Opinión

Posconflicto y lucha popular en Colombia

¿Están preparados los movimientos sociales para coincidir en algunos aspectos de la lucha popular con los nuevos-viejos actores que retornan de la insurgencia?

Por:
enero 29, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Bajo los supuestos de paz y convivencia pacífica en las formas de hacer política y de abordar el proyecto democrático en Colombia, nos atrevemos a imaginarnos lo que será el escenario del postconflicto y la lucha popular como un ejercicio necesario para los actores sociales del país.

Se deja a un lado el incremento de la violencia urbana de bandas criminales y de delincuencia común y organizada –eso es tarea de otro análisis- y nos centramos en el espeso y complejo ambiente que brotará del postconflicto y el realineamiento de las fuerzas y movimientos sociales.

¿Qué le espera a los movimientos sociales de Colombia en el escenario del postconflicto?

Una pregunta mayor que puede desdoblarse en otro interrogante:

¿Qué acciones deben plantear los movimientos sociales de Colombia en el nuevo escenario del posconflicto?

A lo largo de la violencia en Colombia los movimientos sociales de una manera u otra han sido vistos con múltiples aristas por parte de los actores del conflicto armado. Para algunos agentes del Estado eran brazos extendidos del movimiento insurgente y eso los puso en la mira de las balas asesinas;  desde otros puntos, eran la expresión legítima de la capacidad de asociación, organización y lucha popular para reclamar derechos y lograr conquistas sociales. Por su parte, los mismos grupos insurgentes también hacían lecturas respecto a los intereses que defendían los movimientos sociales y se les veía —algunas veces— como la avanzada de un proyecto burgués y capitalista que intentaba neutralizar a las fuerzas sociales.

La historia repetida hasta el cansancio indica que la complejidad de la violencia en Colombia, arrastró como un vendaval a los movimientos sociales hacia un sin retorno en la conquista y defensa de los derechos de la población y que muchas veces, las tensiones propias de la lucha popular y las doctrinas de seguridad nacional asumidas desde el Estado, lo convirtieron en un foco de interés para la represión y recrudecimiento de la escalada de violencia: un dilema extendido de la lucha popular y política planteaba el alinearse o no con la lucha armada; el compartir o no los métodos de la insurgencia y el derecho también —en últimas— de defenderse de la represión oficial y no oficial que bañó de sangre a las páginas de la lucha popular en Colombia.

Buena parte de los cuadros importantes de la insurgencia se cocinaron en esos escenarios de lucha popular y movimientos sociales a los cuales el establecimiento les negó una forma legal y legítima de hacer política y reclamar derechos sociales.

Dejaron el ambiente del asfalto y el aire urbano con su lucha frontal y de argumentos políticos para pasar a respirar el aire de las selvas y montañas, en la clandestinidad, armados y en permanente zozobra; fue el camino facilitado por las dinámicas políticas mezquinas y retrógradas de un sistema.

El escenario del poscconflicto hace parecer que la historia gira en sentido contrario,
para mostrarnos el retorno de cuadros de la insurgencia hacia la lucha política y popular
que se encarna desde el nuevo proyecto de convivencia pacífica

Ahora el escenario del poscconflicto hace parecer que la historia gira sobre su propio eje, pero en sentido contrario, para mostrarnos el retorno de cuadros importantes de la insurgencia —desde las selvas y montañas— hacia la lucha política y popular que se encarna desde el nuevo proyecto de convivencia pacífica prometido en el asfalto y el aire urbano de nuestras ciudades y pueblos.

¿Están preparados los movimientos sociales para coincidir en algunos aspectos de la lucha popular con los nuevos-viejos actores que retornan de la insurgencia?

La dejación de armas y la firma de los acuerdos de paz le plantean a los movimientos sociales y a la lucha popular en Colombia, una nueva combinación de elementos para reformular imaginarios, rediseñar utopías, calificar actores sociales y proponer objetivos con dimensiones claras de conquistas populares, de derechos humanos y de sustentabilidad ambiental.

¿Si la insurgencia deja de ser un objetivo militar del Estado y la lucha popular se redimensiona con otros elementos y combinaciones de intereses, qué nuevos objetivos se deben formular por parte de los movimientos sociales para interactuar con el establecimiento?

Las condiciones políticas de la lucha armada cesan y le dan paso a la lucha popular y a la consolidación de movimientos sociales con claros intereses y con la firme convicción de que se debe seguir insistiendo por los proyectos políticos válidos en este escenario global uniforme y transcultural; donde se imponen valores universales ampliamente compartidos y se deja a un lado las visiones parciales; a cambio, se exigen más apuestas colectivas en la construcción social del bienestar, la calidad de vida, la preservación del planeta y la lucha contra la desigualdad.

Coda: cuanto no daríamos por tener vivos a una cantidad valiosa de actores sociales que cayeron asesinados por las balas de cualquier lado y que hoy aportarían importantes juicios y esfuerzos al postconflicto y a la lucha popular.

-.
0
1235
El boom por los conciertos que ha enriquecido a los 3 amigos dueños de Tuboleta

El boom por los conciertos que ha enriquecido a los 3 amigos dueños de Tuboleta

Lesbianas, tríos y nalgadas: cuando Verónica Orozco escandalizaba la tv colombiana

Lesbianas, tríos y nalgadas: cuando Verónica Orozco escandalizaba la tv colombiana

El día que la policía masacró a estudiantes dentro de la Universidad Nacional

El día que la policía masacró a estudiantes dentro de la Universidad Nacional

Carlos Suarez, el general que destapó los falsos positivos y terminó descabezado

Carlos Suarez, el general que destapó los falsos positivos y terminó descabezado

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus