Por la verdadera memoria de Freddy Ramos

A finales del año pasado, el alcalde de Tenerife (Magdalena) falleció por cuenta del coronavirus. Un llamado a preservar su legado

Por: Álvaro Cotes Córdoba
marzo 02, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Por la verdadera memoria de Freddy Ramos

Recuerdo como si fuera hoy mismo, cuando mi colega y amigo Freddy Ramos, el periodista y el alcalde elegido por el pueblo de Tenerife (Magdalena), me hablaba con orgullo que su municipio era el único en no tener un solo caso de COVID. Y era cierto: Hasta ese día, inicios de julio, el único municipio sin un solo caso de COVID-19 en el Magdalena era Tenerife.

Yo le pregunté a qué se debía y él ni corto ni perezoso y muy orgulloso me contestó que era por las medidas que se habían tomado desde un principio: cerrar las entradas de Tenerife. Esto último me lo corroboraría después otro colega a quien Freddy invitó a pasarse unos días en la localidad, pues me contó que cuando llegó a la entrada de la cabecera municipal se encontró con que estaba cerrada. Solamente con la presencia del alcalde lo dejaron pasar, no sin antes practicarles las medidas de bioseguridad respectivas: registro de la temperatura, lavado de manos, desinfección del vehículo y con tapabocas todo el tiempo.

Creo que hasta mediado de octubre de ese año 2020, el virus todavía no había logrado entrar a Tenerife y ello se debía en gran parte a su alcalde Freddy Ramos, quien desde el comienzo de la pandemia se preocupó por cuidar y evitar que el virus afectara las vidas de sus conciudadanos.

Sin embargo, y como todo el mundo lo sabe, el colega y amigo Freddy Ramos, a pesar de su diligencia por evitar que sus habitantes se contagiaran, cayó víctima del virus mortal a comienzo de diciembre y falleció lamentablemente.

No sé si será una parábola o una contradicción o una enseñanza de la vida. Comparando todo lo que se preocupó Freddy Ramos por su pueblo durante su primer año de mandato en medio de esta maldita pandemia que todavía no termina con lo que hoy se está viviendo en su pueblo como consecuencia de dos campañas políticas con fiestas COVID y aglomeraciones desbocadas para reemplazarlo, con esos comportamientos indebidos (me duele en el alma decirlo) no solamente se está echando a tierra la buena acción del burgomaestre caído, sino que también se está demostrando a todo el mundo que con cualquiera de esos dos aspirantes que quede alcalde el municipio no tendrá una misericordia mejor.

No obstante, el pueblo todavía tiene la oportunidad de decidir su futuro: si vuelve a escoger a uno que se preocupe por ellos como en verdad lo hizo Freddy Ramos o elige a uno de las dos campañas en referencia, cuyos aspirantes han demostrado no importarles un bledo sus vidas. Dios siempre da una última oportunidad.

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus