A propósito de la amistad

Las relaciones que se sostienen a partir de la simpatía y la confianza son claves para el bienestar y desarrollo personal

Por: Aldo Yepes
junio 28, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
A propósito de la amistad
Foto: Pixabay

Se define a la palabra amistad como “afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato”. Sin embargo, el conocimiento avanza cuando se discierne. Allá donde una palabra venía designando algún objeto o afecto de forma genérica o indeterminada, el razonamiento, perspicaz e incisivo como filo de navaja se deleita en percibir nuevas palabras o crear nuevos significados para aludir más concretamente a la abundancia de matices que encierra ese afecto u objeto cuando es sometido a un análisis intelectual más preciso y severo.

La amistad se puede considerar un valor esencial. Este puede ser importante para que en el entorno común entre distintas personas aparezcan todo tipo de emociones, sin ir a los extremos recordemos que ese afecto personal de la amistad se fortalece con el trato. Asimismo, cabe decir que esta nace de esa relación duradera y de la necesidad del ser humano de comunicarse con otro, con el fin de expresar ideas y alejar un poco estados anímicos que pongan en riesgo el interés y el buen desempeño social.

Considero que la amistad recobra valor cuando se está buscando un cambio anímico, ante la necesidad de comunicar algo, cuando se busca un afecto personal que se trabaje a partir de simpatía y confianza, olvidando la atracción emocional con la aparición de atracción sexual, me refiero cuando se busca ese afecto aún más abierto que el amor, sin embargo, que no sea tan simple, claro, para hablar de “socios” en donde se tiene un interés ya sea económico o de ideología.

Para entender a lo que me refiero al momento de decir que el valor de la amistad se sostiene cuando se busca un cambio anímico, se puede hablar del miedo a la soledad y la búsqueda de acompañamiento que permita la transición lenta y sin apuros de un estado de melancolía a un estado de felicidad no permanente que permita un bienestar físico y mental para ambas personas.

A propósito de la necesidad del ser humano de comunicarse constantemente con otro. Ese poder de comunicarse y saber cómo transmitir los sentimientos, el saber escuchar y procesar la información requerida o transmitida (gracias a una relación duradera)… forma parte del lenguaje y de la comunicación oral, que son dos puntos importantes para nuestro desarrollo como sociedad.

La participación de las relaciones que se sostienen a partir de la simpatía y la confianza en las situaciones adversas ha sido importante para la formulación de preguntas y el desarrollo personal. Esto a partir de conversaciones por distintos medios, tratando de ser lo más honesto posible para evitar confusiones posteriormente. Esas situaciones adversas constantemente son por estado anímico o por alguna situación que se presentó anteriormente. Evitando daños físicos, siempre se invita al debate de ideas y puntos de vista a los distintos hechos presenciados.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
1167

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Disentir no aleja al amigo

Disentir no aleja al amigo