¿Qué hacer frente a la variante Delta que ya está en Colombia?

Además de las vacunas que mejoran la capacidad de respuesta del cuerpo, hay un tratamiento que funciona en etapa temprana. Oscar Gutiérrez, médico pionero, explica

Por:
agosto 04, 2021
¿Qué hacer frente a la variante Delta que ya está en Colombia?

El médico, profesor y director del departamento de farmacología de la Universidad del Valle Oscar Gutiérrez, ha sido uno de los precursores del protocolo de medicamentos para combatir el Covid en su etapa temprana. Más de cien especialistas coordinados en el grupo Médicos Covid del Valle lo han aplicado en miles de pacientes durante la pandemia con resultados clínicos prometedores. En otros lugares del mundo está siendo utilizado y empieza a documentarse como un camino para salvar vidas, complementario a las vacunas que mejoran la capacidad de respuesta del organismo pero no evitan los contagios en un ciento por ciento, como se ha dicho siempre.

La ortodoxia médica y farmacéutica incluso los ha estigmatizado e intentado descalificar, pero son miles los médicos en el mundo, y en Colombia, que decidieron no quedarse con los brazos cruzados viendo la pandemia arrasar. Con el tiempo han entendido mejor el comportamiento de la enfermedad y con base a la Declaración de Helsinki que los cobija éticamente – cualquier médico puede utilizar aquello que sea bueno para su paciente si tiene evidencia de que no le va a hacer más daño- perfeccionan cada día más el protocolo.

El Doctor Oscar Gutiérrez fue pionero desde el centro de investigación de la Universidad del Valle, y en agosto del año pasado aplicaron el protocolo en dos ancianatos donde residían 475 personas. El Covid no se llevó a ninguno. Como éstas son miles las vidas que se han salvado en el país, pero especialmente en Cali y el Valle. Conversación con Juan Manuel Ospina.

Juan Manuel Ospina: Esta es una conversación de mucho interés en este preciso momento cuando tenemos la variante Delta caminando y parecería que las vacunas que se tienen no tienen tantos efectos sobre ella. Sería interesante saber ¿qué está pasando?

Oscar Gutiérrez: Esto se esperaba porque de todos este virus como cualquier virus de influenza tiene una capacidad de mutación extraordinaria. Tanto que mientras el virus está en usted, probablemente la variante que entró en usted puede salir un poco variada cuando se esté superando el estado de la enfermedad. El virus está mutando y han salido cientos de variantes, se han identificado por su grado de infectabilidad, como es el caso de la original, la Alfa, con la que empezó la pandemia en China, por los lados de Wuhan.

El problema es que esta variante Delta ha resultado ser mucho más infecciosa que la Alfa, es decir que una persona con la cepa original podía infectar a 3, la Delta tiene entre 7, 8 y exponencialmente hasta 36 contagiados y convertirse en la cepa predominante en algunos países.

Eso frente a la variante específica, pero se nos había inducido a creer con fe de carbonero de que la vacuna que se estaban aplicando podían tener capacidad de producir anticuerpos incluyendo esta variante y lo preocupante es que hoy salió una declaración por la CDC que indica que esta variante no sólo es más infecciosa sino que parece que la pueden transmitir en igualdad de condiciones personas vacunadas como no vacunadas. Esto indicaría que aunque la vacuna que todavía tiene la esperanza de reducir el peligro de muerte para los que estén vacunados, la producción de anticuerpos para controlar la carga viral pareciera que no está funcionando frente a la variante Delta, es decir que estos anticuerpos no son capaces de reconocer a esta cepa en particular.

JMO.: Estamos con un virus en grave parentesco con la Influenza y frente a esta uno de se tiene que vacunar anualmente porque está mutando el virus. ¿Obedecerá a la misma lógica viral ?

OG.: El virus de la Influenza no mata mucha gente, pero si las enferma, sobre todo a los mayores. No las mata porque en alguna forma la raza humana ha aprendido a convivir con este virus. Este virus es primo hermano y probablemente tiene las mismas características en cuanto a supervivencia de sí mismo, una alta capacidad de mutación para poder permanecer en los humanos.

Pero como este virus es tan nuevo para la raza humana, hemos aprendido a mesurar nuestra respuesta cuando nos infecta y en algunas personas es desaforada, no tiene relación con la peligrosidad del virus y termina no solo destruyendo el virus sino que sigue en la fiesta destruyendo el propio organismo; los pulmones, el corazón, el hígado, el cerebro, la piel, los intestinos. Todo.

JMO.: El virus desata el proceso, pero no es el que mata. Lo que mata es lo que sigue después.

OG.: Él arma la batalla y luego desaparece, se va. Deja el organismo desarreglado y el organismo termina acabándose así mismo. El virus por evolución no le interesa que el cuerpo que lo hospeda se muera. Hay una expresión desafortunada de Trump y Bolsonaro, de que eso era una gripita. Estrictamente hablando es un virus como la Influenza, pero lo que hace aterrador es la respuesta en algunas personas y la altísima infectabilidad. El Delta es tan grande como el de la varicela.

JMO.: Y a todas éstas, ¿la vacuna qué?

OG.: La vacuna mejora la capacidad de respuesta de frente al virus, inclusive frente a la variante Delta. El problema es que las autoridades se han encargado de quitarle a la gente la posibilidad de considerar algunos tratamientos coadyuvante. Con la vacuna podríamos disminuir la infectibilidad y sólo la tomaron cuando hay una fase temprana del virus. Lo que pasó con la OMS que me ha producido terrible desencanto y desasosiego por el manejo desafortunado de la pandemia; han colocado todos los huevos en la canasta de la vacuna. ¿qué pasaría si después de un año nos percatamos de que no es efectiva para otras variantes? Nos tendríamos que sentar a esperar como al principio de la pandemia, a esperar a ver si me complico, y que me tengan que entubar y despedirme de los familiares.

JMO. : Oscar, es ahí donde ustedes con el equipo de médicos de Cali han jugado un papel fundamental. Y es el de evitar con un tratamiento sencillo que se complique la enfermedad, y lograr que no pase a mayores. Eso implica que se acepte que hay formas de hacer tratamiento temprano, independientemente de la vacuna. Normalmente, primero aparecen los tratamientos y después la vacuna y esta vez se hizo al contrario y ahora que la vacuna está mostrando sus limitaciones, el tema del tratamiento temprano se vuelve urgente, necesario.

OG.: Lo acaba de decir. Cuando usted tiene una riada, el crecimiento de un río que se le está entrando a la casa, lo primero es tapar las entradas y después se va a construir el dique. Pero aquí nos pusimos primero a construir el dique, mientras la casa se está inundando ¿Cuánto demora usted para construir un dique? ¿y que de plena garantía?

JMO.: Le pregunto, ¿por qué ese interés en difundir los tratamientos tempranos? ¿Están las farmacéuticas de por medio?

OG.: A las grandes farmacéuticas le interesa asegurar el mercado cautivo de 7.5 mil millones de habitantes del planeta con 2 o 3 dosis a un precio que lo fijan las farmaceúticas. Fíjate el problema que se armó cuando Sudáfrica y la India propusieron producir estas vacunas en forma genérica, la reacción de las farmacéuticas fue decir que desestimularían el negocio. Es algo, por no decir infame, falto de solidaridad humana.

Volviendo al tratamiento temprano, hay que hacerle entender a las personas que lo que mata no es el virus sino la reacción del cuerpo a su presencia y esto tiene tres etapas: primera y segunda semana cuando el virus entra y se empieza a replicar. Algunos tienen síntomas de catarro y la gran mayoría ni se da cuenta que tuvo el virus. Un grupo  muy pequeño, que corresponde a menos del 20% de la población expuesta, puede avanzar a la fase que ya es con fiebre, dolor de garganta, y pérdida de olfato, o tener dificultades respiratorias. Allí en ese momento la carga viral es inferior a la etapa uno, pero el cuerpo está reaccionando. Pero si llega a la etapa 3 cuando el cuerpo ya está desatado reaccionando, acabando con la casa, es ahí cuando hay que dar drogas para contener la inflamación y la hiper respuesta inmunitaria. Ya en ese momento hay cicatrices, y casi todos quedan con secuelas, y un grupito más chiquito se va a morir. Es la lucha por la supervivencia en la UCI.

JMO.: Esa es la etapa de la temible UCI.

OG.: Cuando usted tiene un paciente un mes en UCI, ese paciente ya no murió de Covid sino de las desregulación inmunitaria; murió de un daño cerebral, pulmonar o cardíaco. Lo importante es tratar de atacar el virus tan pronto entre. Eso fue lo que hicimos en el ancianato San Miguel

JM.: Cuéntenos la historia del ancianato que es bien interesante.

OG.: Son dos ancianatos, Juan Manuel. En total eran 475 ancianos. El primero es el San Miguel con 253 residentes y unos 180 empleados. A finales de julio del 2020 uno de los empleados resultó con COVID. Nos reunimos con las autoridades de Cali y les mostramos el protocolo que habíamos desarrollado desde marzo que apareció la pandemia en Colombia hasta julio del año pasado y que consistía en tratar a todo el mundo infectado o no, con dos drogas antiparasitarios que durante veinte años habían publicado sus efectos en dos virus primos del Covid, que eran el Sarc CO y el Mers CO, muy parecidos, ambos coronavirus. Y además habían mostrado sus efectos en otros virus corona.

Entonces nos dijimos, estas drogas tienen muchos años y sabemos sus efectos colaterales o tóxicos si los tuviera y vamos a darle un segundo uso. Miramos en la declaración de Helsinki que tan ético sería hacer un tratamiento con una droga no indicado y encontramos en el párrafo 37, Intervención clínica controlada, no experimental, intervención con criterio. Usted como médico puede utilizar lo que es bueno para su paciente si tiene evidencia de que no le va a hacer más daño. Con ese criterio se le dio el protocolo a todos los residentes y empleados. Mientras se le hacían las pruebas no nos pusimos a esperar. El resultado fue el siguiente: 59 residentes habían estado infectados y de estos 19 tuvieron síntomas leves y dos tuvieron síntomas con dificultad respiratoria que se hospitalizaron sin complicaciones. Al final del periodo de observación: cero muertos.

Son muchas las evidencias clínicas que tiene el grupo de Médicos-Covid Valle que han aplicado el protocolo desarrollado inicialmente por el Doctor Oscar Gutiérrez, con el que han salvado muchas vidas.

 

Te puede interesar:

¿Qué es lo que hace a Christian Daes, el creador de Tecnoglass, un empresario distinto?

-.
0
4000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Por covid, la definición del descenso en Colombia tendrá siete jugadores

Por covid, la definición del descenso en Colombia tendrá siete jugadores

9.149 casos nuevos y 155 fallecidos más por Covid en Colombia

9.149 casos nuevos y 155 fallecidos más por Covid en Colombia

En redes
¿Mario Hernández incumplió la cuarentena?

¿Mario Hernández incumplió la cuarentena?

Nota Ciudadana

"No somos héroes ni heroínas, somos profesionales con vocación"