¡Presidente Duque, sálgase de su ortodoxia neoliberal!

La vida es primero. Además, sin ella no puede haber desarrollo económico, social ni político

Por: Jose Arlex Arias Arias
abril 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Presidente Duque, sálgase de su ortodoxia neoliberal!
Twitter: @IvanDuque

No es ningún dilema: el razonamiento lógico indica que el primer derecho fundamental del ser humano es el de su propia vida. Es un derecho universal, es decir, que le corresponde a todo ser humano. Es necesario para poder concretar el resto de derechos. También está fundamentado en el artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y sin él se impondría la ley de la selva, del más fuerte, del "sálvese quien pueda". Con la pandemia del COVID-19, los dogmáticos del modelo económico neoliberal quieren colocar a las personas entre "la espada y la pared", poniéndolos a escoger si primero son las mercancías, el empleo, los indicadores económicos y la acumulación de riquezas o el respeto a la vida de trabajadores y población. El ser humano necesita de empleos dignos para poder desarrollar el resto de sus derechos, pero el mercado y las empresas tienen que apuntalarse en el indeclinable respeto por el derecho a la vida. El gobierno del presidente Duque acierta en prolongar el aislamiento preventivo obligatorio, que iba desde el 24 de marzo hasta el 13 de abril, durante otras dos semanas hasta el 27 de abril, a pesar de la presión de algunos "desalmados", y los colombianos esperan que dicha medida se mantenga por el tiempo que sea necesario para garantizar sus vidas.

La defensa de los empresarios y el capital nacional debe ser uno de los principales objetivos de un gobierno democrático, porque con ellos se pueden garantizar empleos dignos y acceso a los principales productos, bienes y servicios. Hoy, cuando el aparato productivo ha sido arrasado por las medidas neoliberales, el gobierno de Duque se ve "a gatas" para comprar artículos elementales para garantizar el derecho a la vida en clínicas y hospitales, lo que evidencia el atraso. Lo grave es que, de prolongarse la pandemia, al depender de las importaciones, tendría más dificultades para cubrir las necesidades alimentarias de la población, pues queda bajo el imperio de decisiones de otros gobiernos, que tienen sus intereses. Así queda clara la importancia de que el aparato productivo nacional esté en capacidad de abastecer su mercado interno.

Sobre cómo ayudar a la población y a los empresarios, en carta al presidente Iván Duque del pasado 22 de marzo, el senador Jorge Robledo le dice: "No es la hora de una ortodoxia económica", y le hace propuestas que apuntan a recaudar recursos para enfrentar la crisis para: (i) Fortalecer y adecuar el sistema de salud, (ii) ampliar la capacidad de compra de informales y clase media y (iii) defender y estimular el aparato económico. Le pide reorientar el gasto público y tomar las utilidades del Banco de la República, Ecopetrol e ISA, así como las de las inversiones; suspender gastos no prioritarios; tomar cinco mil millones de dólares ($20 billones) de las reservas que reposan inactivas en bancos en el exterior; se plantee con la comunidad internacional la refinanciación de deudas públicas externas —este año hay compromisos por $14,2 billones—; recurrir a emisión del Banco de la República e incluso cambiar la reforma tributaria de 2019 en las rebajas de impuestos a las quinientas mayores empresas. Los recursos se invertirían para: (a) el sector de la salud, de manera prioritaria; (b) para el gasto básico de los colombianos; y (c) recursos para respaldar la producción de bienes y servicios. ¡Presidente Duque, sálgase de su ortodoxia neoliberal!

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
40500

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La lucha de clases en un continente agitado

La lucha de clases en un continente agitado

Nota Ciudadana
Duque, el presidente más débil de toda Sudamérica

Duque, el presidente más débil de toda Sudamérica

Reprimenda de Fajardo a Duque

Reprimenda de Fajardo a Duque

Nota Ciudadana
Duque, coja el toro por los cuernos

Duque, coja el toro por los cuernos