Positivismo, la epidemia que acecha a Bogotá y a Colombia

"Falta que Duque designe a Jorge Duque Linares como asesor para orientar y motivar a sus carteras, pues todas andan perdidas y sin credibilidad"

Por: Germán Vargas G.
julio 29, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Positivismo, la epidemia que acecha a Bogotá y a Colombia

A los resultados de las pruebas COVID-19, se suman los “falsos” positivos que protagoniza el negligente e inane gobierno de Iván Duque, en Prevención y Acción, y las “familias” positivas en el igualmente torpe y soberbio gobierno de Claudia López.

Luces, cámara, acción. Duque le gusta más la pantalla que el ejercicio de gobierno. Pero eso no es novedad, pues es consabido que la especialidad del partido de gobierno es hacer pantalla para cubrir casos como la ñeñepolítica. Como sea, tras el contragolpe que sufrió durante las marchas del último trimestre de 2019, la pandemia reforzó el sistema inmunológico de la presidencia.

En sus reportajes diarios intenta conmover aún más que el histriónico presentador Juan Diego Alvira, quien aprovechó el “te odio” de la hija de Paloma Valencia para hacer una nota infame y repugnante. No obstante, igual que el “susodicho”, logra el efecto contrario; de hecho sus disparates, falta de pertinencia y originalidad, parecen hechos a la medida del show de Suso.

Lo saben incluso los medios de comunicación afines al partido que representa. De hecho, La FM reportó el año pasado, meses después de que se posesionara como presidente, que “Colombia ya no está entre los países más felices del mundo” (20/3/2019). Dando continuidad a ese logro, utilizando la referencia que actualizó el World Happiness Report (2020), el país sigue cayendo y ocupa la posición 44: ¿recuerdan que los colombianos estábamos jodidos pero al menos parecíamos contentos?

La Ley 100, calificada sobre 100 se rajó desde su creación. Su gestor, siendo presidente, también constituyó Positiva Compañía de Seguros y Riesgos Laborales; la pandemia demostró que en este vulnerable y desprotegido país lo único seguro es el riesgo y la incertidumbre. Sin embargo, no aprendemos, y los resultados democráticos parecen ser peores que la enfermedad.

Urgidos de noticias positivas, falta que Duque designe a Jorge Duque Linares como asesor para orientar y motivar a sus “carteras”, pues todas andan perdidas y sin credibilidad. Cambio de canal y encuentro a Juan Lozano en Mujeres de ataque. Insisten con el lenguaje beligerante.

Cambio de tercio hacia la Bogotá Positiva, recordando que ese era el lema del corrupto gobierno de Samuel Moreno. Ahora parece que lo hubiese apropiado la alcaldesa Claudia López, en atención a las Familias Positivas que viven una situación negativa. Esto resulta tan confuso como la directriz de que en los días pares pueden salir los números de cédula terminados en impar.

Se necesita un doctorado en Ciencias Políticas para entender esos galimatías; y es que si propone rotar género, emergen otros tantos; sin embargo, prefiero concentrarme en la actitud, que es conflictiva, pues se dedica a buscar culpables y no asumir responsabilidades. Tampoco ha sido modelo de liderazgo positivo, pues dejó una señal negativa su incidente en Carulla y actúa ante las cámaras sin mascarilla aunque pretende ejercer pedagogía.

Aislamiento inteligente, y positivismo. Eso es lo que nos intentan vender los mencionados gobernantes y medios de comunicación, aunque criticaron a Petro ─tampoco santo de mi devoción─ cuando ordenó que no saliéramos a la calle con celular para evitar que fuéramos víctimas de robo: hoy la modalidad aplica para los obesos, ignorando los síntomas de malnutrición que deja la pandemia, y falta de consenso científico en torno a la validez del índice de masa corporal. Por cierto, ¿la policía vigilará con báscula?

En el país de las reglas absurdas, que además no se cumplen, Claudia demuestra falta de “pragmatismo”. Entretanto, los periodistas hacen reportajes en los que entrevistan especialmente a ciudadanas, que pueden dar lugar a un sesgo en el que insinúan o hacen explícita una declaración conjunta: “viejas” y “gordas”.

Finalmente, el régimen tecnócrata ─capitalista y científico─ también contraviene el “positivismo”; nuestra vicepresidenta descalificó como pseudociencia a la sicología y sociología (aunque ella se dedica a las ciencias políticas), y la aplicación de un algoritmo de inteligencia artificial destinado al “Sentiment Analysis” me permite reconocer las “trampas” y los “juegos” del lenguaje que se reproduce en los medios de comunicación y las redes sociales.

Apelando a los fundadores del positivismo, Comte concluiría que el infantil gobierno nacional sigue aferrado a un “fase teológica o mágica”, creyendo en la deidad utilitarista, representada por Mill, por lo que sus convenientes reformas tributarias ignoran que son una ley general, y se resisten a aplicar una renta básica igualitaria como ley universal.

No pretendo con esta reflexión parecer negativo, pero sí sujeto del antipositivismo; es mi interpretación de la situación de la capital y el país, y la influencia de sus gobernantes en permanente polarización.

Para terminar, necesitemos que las EPS ofrezcan terapias de psicología positiva, individual, distrital y nacional, y le recomiendo a Duque y López que lean Micromotivos y macroconductas, donde Schelling (1978) analiza causas y consecuencias de la polarización.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Y la bomba social le explotó a Duque, el más inexperto de todos

Y la bomba social le explotó a Duque, el más inexperto de todos

¿Claudia López está discriminando a los gordos?

¿Claudia López está discriminando a los gordos?

Colombia frente a la ONU: entre la transgresión y el ridículo

Colombia frente a la ONU: entre la transgresión y el ridículo

En redes
“Dejen la cizaña Duque y yo trabajamos juntos”: Claudia López

“Dejen la cizaña Duque y yo trabajamos juntos”: Claudia López