Opinión

Qué Azúcar tan amarga

Quienes opinamos no tenemos la potestad de juzgar pero sí de mostrar nuestra indignación por la dureza, cercana a la confiscación, con que se está actuando

Por:
octubre 16, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Hay gente que se está refregando las manos de felicidad porque a los ingenios azucareros la Superintendencia de Industria y Comercio –SIC- decidió aplicarle una multa “ejemplar” que pone en serio riesgo la estabilidad de la principal actividad productiva del Valle del Cauca. ¡Yo no! Sin ningún reparo considero injusta la sanción y exagerada hasta niveles absurdos la multa.

En el periódico Portafolio, Asocaña publicó esta semana una carta abierta al Señor Presidente de la República en la que le ruegan que intervenga para que haya un juicio justo y trasparente. Y si las cosas que denuncian en su carta los azucareros resultan probadas el que deberá responder por la arbitrariedad de sus actos será el señor superintendente.

Por supuesto que los ingenios y su red de actividades empresariales no son perfectas. Muchas cosas deberían ser objeto de revisión y eventualmente habrán algunas particularidades que corregir y una que otra falta que pueda ser objeto de sanción, pero no como industria, castigada con penas que la llevarían al borde del desastre.

Deberían revisarse, por ejemplo, la utilización de las vías por parte de sus trenes cañeros para que contribuyan a mejorar la infraestructura que utilizan y tomen mejores medidas preventivas de accidentes. Deberían revisarse los sistemas de riego para optimizar la utilización del agua. Deberían replantearse las quemas que siguen ocurriendo en muchos sitios. Seguramente deberían revisarse también algunas actividades tercerizadas. Cosas así, que perjudican el entorno ambiental, laboral y de movilidad, son las que habría que estudiar para buscarles mejoras, pues la industria azucarera no es perfecta, pero si es la más organizada, la que más empleo genera en el campo colombiano, la que ha producido en la región suroccidente una serie de municipios con dinámica social y económica propia y que ha contribuido a contener el avance de actividades ilegales y el control de la subversión.

Sin embargo esto no es lo que le preocupan a la SIC. A este ente de control lo tiene muy mortificado que el precio del azúcar comercial se maneje supuestamente bajo criterios de “cartel” con repercusiones en el costo y en la entrada de azúcar importada lo que perjudica a otras industrias.

Asocaña asegura que esto no es verdad y da en su carta al presidente cifras, fechas y datos que parecen demostrarlo. Eso lo decidirá seguramente la justicia con apego a la ley y al debido proceso, que es lo que exigen los cañeros.

Los que opinamos no tenemos la potestad de juzgar pero sí de mostrar nuestra indignación por la dureza, cercana a la confiscación, con que se está actuando. Esta región le debe mucho a la caña y sin la caña el Valle y el Norte del Cauca serían otra cosa, serían simple y llanamente regiones mucho menos prósperas.

Que de la caña viven muchas familias, es cierto. ¿Y qué? ¿Acaso quienes así piensan tienen alguna alternativa igualmente productiva para sustituirla? ¡No! A quienes no les gusta esta agroindustria solo tienen una propuesta absurda: ¡que la acaben! ¿Y los puestos de trabajo? ¿Y los impuestos que pagan? ¿Y los recursos que generan? A ellos no les importan. Lo único que quieren es amargarle el azúcar a los “momios” como le gusta llamarlos con desprecio a un vallecaucano ilustre que vive en Bogotá y que con esta expresión demuestra fielmente una de nuestras más patéticas características regionales, la envidia.

www.margaritalondono.com

http://blogs.elespectador.com/sisifus

-.
0
1290
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Que tiemble Sebastián II

Que tiemble Sebastián II

La verdad de las Farc

La verdad de las Farc

Marxismo de moda

Marxismo de moda

Uribe, o ganar por W

Uribe, o ganar por W

Mujer negra vs Macho blanco

Mujer negra vs Macho blanco

¡Tranquilos!

¡Tranquilos!

Que le expliquen a Duque

Que le expliquen a Duque

Dando guerra

Dando guerra