¿Por qué nos cuesta tanto agradecer?

Un recordatorio sobre la importancia de dar las gracias

Por: Camilo Andrés Polo Herázo
abril 02, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Por qué nos cuesta tanto agradecer?

Al pasar los años la concepción del ser humano va cambiando debido a las transformaciones sociales que pasan en una comunidad, así mismo la cultura de solidaridad en tiempos de cuarentena en nuestro país ha dejado ver buenas acciones de los colombianos en momentos de crisis como estos. Pero así como las personas y el gobierno hace todo lo posible para garantizar la calidad de vida de las personas, debemos saber dar las gracias por lo que tenemos y las ayudas recibidas.

Desde la raíz etimológica la palabra gracias viene del griego kharites que significa gracia, atractivo y belleza, así mismo procede del latín Gratia que significa reconocimiento y favor divino; además ella también posee un origen mitológico, en la cultura griega existe el mito de las Tres Gracias, ellas fueron las diosas del hechizo, la belleza y la alegría, en todas las fiestas y banquetes tenían la tarea de garantizar la alegría tanto a dioses como a los seres humanos. Podemos decir que desde tiempos antiguos el ser humano dio importancia a esta palabra, no solo desde su personificación en diosas sino en su relación con lo divino.

Antes de abordar varios ámbitos es necesario preguntarse: ¿por qué nos cuesta tanto decir gracias? Ante esto surgen varias respuestas como:

1. Al estar enfocados mucho en los problemas propios, ellos nos absorben por completo y se nos olvida.

2. Nos cuesta dar las gracias a personas porque suponemos que ellas ya lo saben, por ejemplo todas las ayudas que nos dieron nuestros padres para nuestra formación.

3. Siendo consientes no damos las gracias porque es solo una convención social y la relacionamos más bien como una obligación.

Teniendo en cuenta lo anterior, debemos darle gracias a Dios no solo por el regalo de la vida sino también por permitirnos tener una familia y el don de compartir con ellas vivencias y enseñanzas, atentar contra ella es un pecado y un delito. Al respecto la cantautora chilena Violeta Parra escribió una canción titulada Gracias a la vida, esta canción se ha transformado en un himno que ha sido interpretada por otros artistas igualmente grandes como Mercedes Sosa y Shakira. Esta canción tiene un trasfondo filosófico y humano por que resalta la importancia de la simplicidad de las cosas (visión, llanto, caminar y el corazón). Agradezcamos a Dios por el regalo de la vida, ella que hace parte del marco legal colombiano y que tantas veces ha sido amenazada en el conflicto armado y hoy en tiempos de la emergencia sanitaria.

Por otro lado, para lograr afianzar esta palabra en nuestra sociedad, los padres tienen que darle sentido al hogar, que es la primera escuela de todos, es allí donde aprendemos las primeras palabras, valores y normas de comportamiento. Los padres deben enseñarla desde el ejemplo, un niño es como una hoja en blanco en el que si decidimos escribir allí valores humanos él se regirá por ellos, pero que si en cambio escribimos violencia, intolerancia e irrespeto obtendremos una sociedad enferma que necesitaría de un proceso largo de cultura ciudadana y formación en valores en las escuelas.

En efecto, podemos decir que ser agradecido con todo aquello que nos rodea nos hace ser más humildes con las cosas más sencillas de la vida, la humildad nos permite conocer las potencialidades tanto de personas como de sus acciones, ser humilde es servir, valorar y reconocer los logros ajenos. ¿Cuántas veces has agradecido a tu maestro de primaria? ¿Cuántas veces agradeciste a trabajadores de la basura? ¿Cuántas veces agradeciste a tus padres por tu formación? ¿Cuántas veces agradeces a Dios por un nuevo día? Si no puedes responder alguna de estas preguntas evalúa en que estas fallando y aprende a decir gracias a los que más te quieren.

En definitiva, agradece cada momento de estar vivo, agradece a un ser sobrenatural (Dios) o desde la visión panteísta, esta sugiere que Dios está representado en todas partes, esta idea coincide con un postulado de los estoicos, según esta escuela filosófica los seres humanos debemos ser agradecidos por aquello que nos hace felices. Cada vez que das las gracias creces como persona y das alegría a tu igual.

***

La importancia de dar gracias.

Filosofía Helenística. Editorial Batiscafo. 2015.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
800

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus