¿Por qué terminó Petro nombrando al cuestionado Jaime Dussan en Colpensiones?

El presidente de Colpensiones, conocido por su politiquería, está ya sacando las uñas. Aquí la razones de por que Petro le soltó esta institución clave

Por:
diciembre 26, 2022
¿Por qué terminó Petro nombrando al cuestionado Jaime Dussan en Colpensiones?

La presidencia de Colpensiones, uno de los puestos más cruciales y mejor pago del país, estuvo vacante tres meses ¿La razón? El cargo tenía nombre propio: Jaime Dussán, el exsenador Presidente del Polo.

Se trata del único cargo de alto vuelo que pidió el partido que avaló a Francia Márquez y que terminó jalonando la colectividad más organizado de la izquierda, con estructura nacional y una bancada de peso cuando el proyecto de Petro y el Pacto Histórico estaba en ciernes dos años atrás.

Una vez se escindió, Jorge Enrique Robledo, uno de los tres senadores más votados y con prestigio de haber sido escogido durante cinco años consecutivos como el mejor del país, para conformar el partido Dignidad, Jaime Dussán, Álvaro Argote y Alexander López quedaron de amos y señores del Partido, con más de $ 1 mil millones en caja, que le había dejado la anterior directiva.

López asumió la presidencia y Dussán la secretaria general, el cargo más importante en la estructura de un partido de izquierda.

Olvidaron las diferencias y viejas rencillas que Petro, entonces candidato de la Colombia Humana, había tenido con el partido en el pasado, cuando el Polo  apoyó la candidatura del alcalde Samuel Moreno y cuando se enfrentó al más querido de los dirigentes del Polo, el excandidato presidencial Carlos Gaviria, en la consulta interna para escoger candidato presidencial para las elecciones en las que terminó imponiéndose Juan Manuel Santos como continuidad de Álvaro Uribe en el Partido de la U.

La consulta interna para elegir candidato presidencial del Polo en el 2010 terminó fracturando irremediablemente la izquierda

Para esas elecciones del 2010, el exmagistrado Carlos Gaviria quería volver intentarlo tras el gran resultado obtenido cuatro años atrás en su intento por atajar la reelección de Álvaro Uribe. Obtuvo entonces la mayor votación histórica de la izquierda. Se sometió entonces a una consulta interna con el entonces congresista Gustavo Petro.

El resultado fue una agria contienda a la que el columnista y escritor Héctor Abad Facciolince se ha referido en distintas oportunidades y que lo mantiene alejado del hoy Presidente. Son en buena medida las mismas razones que mantienen al exsenador Jorge Enrique Robledo alejado de Petro y convertido en uno de sus más fuertes críticos. El abismo entre ellos parece insalvable.

Los casos de respaldos entre las figuras de la izquierda difieren entre sí. Por ejemplo, el senador Iván Cepeda, otro de los pesos pesados del Polo Democrático, nunca dudó en apoyar el proyecto de Petro y por ello es hoy uno de los tambores mayores en el gobierno e influye definitivamente en todas las negociaciones de paz, con el Comisionado de paz Danilo Rueda entre sus alfiles. Fue él quien tuvo el cabezazo de la propuesta de tierras de Fedegán y luego la vinculación del presidente del gremio José Félix  Lafaurie a la mesa de negociación del ELN. Tiene peso propio y no como cuota de partido.

El caso de Dussán fue distinto. Fue su forcejeo desde la Secretaria general del Polo, unido a López y Argote, el que permitió poner la maquinaria en función de la candidatura y la entrada prematura al Pacto Histórico, en un momento en el que Petro necesitaba ese aire. La jugada le salió a Dussán por punta y punta.

Dussán logró que entraran veinte militantes de un partido a las listas del Pacto, consciente que sin los votos de Jorge Enrique Robledo difícilmente sobreaguaría en las legislativas. De estos seis resultaron elegidos senadores y ocho representantes a la Cámara: fue la resurrección del Polo Democrático y de paso se convirtieron en un fuerza de peso en la coalición de gobierno.

La cuenta de cobro del Secretario General no podía ser menor, habida cuenta además de que el Presidente del Partido Alexander López, además de haber logrado su curul de senador, como Presidente del Partido, le había otorgado el aval a la vicepresidenta Francia Márquez, la estrella en ascenso en las elecciones del 2021.

La conformación de esta bancada, importante para la Coalición de gobierno, por sus experimentados congresistas, se convirtió en otro de los argumentos para el aterrizaje de Dussán en Colpensiones. La desmarcada se volvió imposible a pesar del halo de cuestionamientos que lo rodea desde los tiempos en el que fue delegado de Fecode en su junta directiva, luego como dirigente de Fecode y por su alianza y participación con el condenado Samuel Moreno en la Alcaldía de Bogotá. La Presidencia se tomó el tiempo con la debida revisión al detalle de sus antecedentes disciplinarios, fiscales  y penales de la trayectoria de este maestro nacido en una familia humilde en el Huila, que descolló desde el liderazgo gremial de Fecode. Después de tres meses, no hubo argumentos para objetar el nombramiento.

Jaime Dussan, Alexander López y Álvaro Argote

Faltaba una última filigrana. Aunque es un nombramiento del gobierno, el  cargo de presidente de Colpensiones no es de potestad del Presidente y es la junta directiva la que lo nombra. Tocaba recomponerla.

Entre los tres representantes del Presidente, Gustavo Petro nombró como delegado suyo –posteriormente elegido presidente de la junta- a José Orlando Rodríguez Guerrero, viejo aliado político suyo desde el M-19 y quien lo acompañó como subsecretario general en la Alcaldía de Bogotá entre el 2012 y 2013 para pasar luego a la gerencia de la Terminal de transporte de Bogotá. Un funcionario sin mayor brillo quien había ocupado cargos menores en la Personería de Bogotá y luego en la Secretaria general de la alcaldía en tiempos del destituido y condenado Samuel Moreno Rojas. La suya no es exactamente la trayectoria que se espera para ocupar el alto cargo directivo en el Fondo de pensiones, pero sí completamente funcional al Presidente de la República. No en vano Rodríguez fue quien firmó el nombramiento de Jaime Dussán como nuevo Presidente de Colpensiones.

Los ojos del país están puestos en este nombramiento y en la junta que gobernará un fondo con más 7 millones de jubilados y que será uno de los nervios de la cacareada reforma pensional que se tramitará el año entrante.

Le podría interesar: El pasado oscuro de Fulvio Soto, el nuevo gerente de EMCALI

-.
0
16100
Micra, el minimarcapasos que no necesita cirugía para ser implantado

Micra, el minimarcapasos que no necesita cirugía para ser implantado

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus