¿Por qué Jorge Enrique Robledo nunca votaría por Gustavo Petro?

La bendición del hombre fuerte del Polo sería clave para la derrota de Duque, pero traiciones y diferencias del pasado vuelven su apoyo imposible

Por:
Mayo 29, 2018
¿Por qué Jorge Enrique Robledo nunca votaría por Gustavo Petro?

En el amanecer del 28 de junio de 2007, las Farc anunciaron la más terrible de las noticias: los 11 diputados del Valle que tenían secuestrados desde abril de 2002 habían sido ejecutados después de un fallido rescate por parte del Ejército. La sociedad entera se pronunció. Uno de los pocos sectores que no condenaron públicamente el hecho fue el Polo Democrático. Un año atrás, Carlos Gaviria, uno de sus fundadores, había logrado 2.600.000 votos en las elecciones presidenciales del 2006. Un número histórico. El Polo se convertía en la principal fuerza opositora del gobierno de Álvaro Uribe Vélez. Gustavo Petro, entonces Senador de la República, ante el silencio de la colectividad, le escribió una dura carta de reproche ante la omisión  al Comité Ejecutivo, encabezado por el también senador Jorge Enrique Robledo.

La contradicción entre Jorge Enrique Robledo y Gustavo Petro arranca desde la misma idea que tienen sobre cómo se debe conducir el país. Robledo es un convencido de buscar la unidad de los sectores nacionales, incluyendo, tanto al empresariado como a los sectores más pobres, minorías negras e indígenas. Tienen talantes bien distintos. Robledo férreo en sus convicciones pero sereno y controlado en contraste con el carácter de Gustavo Petro, más autoritario y rígido; moldeado por los años en los que estuvo en la guerrilla del M-19, que después de su desmovilización en 1990 fue una de las fuerzas que impulsó la Constitución de 1991 cuyo acuerdo paz concluyó en la Asamblea Nacional Constituyente de 1991.

A pesar de las diferencias logran, junto a distintos sectores de izquierda, constituir en el 2005 el Polo Democrático Independiente. Por primera vez toda la izquierda, incluyendo al Partido Comunista y el MOIR,  se reúnen alrededor de un solo candidato, Carlos Gaviria, quien enfrentó la reelección de Uribe logrando una votación histórica para la izquierda colombiana.

Las tensiones al interior del Comité Ejecutivo del entonces Polo Democrático Independiente surgidas de la insistencia de Petro de fijar posición frente a la tragedia de los diputados del Valle se profundizaron hasta que en febrero de 2009 decide renunciar.  Sin embargo su ejercicio  parlamentario sigue siendo notable. Antes de dejar la curul asume el debate que le marcará su destino político: el carrusel de la contratación en Bogotá. En junio de 2010 denuncia a los hermanos Iván y Samuel Moreno como los cerebros de la red de corrupción alrededor de las arcas del Distrito cuya magnitud puede alcanzar los USD.1000 millones.

Un nuevo silencio por parte de las directivas del Polo forzó a Petro a tomar una decisión radical. Tras criticar al Partido, entonces dirigido por Carlos Gaviria, por no haber asumido una posición férrea frente a los Moreno Rojas, ambos elegidos con el aval del Polo Democrático, renuncia al partido con una afirmación contundente: “las instancias clave del Polo no fueron capaces de enfrentar el poder de la familia Moreno Rojas dentro del partido”. Esa es la versión de Petro de su salida del Polo.

Otra es la versión del grupo de Jorge Enrique Robledo sobre la distancia con Gustavo Petro. En el origen estaría su cercanía al embajador norteamericano Robert Wood que cuestionaron a fondo Carlos Gaviria y Jorge Enrique Robledo. El hoy candidato presidencial habría visitado al diplomático norteamericano para invitarlo a interceder en el camino de lograr una alianza entre él, quien en ese momento -2008- estaba en el senado, Iván y Samuel Moreno, Maria Emma Mejía, Lucho Garzón aparte del senador Robledo y su partido MOIR y de Carlos Gaviria, a quienes consideraban el ala más radical del partido de izquierda. La filtración de los cables de Wikileaks confirmaron el episodio.

Sin disciplina de partido alguna, cuando la gran marcha del 4 de febrero de 2008 contra las Farc Petro no acompañó las directrices que llamaba a protestas independientes e intentó presionar a Carlos Gaviria para que marchara al lado de Uribe,  cuya política de Seguridad Democrática confrontaban las bancadas polistas en todos los escenarios.

A pesar de la separación, Petro buscó nuevamente al Polo para su aspiración presidencial en el 2010. Consiguió el apoyo directivo sobre la base de un respaldo recíproco hacia el candidato para la alcaldía de Bogota, en ese momento, Aurelio Suarez.

Los resultados en las presidenciales no fueron los esperados por Petro: menos de un millón y medio de votos. Poco después de la victoria de Juan Manuel Santos en primera vuelta, el entonces Senador hace una reunión con las huestes del Polo. Les pide que hagan un acuerdo con el candidato de Uribe. La renuencia de Gaviria y Robledo por hacer esa alianza enfureció a Petro quien salió de la reunión furioso, sin hablar con nadie. Petro aprovecha esta discusión para dar un paso al costado. En junio se desmarca por completo del Polo Democrático por la ambigüedad del Polo frente a los hermanos Moreno que seguían militantes de la organización cuyos nombres encabezan  sus denuncias sobre el Carrusel de la Contratación. Le dio vida a Progresistas

Un año después llegaba a la alcaldía de Bogotá con 700.000 votos. En ese escenario se ahonda más las diferencias con el Polo. En el 2012 Petro alcalde no titubeó a la hora de señalar a colectivos del MOIR y del Partido Comunista como los actores que lideraron los bloqueos a TransMilenio como sabotaje a las políticas que en ese momento llevaba el alcalde sobre el medio de transporte y fue más lejos en sus recriminaciones: señaló a Jorge Enrique Robledo de haber instigado a la violencia. El senador reaccionó amenazando con demandar al alcalde de Bogotá por injuria y calumnia

Seis años después nada de esto, que es más de la condición humana que de diferenciaciones ideológicas, se borra.  Y aunque las traiciones forman parte del ejercicio del poder y la política, hay algunas que marcan y no se olvidan.

 

Publicidad
0
96698
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Petro: la constituyente es el camino

Petro: la constituyente es el camino

Último boletín: Duque 39.14% y Petro 25.09%

Último boletín: Duque 39.14% y Petro 25.09%

Fajardo tiene un compromiso ciudadano

¿Quiénes ganan polarizando frente al plebiscito?