Puigdemont no soportó la presión y se entregó

Dirigentes como Felipe González consideraban que huir a Bruselas dejando a su círculo de poder en la cárcel fue un acto de cobardía

Por:
noviembre 05, 2017
Puigdemont no soportó la presión y se entregó

Desde el lunes pasado Puidgemont buscaba asilo en Bruselas. No lo consiguió. Acaba de entregarse en una comisaría en Bruselas. En esta entrevista el ex presidente Felipe González, partidario del Estatuto de Cataluña, dice que la huída de Puidgemont a Bélgica fue un acto de cobardía.

 

-Llegados a este punto ¿en qué momento ve que se encuentra la disputa entre Cataluña y el poder central?

-La verdad es que cuando se plantea Cataluña y España se comete un error. Cataluña forma parte de España. España es un espacio público compartido que se constituye como Estado-Nación desde hace 500 años. Entonces no se entendería que se hable de España si no existiera Cataluña dentro de ese espacio público compartido. Es cierto que aquí hay cierta tensión o confrontación de relatos, no de legalidades. España, como Estado de derecho, está soportando la peor crisis de la democracia desde que empezó el régimen del 78, del que me considero representante absolutamente legítimo y quiero que lo llamen régimen del 78 para diferenciarlo de otros. Ello tiene un factor fundamental en el que hay una parte de los catalanes, y no Cataluña, que sin legitimidad y legalidad, han roto la convivencia en Cataluña; han roto el estatuto de autonomía en el que se basa su poder, han roto la Constitución y han desobedecido todas las sentencias de los tribunales.

¿Puede el encarcelamiento de ocho ex consejeros de Cataluña provocar una crisis política difícil de contener?

Yo nunca le daría ese enfoque. Yo he defendido la iniciativa política desde hace muchos años para enfrentar la crisis que se había planteado en Cataluña. ¿Por qué la he defendido? Porque la única manera de minimizar la dimensión penal que existe de los acontecimientos, inclusive la jurídico institucional, es porque acudimos al tribunal constitucional a que nos diga -y lo dice- que va contra la Constitución y el estatuto (de autonomía). Es lo que han hecho el 6 y el 7 de septiembre, acabando con el estatuto de autonomía y con la Constitución. Acudimos pro forma porque ellos mismos al votar de manera ilegal, como ha hecho Nicolás Maduro con la Constituyente, esas normas están afirmando que van contra el estatuto y contra la Constitución. No falta que nos lo diga nadie. Entonces, he querido priorizar la política porque es lo único que la política controla, el Poder Ejecutivo controla. Si se hubiera actuado entonces políticamente incluso con la aplicación del (artículo) 155 de la Constitución que es pura política y se lo hubiera hecho a tiempo, pues no estaríamos desencadenando los inevitables procedimientos penales y de otra naturaleza.

-¿Entonces lo que dice es que se está en esta situación por no haber hecho política?

-No creo que sea totalmente así, pero sí que la ausencia de iniciativa política ha abierto muchos más espacios a una dinámica, que tiene fundamentos de carácter penal. Un ejemplo, que se interpretará mal: imagínese que cuando el señor (Artur) Mas era presidente de la Generalitat y convocó a una consulta ilegal después de que el tribunal constitucional le diga: "Oiga, que usted no tiene competencias para hacerlo, que la situación no se lo permite ni el estatuto de autonomía en el que se basa su legitimidad permite hacerlo". Y dice: "Ah, está bien, lo hago". Imagínese que una persona en aquel momento hubiera sido requerida desde el punto de vista constitucional, del 155 que han satirizado. Es igual que el artículo 137 de la Constitución alemana. Oiga, yo no lo estoy ni amenazando penalmente, no, no. Simplemente usted no cumple con su función. No respeta sus competencias. Le llamo la atención para que vuelva a respetar el ordenamiento jurídico de la constitución y del estatuto de autonomía. En caso de que no lo haga, el Senado, con los trámites correspondientes, me da la posibilidad de suspenderlo de sus funciones.

-Pero en España depende del punto de vista el exceso político o de judicialización

-No hay puntos de vista. O sí los hay siempre. Yo que estoy contra de la judicialización de la política porque inevitablemente eso termina con la politización de la Justicia: modelo Brasil. Pero estoy en contra siempre y no en el caso de España. Lo que están haciendo los tribunales y en lo que casi todo el mundo está manifestando su respeto es que una señora Jueza atienda la petición del Fiscal y dicte prisión provisional sin fianza y como medida cautelar. Y la gente respeta porque es independiente el poder judicial. La magistrada que tomó la decisión es independiente.

-¿Cómo califica la actitud de Carles Puigdemont de viajar a Bruselas, no pedir asilo y al mismo tiempo negarse a presentarse ante la Audiencia Española? ¿Le parece habilidoso?

-Ojalá él no se moleste por lo que voy a decir. Me parece un acto de cobardía, casi de vodevil, que deja al pie de los caballos a sus seguidores y a más de la mitad de su gobierno. El gran argumento de la magistrada (española) sobre el riesgo de fuga no tiene que explicarlo mucho, ya se lo da solo el señor Puigdemont. Por las mañana se lo escucha decir una cosa ridícula. "En una democracia del siglo XXI", dice... Oiga, su discurso es de un nacionalismo irredentista, supremacista que es como mucho identificable con los desastres del siglo XX del nacionalismo, ¿cómo reclama que eso es del siglo XXI? ¿Cómo es que en el siglo XXI uno se puede saltar el estatuto y la constitución? Le diré algo intelectualmente divertido: Puidgemont no es presidente de la Generalitat, no porque haya sido destituido, sino porque él ha propuesto destruir la Generalitat y la Constitución. Por tanto, si fuera algo, que no lo es, sería presidente de la República Independiente.

-¿Cree que el mundo lo entiende?

-No creo. Aquí hay una sola legalidad como en cualquier país democrático. Imagine que la gobernadora de Buenos Aires (María Eugenia Vidal) lleva a la Legislatura el ejercicio de autodeterminación de la provincia de Buenos Aires para separarse de Argentina. Aquí hay una sola legalidad y dos relatos. Los relatos tienen una ventaja, y es que han contado un montón de mentiras, cosa que es bastante frecuente en nuestra sociedad. Cuantas mentiras de Trump se cree la gente que son verdad. Hay miles. En el relato han ido ganando.

-En la Argentina un ex vicepresidente ha sido detenido, al igual que importantes funcionarios de las anteriores administraciones kirchneristas. ¿Usted ve esto como un proceso que puede ser independiente, como una ola de la justicia o como algo promovido por el Gobierno?

-Hay dos ex presidentes de Perú también. Lo ha dicho hoy Pedro Pablo Kuczynski. Hay un montón de líderes brasileños encausados, perseguidos. ¿Eso lo veo como un cambio en la alternancia política en Argentina? Espero que no, creo que no, confío que no tenga nada que ver con el cambio de una nueva mayoría y de la presidencia. Me imagino, pero no tengo los datos para afirmarlo, que la actuación de la justicia es al margen de las relaciones del poder político. Eso en España es una evidencia, porque tiene algunos presidentes regionales del PP en prisión provisional. Lo que acaba de hacer además una jueza de la Audiencia Nacional no sea probablemente lo que desearía el Gobierno cuando disuelve y convoca a elecciones. Sólo confío en los jueces y que se extremen las garantías

-¿Observa que lo que está ocurriendo es un "Lava Jato" argentino?

-Creo que las comparaciones son raras. No lo veo y también tengo mis preguntas por lo que ha pasado en Brasil. Me refiero al impeachment contra Dilma Rousseff. Yo iba y venía a San Pablo entonces y las razones del impeachment no tenían nada que ver con los debates que llevaron al impeachment en la cámara Baja y en la cámara Alta. Es una cosa muy rara la que está pasando. Pero hay que ser delicado y evitar el riesgo en todas partes de lo que se ha llamado desde 1920, y después con Roosevelt, el riesgo del gobierno de los jueces. Estos aplican la ley y uno tiene que respetar que apliquen la ley. Cuando no se está de acuerdo tiene que tener derecho a decir que no lo apliquen, pero cuando los jueces invaden el territorio de la política porque termina de politizarse la justicia estamos ante ese fenómeno de gobierno de los jueces que distorsiona gravemente el ejercicio de la democracia.

-¿Cree que eso está pasando en Cataluña también? ¿Este encarcelamiento perjudica la estrategia de (Mariano) Rajoy?

-(Ríe) Me río porque la única manera que tengo de que me entendáis sería que entendierais lo que voy a decir. Hace 21 años salí del gobierno. Me represento solo a mí mismo. No hablo en nombre de nadie sino de mí mismo y a veces creo que no me represento ni a mí mismo. Lo más raro de lo que me ocurre es la dificultad que tengo para sentirme representado. Y creo que hay millones de ciudadanos que les pasa lo mismo que a mí. No me siento representado en lo que dicen los líderes. Y me refiero a mi partido.

-¿Pero cree que lo ocurrido perjudica la estrategia del gobierno?

-¿Pero es que tiene estrategia el gobierno? En el supuesto caso de que la tuviera, y esa estrategia coincidiera con la necesidad de que haya elecciones en Cataluña el 21 de diciembre? Creo que por fortuna no habrá ninguna inhabilitación para el 21 de diciembre. Ni siquiera la de Mas. A la gente se le olvida. Haré una broma grotesca. Algunos de los que no estén en libertad para hacer campaña y son candidatos, tendrán una ventaja relativa, no por no estar en libertad, sino por tener una excusa para no tener que explicar la cantidad de tonterías que han hecho para llevar a Cataluña al desastre. Usted tiene que ver las cosas que han dicho, eh. Por 2.000 empresas que han cambiado de domicilio en estas semanas han dicho exactamente todo lo contrario. Empresas que son catalanas y que llevaban más de un siglo allí. Y ellos han dicho que se han ido a los países catalanes. O sea el irredentismo nacionalista.

 

*Entrevista realizada por Natasha Niebieskikwiat para el Clarín.com

https://www.clarin.com/politica/entrevista-felipe-gonzalez-huida-carles-puigdemont-acto-cobardia-vodevil_0_HJ7AXbc0Z.html 

-.
0
1740
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Boris Johnson, el primer ministro que quiere sacar a la brava al Reino Unido de la Unión Europea

Boris Johnson, el primer ministro que quiere sacar a la brava al Reino Unido de la Unión Europea

Nota Ciudadana
Por el bien de todos, Cataluña se queda

Por el bien de todos, Cataluña se queda

La colombiana que salvó a su hermano, por una premonición, del horror de Isis

La colombiana que salvó a su hermano, por una premonición, del horror de Isis

El hijo del pastelero dispuesto a ir a la cárcel por la independencia de Cataluña

El hijo del pastelero dispuesto a ir a la cárcel por la independencia de Cataluña