¿Por qué tanto tabú con un tratamiento que le está arrebatando vidas al Covid?

El Dr Jimeno Rojas, médico de políticos que han superado el virus con ivermectina y otros medicamentos, explica por qué se les debía permitir a todos los colombianos el tratamiento

Por:
febrero 15, 2021
¿Por qué tanto tabú con un tratamiento que le está arrebatando vidas al Covid?

El médico Jimeno Rojas quien forma parte del grupo Medicos  Covid  Cali y ha antendido  a muchos politicos, incluidos congresistas como  la vice Marta Lucía Ramírez, Maria del Rosario Guerra, Luis Fernando Velasco, Alexander López quienes reconocen la bondades del tratamiento -con Invervectina a la cabeza- que les permitió superar el virus sin complicaciones, en casa.

Pero además, si son miles los galenos que en Colombia y en el mundo los que están formulando estos medicamentos, en países como Eslovaquia ya  se autorizó su uso y la semana pasada se celebró en la Universidad del Valle el Simposio internacional para el tratamiento ambulatorio del Covid, se sigue manejando el tema con tanto misterio ¿Por qué tanta hipocresia? Le pregunta Juan Manuel Ospina al dr Jimeno Rojas quien explica en esta conversación lo que está pasando.

Juan Manuel Ospina: ¿ A  qué le apuntan ustedes, el grupo de médicos Covid Cali con el trabajo que están haciendo?

Jimeno Rojas: Nosotros le apuntamos a una intervención temprano para evitar la replicación viral de los primeros siete días y antes que desarrolle el cuerpo la segunda fase, la inflamatoria, que puede volverse letal, con medicamentos de bajo costo y fácil de adquirir en cualquier droguería; le apuntamos a para cortar la infección. Una intervención temprana para el paciente y su núcleo familiar; los contactos estrechos con los que vive. Es que ahí, no hay solo un enfermo sino que todos están potencialmente enfermos, por la multiplicación exponencial para evitar el sunami de contagios. Le apuntamos a un servicio comunitario, a una intervención temprana con medicamentos fáciles de conseguir y que no representen un riesgo mayor al probarlos.

 

 

JMO: El núcleo familiar en vez de proteger se convierte en una fuente de contagios y lo mismo el círculo de amigos. Se baja la guardia cuando se está en confianza, y esto resulta fatal.  Doctor ¿cuéntenos cuál es el tratamiento que ayuda y evita las complicaciones?

JR: Todo debe ser guiado por un médico, nada de autoformulación. Hay gama de medicamentos dependiendo de cada paciente.  No es un solo fármaco y no todos se utilizan a la vez. La combinación la guía el médico, algo tan dinámico como el proceso de la enfermedad. La intervención clave es en los primeros cuatro días de síntomas, antes de llegar a la fase inflamatoria. Es una combinación de ivermectina, nitazoxanida, doxiciclina y aspirina, que han demostrado ser muy buenos bloqueando la replicación viral. La replicación viral bloqueamos los receptores con la Ivermectina y nitasoxanina y además de acompañados de antiinflamatorios comunes. Más adelante usamos la Colchicina que ha demostrado ser una gran alternativa terapéutica-

Nosotros no vendemos una panacea sino una alternativa para defendernos. No podemos ganarnos la lotería del 20% de los que se complican. Ese 20% de enfermos que terminan en la UCI o fallecen; la letalidad de esta enfermedad ha confinado al mundo y ha paralizado la economía. Quiero decirle a la gente, incluso médicos, que dicen que no importa el medicamento que igual se van a mejorar, que eso es como jugar a la ruleta rusa. Se trata de una enfermedad con una evolución impredecible, que puede ser mortal.

JMO: Hay personalidades de nuestro mundo político que han acudido a este tratamiento con mucho éxito, ¿por qué la campana de silencio? ¿por qué no aceptar que esto ha salvado vidas?

JR: En un momento determinado se ha dicho que los estudios no son concluyentes. Resulta que nosotros éticamente estamos amparados en el articulo 33 de la Declaración de Helsinky.  No darle tratamiento a la paciente, no darle esa oportunidad, me siento violando mi ética médica. Yo tengo que darle algo, tengo que intentar salvarlo. Yo personalmente no participaría en un ensayo donde se que el paciente, al no recibir una alternativa, tiene una alta posibilidad de complicarse.

JMO: Los critican porque se atreven a formular tratamientos que no están aprobados para el COVID 19.

JR: En la Declaración de Helsinky queda claro que la intervención singnifica una alternativa que le brinde una oportunidad de mejorar la vida al paciente. Yo aplico el artículo. Si el paciente se le está ofreciendo un tratamiento que está aprobado para otro uso, es criterio del médico poderlo aplicar en otra oportunidad siempre y cuando no represente mayor riesgo para su vida. Se hace el equilibrio entre riesgo y beneficios. Son medicamentes muy seguros.

JMO: No se puede esperar tantos estudios, hay que reaccionar, aplicar. Honestamente respeto al Ministro de salud, pero desde mi ignorancia, creo que están en una falsa verticalidad que no ayuda a evitar problemas y que cierran las puertas a soluciones de vida para mucha gente. Este es un tema  de vidas humanas. Acá hay cierta hipocresía, intereses económicos. ¿Cuál sería su palabra final en esto?

JR: Esto es un esfuerzo con un interés social y no personal. Los médicos del grupo Covid-Cali nos hemos dado la tarea de ofrecer una alternativa a los pacientes de todas las clases sociales; estamos tratando de llegarle al cerco epidemiológico y ofrecemos tratamiento que pueden adquirirse fácilmente y que ha mostrado resultado en todo el mundo, que tiene el respaldo del grupo de investigación del departamento de investigación de la Universidad del Valle. Hay que darle la oportunidad a la gente. No perdemos nada y podemos ganar la vida.

JMO: Esto no riñe con el tema de la vacuna, complementa. Esto lo podemos tratar ya, la emergencia de hoy.

JR: Venimos trabajando en esto desde julio del 2020, atendiendo gente en esto y realmente esto es un tratamiento complementario y aprovecho para mandar un mensaje: tenemos que enfocarnos en políticas públicas sobre las secuelas del COVID 19 y resulta que los estudios reportan las secuelas. Así mismo van a ser las secuelas, neurológicas, sicológicas, pulmonares, renales, tiroideas, esta es una enfermedad de las mil caras y ojo con las secuelas. Seguramente las vacunas y la calidad de estas  también podrán mejorar, pero tenemos que afrontarlo ya.

 

-.
0
28600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Uriel, el comandante del ELN que secuestró seis personas en el Chocó

Uriel, el comandante del ELN que secuestró seis personas en el Chocó

Nota Ciudadana
Crecen los chicharrones en el Chocó

Crecen los chicharrones en el Chocó

Claves para entender por qué Andrés Caicedo sigue más vivo que nunca

Claves para entender por qué Andrés Caicedo sigue más vivo que nunca

Nota Ciudadana
“Crisis socioeconómica y humanitaria en el Pacífico”, el repetido cuento de nunca acabar (I)

“Crisis socioeconómica y humanitaria en el Pacífico”, el repetido cuento de nunca acabar (I)