Profesión: víctimas

Orlando Burgos y Consuelo Cruz, tienen asiento en la Mesa Nacional de Víctimas como representantes de miles de desplazados. Pero, paradójicamente, en la Fiscalía tienen una veintena de denuncias.

Por:
Mayo 27, 2014
Profesión: víctimas

Orlando Burgos vive hace 14 años fungiendo como víctima. Consuelo Cruz vive hace siete años fungiendo como víctima. Estas afirmaciones y denuncias las han venido realizando diferentes miembros de la Mesa Nacional de Víctimas, específicamente los que pertenecen a las mesas de población desplazada, quienes advierten que la pareja Burgos-Cruz han utilizado sus cargos de representación para no solo beneficiarse particularmente, sino para abusar y estafar a los desprotegidos por los que dicen luchar.

LAS2ORILLAS, por ejemplo, conoció uno de los últimos procesos que la Fiscalía abrió a Orlando Burgos. Hace un par de meses, la oficina jurídica de la Dirección Nacional de Protección (UNP) pidió que se le abriera investigación a este líder por una presunta estafa, desfalco y, lo mínimo, abuso de confianza. La historia es la siguiente: la Dirección Nacional de Protección desde el año 2012 viene realizando reuniones en Bogotá para definir las medidas de protección de las víctimas desplazadas. En dichos eventos se les costean los gastos de transporte a los diferentes representantes provenientes de las cinco regiones del país.

Así, Burgos comenzó a recibir los pasajes de la aerolínea Avianca, pagados por la UNP. Un tiempo después se descubrió que Orlando Burgos estaba vendiendo los pasajes a terceros con la complicidad de un funcionario de dicha aerolínea. Todo indica que Burgos tiene más asiento en Bogotá que en Valledupar, lugar desde donde pedía los tiquetes ida y regreso. Además, aprovechaba que otras entidades estatales le ofrecían los mismos beneficios de transporte, Burgos sacaba partido y seguía pidiendo los vuelos. La UNP, logró identificar la venta de al menos seis pasajes ida y vuelta en el último semestre del año pasado. Incluso, uno de los cambios de trayecto fue tan extraño que pareciera un chiste: el tiquete que pertenecía a Burgos fue cambiado con destinos Guayaquil-Bogotá / Valledupar-Bogotá.

El anterior es solo un ejemplo de la decena de denuncias y procesos que Orlando Burgos tiene en diferentes fiscalías en todo el territorio nacional. LAS2ORILLAS obtuvo un documento de dicha entidad judicial, el cual revela que Burgos tiene 24 procesos (noticias criminales en términos de la Fiscalía) vigentes hasta el momento. Trece en Bogotá, cuatro en Cali, cuatro en Bucaramanga y otras en Tuluá, Palmira y Floridablanca. El reconocido abogado penalista Daniel Mendoza, cuando se le preguntó por un fenómeno de este tipo, aseguró que “Estamos frente a un personaje delicado y quizá un delincuente. Es que más de 10 procesos en una persona natural que no es funcionario público, como un alcalde o el Presidente, que además posa como víctima, ya es demasiado. ¿Ahora 24 procesos?, aquí estamos ante algo anormal”.

Al indagar un poco más, las denuncias que tiene vigentes este líder de las víctimas desplazadas por la violencia, van desde estafa, lesiones personales, abuso de confianza, hasta acoso sexual. “El problema no es nuevo, personas como Burgos, coordinador vitalicio de la mesa de fortalecimiento de población desplazada, vienen atornillados a estos espacios desde su creación con Acción Social y solo en búsqueda de su interés oportunista.”, manifestó un miembro de la mesa de fortalecimiento que prefirió no divulgar su identidad, revelando que siente miedo de lo que puedan hacer Burgos y su grupo.

A oídos de varios funcionarios estatales también han llegado otra decena de quejas que las propias víctimas han preferido callar, por el perfil y poder que Orlando Burgos, a cualquier precio, ha conseguido durante estos años. Le tienen miedo. Dan cuenta, por ejemplo, que el líder se aprovecha de su posición para ofrecerles preventas a la hora de buscar integrar las listas de los programas que ofrece el gobierno, pero a cambio les pide dinero. Aprovecharse del desconocimiento de las víctimas que no saben ni cómo llenar un formulario para recibir sus reparaciones, es una de sus armas. Incluso, una de las afectadas que pidió omitir su nombre, afirma que Burgos se aprovecha sexualmente de las mujeres y se jacta con vídeos después de haberlas grabado.

¿Pero quién es Orlando Burgos? Según su propia versión, nació hace 50 años en Barrancabermeja. Después de realizar sus estudios hasta bachillerato, dedicó sus días a trabajar en la parte de ventas de una imprenta de esa ciudad. Tuvo un hermano llamado Francisco que estudió historia en Moscú, y fue profesor de la UIS, pero en 1988 lo asesinaron las nacientes autodefensas. Más adelante en el año 1999, según la versión de Burgos, se ve obligado forzosamente a desplazarse de Barrancabermeja por liderar la apropiación de un terreno para construir la vivienda de una comunidad en extrema pobreza. Por esos días, cuenta el hoy líder, asesinarían a otro hermano. De tal suerte que en el año 2000, hace 14 años, se integra a la Coordinación Metropolitana de Población Desplazada para reclamar al Estado por sus derechos. Dado su liderazgo de carácter cívico, se empapa de todo cuanto tiene que ver con la defensa de los derechos de las víctimas, específicamente los de desplazamiento forzado. Comienza a liderar cada una de las reuniones y trabajos para ser atendidos, de modo que es elegido por aquella organización para que los represente en la Coordinación Nacional de desplazados, donde estaban 16 asociaciones que contaban con 2600 afiliados.

Pronto, es elegido como parte de la junta directiva de aquella coordinación nacional para empezar a representar a las víctimas del nororiente de Colombia. Así va escalando puestos representativos hasta llegar a ser un líder que tenía contacto directo con los funcionarios del gobierno estatal encargados de los temas de desplazamiento forzado. Por esos días, dice él mismo: “Me independizo de las organizaciones que representaba y en el año 2009 fundo una organización de carácter nacional que se llama la Corporación Colombiana de Desplazados y como director sigo con mi trabajo”. Entrado el 2010 llega a la máxima instancia de interlocución con el Estado: es elegido como representante en la junta directiva de la Mesa Nacional de Fortalecimiento, pero además, lo escogen como coordinador nacional de dicho espacio.

En su gran mayoría los líderes de otras regiones, a pesar de haber sido víctimas del desplazamiento, combinan su activismo en la defensa de los Derechos Humanos con algún trabajo o profesión básica para poder subsistir. Trabajan para poder obtener los recursos para ellos y sus familias en cuanto a alimentación, vestido, vivienda, estudio, etc. LAS2ORILLAS, quiso indagar sobre el empleo o el trabajo del cual vive Orlando Burgos pero este no volvió a contestar su teléfono. “Orlando no trabaja hace años, él vive de ser el coordinador de la mesa de fortalecimiento de población desplazada, viaja por todo el país pidiendo plata por todo”, manifestó un líder de población desplazada que prefirió no dar su nombre.

“Las mesas de fortalecimiento de población desplazada fueron acabadas por las prácticas corruptas de personas como Orlando Burgos, Nicolás Baute y Consuelo Cruz, sus manejos amañados hicieron que las organizaciones de desplazados cansadas de tanta manipulación se retiraran del espacio. Lo que hay hoy es una estructura de papel manejada a su antojo por Orlando Burgos y Consuelo Cruz, que además mantienen una relación amorosa”, manifestó otro líder de una organización de desplazados que perteneció a las mesas de fortalecimiento.

Consuelo Cruz y Orlando Burgos

Consuelo Cruz y Orlando Burgos

En efecto, las denuncias también involucran otro nombre: el de Consuelo Cruz. Esta mujer oriunda de Cali, se declaró víctima desde el año 2007. Curiosamente, como si se repitiera el prontuario pero con nombre de mujer, Consuelo tiene una decena de procesos vigentes en la Fiscalía. LAS2ORILLAS tiene la relación de 17 denuncias criminales como técnicamente las llama la Fiscalía, en contra de esta otra líder de las víctimas. Diez en fiscalías de Cali y las otras siete en ciudades como Bogotá, Tuluá, Palmira, Pereira, Jamundí y Carmen de Bolívar.

En su mayoría las querellas judiciales han sido entabladas por estafa.  En una de las denuncias la líder, por ejemplo, es acusada de utilizar su cargo de representación para ofrecer subsidios, mercados y otros beneficios a las víctimas a cambio de pequeñas sumas de dinero, que con gran esfuerzo entregaban las víctimas pero quienes al final no recibieron los beneficios prometidos –por los cuales ninguna persona puede cobrar-, ni mucho menos el dinero que trabajando se esforzaron por conseguir. Verbi gracia, en el proceso con número 760016000197201100106, se acusa a Consuelo Cruz de ofrecer mercados mensuales de un millón de pesos del programa de alimentos del Banco Mundial a cambio de pagarle una inscripción por 30.000 pesos a decenas de desplazados del Valle. Así, pesan en su contra otras denuncias por estafa e incluso una por haber adulterado la firma y un documento público de una investigadora de criminalística del sector de Agua Blanca en Cali.

Consuelo Cruz ha vivido en la ciudad de Cali la mayor parte de su vida. Hija de un cerrajero y de un ama de casa, cuenta ella, se vio obligada a declarar el primer hecho victimizante cuando paramilitares mataron a su hermano. Graduada del bachillerato, se enamoró y se fue a vivir con su esposo al municipio de Tumaco (Nariño), exactamente en la vereda San Luis Robles, allá coincidencialmente volvió a ser víctima de desplazamiento forzado por otro grupo paramilitar. En el año 2007, entró a formar parte de la Fundación Servihumano en la ciudad de Cali, donde llegó a ser su secretaria. Al final de ese mismo año crearía su propia fundación llamada Retorno a la vida, en la que logró asociar a 350 familias, la mayoría mujeres cabezas de hogar. En tal escenario estudia todo lo concerniente a la legislación para las víctimas del desplazamiento, por lo cual comienza a brindar a asesorías jurídicas a las personas que lo necesitaran. Así mismo, buscó que las integrantes de la fundación pudieran acceder a programas de la alcaldía de Cali y de la gobernación del Valle.

Consuelo Cruz en entrevista con LAS2ORILLAS, asegura que en la oficina que tienen en el Distrito de Agua Blanca, “Se atienden entre 30 y 80 personas por día”, un ejercicio muy loable si se tiene en cuenta que estas fundaciones están registradas sin ánimo de lucro. Dentro de los logros que la líder destaca ha realizado su organización hay una bastante polémica: cuenta Consuelo Cruz en entrevista grabada por este medio que la fundación logró gestionar las casas gratis para 120 familias en el proyecto de Llano Verde, las cuales fueron entregadas a finales del año pasado. “Primero logramos que las familias tuviéramos cartas cheques y después de gestión con la alcaldía entraron a ser parte de ese listado de las cien mil viviendas gratis”, cuenta Cruz. Sin embargo, este medio indagó con funcionarios del Ministerio de Vivienda, quienes afirman que ninguna persona puede jactarse o hacer creer que puede inscribir a una persona o familia dentro de este plan de gobierno, puesto que funciona con una base de datos de las personas más pobres del país que se han registrado desde el año 2000. Incluso, hay una suerte de puntaje, según la historia de la familia.

Con tanta actividad diaria y tantas ocupaciones por los derechos de las víctimas, LAS2ORILLAS, le preguntó a la líder, en qué trabajaba o de qué depende su sustento o el de su familia. En palabras de Cruz, da cuenta que “Mi fundación ha hecho algunos proyectos, hizo dos proyectos con la alcaldía de Cali, uno de prevención y protección y una feria artesanal. En mi casa vendemos minutos,  tenemos una sala de internet, hacemos trabajos de internet, vendo ropa y lo que me salga”.

En su defensa cuando este medio preguntó por las denuncias de prácticas corruptas, manipulación de las mesas de fortalecimiento y por el monopolio que ejercen sobre ellas, Cruz aseguró lo siguiente: “Yo no le debo nada a la justicia, tengo en mi poder todas las aclaraciones de esas denuncias, que cuando salga en su revista lo voy a hacer y entraríamos a demandar. Las mesas de fortalecimiento se acabaron por un decreto que sacó el gobierno nacional. Y precisamente por eso, porque hacia un trabajo que al gobierno no le conviene, hoy existe una mesa nacional de víctimas del cual todos los dirigentes también están hablando mal (…) Tengo una persecución política por algunos líderes de la mesa de fortalecimiento, donde es un escenario muy machista y yo logré imponer a pesar de mi corto tiempo ahí. Me he ganado enemigos políticos, de hecho hoy tengo un esquema (de seguridad) de la UNP porque me intentaron matar”.

Pero los procesos, al contrario de lo que afirma Consuelo Cruz, están vigentes. Denuncias que han sido interpuestas, no por líderes de las mesas, o por funcionarios del gobierno, sino por humildes víctimas que reclaman sus derechos pero que al parecer han sido abusadas por quien las representa. “Todo el trabajo, el esfuerzo de los líderes que le apostamos a luchar por los derechos de las víctimas se ve empañado por representaciones dañinas como la del señor Orlando Burgos y la señora Consuelo Cruz, no nos explicamos como la Fiscalía que conoce de las denuncias deja que siga pasando todo esto”, le dijo a LAS2ORILLAS un representante que en el mes de marzo asistió a uno de los eventos con la Procuraduría General de la Nación.

Y es que, paradójicamente, Orlando Burgos y Consuelo Cruz, son dos de los nueve miembros del Comité de Monitoreo y Control, un espacio donde representan a las miles de víctimas delante de los altos funcionarios de la Procuraduría, la Contraloría y la Defensoría del Pueblo, con el objeto de vigilar la debida aplicación de la ley de víctimas. De hecho, el mes pasado los recibió el propio Procurador General de la Nación, quien tal vez de haber sabido que se sentaba junto a dos personas con tantas denuncias en sus haberes se habría parado de la mesa.

Orlando Burgos en la mesa con el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez

Orlando Burgos en la mesa con el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez

-Publicidad-
0
16983
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
William Ospina revela las claves de su última novela: Guayacanal

William Ospina revela las claves de su última novela: Guayacanal

Regresan las fumigaciones de glifosato: Duque vs. científicos

Regresan las fumigaciones de glifosato: Duque vs. científicos

La ensoñadora América gringa con look antipático

La ensoñadora América gringa con look antipático

Goles y balones, la propuesta del excomandante Pedro Baracutado en el Chocó

Goles y balones, la propuesta del excomandante Pedro Baracutado en el Chocó