspiración presidencial en el marco de una gran consulta nacional entre candidatos alternativos, de lo contrario sí este acuerdo nacional está condicionado a tener como única opción su nombre, ¿a qué tipo de qué pacto o acuerdo se refiere el doctor Robledo?.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
800

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Por qué los profesores colombianos no llegan a viejos?

¿Por qué los profesores colombianos no llegan a viejos?

Las opciones que quedan en Venezuela para salir de la crisis

Las opciones que quedan en Venezuela para salir de la crisis

Nota Ciudadana
Matar líderes sociales en Colombia se volvió un hobbie

Matar líderes sociales en Colombia se volvió un hobbie

Se derrumba

Se derrumba "La Terraza" en Medellín