Puerto Rico, un municipio del Meta que sobrevivió a la violencia

Después de 16 años transcurridos cuando más de 2.000 guerrilleros de las Farc atacaron indiscriminadamente la Estación de Policía del municipio, por fin sus habitantes viven en paz

Por: Sujey Rivera Amado
agosto 12, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Puerto Rico, un municipio del Meta que sobrevivió a la violencia
Foto: tomada de eltiempo.com

Ya han pasado 16 años desde aquel episodio del 10 de julio de 1999, cuando más de 2.000 guerrilleros de las Farc atacaron indiscriminadamente la Estación de Policía del municipio de Puerto Rico, en el Meta, 28 policías fueron secuestrados y cinco más fueron asesinados, dejando el último de sus alientos por defender la población y la seguridad del lugar. Aunque en las memorias de sus habitantes persisten los episodios de horror vividos, poco a poco los han ido dejando atrás gracias a la seguridad que reina en el municipio que les ha permitido a las administraciones de turno generar progreso y desarrollo para los habitantes.

A pesar de los difíciles momentos pasados, los puertorriqueños son un pueblo de gente pujante, echada para adelante, habitantes a los que la barbarie de la guerra les arrebató familiares, los expulsó de las tierras, apartó de los senos familiares, pero no les pudo quitar los sueños de un futuro lleno de oportunidades para todos y un municipio que les brinde mejores oportunidades de bienestar y desarrollo económico.

Hay que decir que esta tarea no la han hecho solos. La Fuerza Pública hace presencia de manera permanente en el lugar con la Brigada Móvil Nº4, el Batallón Fluvial de Infantería de Marina Nº32 Unidades del Comando Especifico del Oriente, adscritos a la Fuerza de Tarea Conjunta OMEGA y la Policía Nacional, así como los demás entes que conforman el componente de seguridad. Lo anterior ha permitido a las instituciones del Estado y las administraciones locales hacer presencia en lugares donde no era posible acceder, generando desarrollo en puntos claves como estabilización y pavimentación de vías en el sector urbano y rural. Esto ha mejorado la accesibilidad y movilidad para conectarlos al centro del país y la dinamización de la economía rural, ya que los productores del campo se han podido asociar y comercializar el producido de las cosechas de piña, plátano, yuca, mazorca, ahuyama; además, ahora se exporta cacao y sus derivados a países como Australia y Canadá.

El Coronel Héctor Fabio Aristizabal Mustafa, comandante de la Brigada Móvil Nº4, manifestó que la presencia del Ejército Nacional es permanente y ha ido más allá de la seguridad, pues se le han entregado al municipio con el apoyo de Consolidación Nacional obras de infraestructuras como el internado en la vereda La Rivera, en una estrategia de Prevención al Reclutamiento Ilícito de los NNA, la pavimentación de una doble vía en el casco urbano que mejoró el acceso de la población rural. A través de Colombia Responde, se realizó la construcción de un boxcoulvert en el sector de Puerto Ariari, que permitió el tránsito de carga pesada y la realización de Jornadas de Apoyo al Desarrollo acercando especialistas en diferentes ramas de la salud y profesionales en construcción de tejido social. Todas estas actividades los pobladores han sabido respaldar acudiendo de manera masiva. 

Luz Aliriahaidey Garzón es una mujer sobreviviente de la toma de 1999 y habitante de Puerto Rico. Recuerda que ese episodio fue muy violento y devastador: “Perdí un cuñado, quien murió en el hecho; me tocó salir de mi finca, alejar a mis hijos de sus estudios, perdí todo lo que tenía en el pueblo, a nosotros nos perseguían y nos intentaron matar varias veces”, afirmó.

Luz y su familia se vieron obligados a vivir en Villavicencio, donde permanecieron por espacio de tres meses sin trabajo, sin estudio para los hijos y había días que pasaban sin comer. “Cuando supimos que el Ejército estaba permanentemente en el pueblo decidimos volver y nos cambió la vida”, dice con lágrimas en los ojos, “gracias a que ellos están aquí pudimos recuperar nuestras vidas, sacar los hijos adelante y el pueblo progresar mucho. Yo pude crear mi microempresa con la que eduqué mis hijos”.

En la actualidad doña Luz tiene una microempresa llamada Manitas creativas en la que elabora productos con material reciclable y los comercializa en el municipio y las instituciones. Esta ha sido el soporte para profesionalizar sus hijos. Incluso, uno de ellos, Wilmar Ricardo Romero Garzón, es un patrullero sobresaliente en la Policía Nacional, quién se encarga de diseñar simuladores de vuelo en el Ministerio de Defensa Nacional.

Livaniel Moreno también fue víctima de la toma y en la actualidad ejerce como secretario de gobierno municipal. Manifesta que “la seguridad ha mejorado, ya que se observa un avance significativo en los componentes sociales, económicos y políticos. La presencia de la Fuerza Pública, desde el año 2000, ha sido fundamental para el desarrollo local, pues hemos podido llegar a lugares donde nuestra presencia era casi nula; de igual manera, trabajamos de la mano con el Ejército en el desarrollo de actividades que benefician a la parte rural y urbana, así como la gestión y ejecución de proyectos de infraestructura”, concluyó.

De otro lado, el padre Didier Martínez, párroco del lugar, aseguró que “el municipio ha cambiado en comparación a esa época de violencia y atraso”, afirma que hoy se puede ver una comunidad llena de esperanza, de progreso y desarrollo debido a la armonía reinante en el casco urbano y rural. El padre Didie  exalta la intervención que ha tenido el Estado a través de las instituciones, que, según él, han sido pieza clave para mantener la paz y la motivación para traer avance a la municipalidad.

Puerto Rico es un municipio que vive digital. Cuenta con la mayoría de sus calles pavimentadas, la principal vía de acceso está en proceso de pavimentación, las escuelas de formación artística permanecen activas con la presencia de niños y jóvenes. Los fines de semana y puentes festivos se reciben a visitantes que acuden a conocer los sitios turísticos, generando con esto dinamismo en la economía del creciente comercio del lugar. Tranquilidad, es lo que reflejan los rostros de los puertorriqueños, un pueblo de paz.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
7019

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Sigamos como piedras

Sigamos como piedras

Nota Ciudadana
El activismo digital y las redes sociales en el futuro político del Meta

El activismo digital y las redes sociales en el futuro político del Meta

Jorge Robledo y su apoyo al cuestionado Nebio Echeverry ¿Pecó por ingenuo?

Jorge Robledo y su apoyo al cuestionado Nebio Echeverry ¿Pecó por ingenuo?

Nota Ciudadana
En el Meta se fabrican ideas de paz

En el Meta se fabrican ideas de paz