Opinión

Que el pueblo se lo premie

Todos a quienes nos duele esta tierra vimos la luz y la esperanza con Petro y Márquez, que en cuatro años el pueblo colombiano se lo premie

Por:
agosto 10, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Que el pueblo se lo premie
La frase más inspiradora de toda la jornada estuvo a cargo de Francia Márquez: “Hasta que la dignidad se haga costumbre”.

En una soleada y bellísima tarde bogotana, el pasado 7 de agosto caminó Gustavo Petro desde el Palacio de San Carlos, acompañado de su señora esposa y sus hijos, hasta la Plaza de Bolívar para tomar juramento como presidente de la República de Colombia.

El trayecto estuvo adornado por silletas especialmente creadas para la ocasión, con flores del municipio antioqueño de Santa Helena, y las guardias indígenas y de las comunidades negras formaron calle de honor. Fue además recibido por senadores y representantes. Todo era alegría en una plaza atiborrada de bote a bote por invitados especiales y por un puñado de compatriotas emocionados que aplaudieron y acompañaron este acto de posesión. Reinaba en el ambiente una magia especial, una emoción enormemente conmovedora.

Fue una ceremonia que puso a vibrar a Colombia. Las plazas y parques de las ciudades principales atestadas de ciudadanos disfrutando de un desfile de artistas antes de la transmisión en pantalla gigante. El positivismo reinaba en el ambiente y en los rostros de la gente se percibía una sonrisa contagiosa.

La intervención del presidente del Congreso fue realmente excepcional. Roy Barreras se lució. Qué contraste con el discurso de hace cuatro años a cargo del senador de “las jugaditas” Ernesto Macías. Un palabrerío mal escrito, mal leído, y plagado de agravios inútiles es el recuerdo de ese triste momento. Roy, en cambio, dio una clase de alta política y dejó claro cuál es el talante del nuevo gobierno.

________________________________________________________________________________

La intervención del presidente del Congreso fue realmente excepcional. Roy Barreras se lució. Qué contraste con el discurso de hace cuatro años a cargo del senador de “las jugaditas” Ernesto Macías

_______________________________________________________________________________

La frase más inspiradora de toda la jornada estuvo a cargo de Francia Márquez: “Hasta que la dignidad se haga costumbre”. El gesto de que fuera la senadora María José Pizarro quien impusiera la banda presidencial a Gustavo Petro fue otro momento enormemente conmovedor. En ese instante recordamos a su padre Carlos Pizarro Leongomez y la contundencia de su aseveración que llevaba la senadora grabada en su traje - como si fuera en su piel- para que no se nos olvide: “Que la lucha por la paz no nos cueste la vida”. Le costó la vida a él y a miles de otros colombianos. Tenemos, sin embargo, la esperanza de la paz total y de la implementación de los acuerdos.

________________________________________________________________________________

La frase más inspiradora de toda la jornada estuvo a cargo de Francia Márquez: “Hasta que la dignidad se haga costumbre”

________________________________________________________________________________

El presidente Petro se notaba emocionado. Un hombre de carne y hueso con los ojos llorosos se dirigía por primera vez en calidad de primera autoridad a sus gobernados. Tiene que ser muy estremecedor llegar por las vías democráticas a la primera magistratura, con amplias mayorías, cumpliendo el sueño de querer cambiar el mundo y a Colombia. Se le ha dado esa oportunidad. En el decálogo de su discurso quedó claro el norte para los próximos cuatro años y cuál será la impronta de su gobierno.

Otra vez la nota discordante corrió por cuenta del expresidente Duque. En una de esas pataletas de niño pequeño, decidió que no permitir que saliera de Palacio la espada de Bolívar para ser testigo de la ceremonia de posesión de un ex integrante del M19. Vaya usted a saber el porqué. Con su absurda decisión, lo único que logró fue darle un bombo inusitado a una circunstancia que si no es por Duque no hubiera tenido la resonancia nacional e internacional que alcanzó.

Significativa la entrada del presidente a la Plaza de Armas y el saludo con las fuerzas armadas y en especial los honores rendidos por el batallón guardia presidencial.

Fue una posesión, muy concurrida, sobria y bonita. Todos aquellos a quien nos duele esta tierra vimos la luz y la esperanza. Así el Centro Democrático quiera cuestionar el evento y sus costos. Mucho más nos ha costado su desgobierno y sus decisiones equivocadas.

El presidente Petro y la vicepresidente Márquez han jurado cumplir fielmente con los deberes de su cargo, con la Constitución y con la ley. Esperamos todos que en cuatro años el pueblo de Colombia se lo premie.

-.
0
900
Juan Carlos Cuellar, el puente oculto entre el ELN y el gobierno

Juan Carlos Cuellar, el puente oculto entre el ELN y el gobierno

El encanto de Camila Fabri al servicio de la causa de la liberación de su marido Alex Saab

El encanto de Camila Fabri al servicio de la causa de la liberación de su marido Alex Saab

La disparada de las tiendas Oxxo en Colombia

La disparada de las tiendas Oxxo en Colombia

El K-Fir que se gozó Petro, lleva casi 30 años volando

El K-Fir que se gozó Petro, lleva casi 30 años volando

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus