Opinión

Por favor, no desaprovechemos a don Juan Gossaín

Qué bueno sería una Cátedra de Periodismo para la Democracia dictada por Juan Gossaín, el único periodista a quien todos reconocemos como referente moral para la sociedad y el periodismo

Por:
septiembre 27, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Por favor, no desaprovechemos a don Juan Gossaín
El éxito profesional de Gossaín nunca pasó por violentar la dignidad de nadie. Foto: archivo eluniversal.com.co

Gracias a la invitación de mi amigo Hugo Artunduaga pude participar de una tertulia en la cual tuve el privilegio de asistir a una conferencia de Juan Gossaín sobre su mirada crítica al periodismo de hoy.

La conferencia fue un deleite total.

A su don natural de conjugar la palabra del buen periodista con el instinto del literato, era evidente que se sumaba el sólido conocimiento que deriva de su experiencia extraordinaria.

Nos habló de temas determinantes: de las deficiencias en la formación ética de los periodistas, de  incongruencias lamentables de las actuales empresas de comunicaciones, del desplazamiento sistemático de los postulados básicos del periodismo a propósito de la invasión de las redes sociales, de la pérdida de objetividad en la construcción de la información. Nos habló de amplias fallas del periodismo que la opinión percibe y de otras, no tan evidentes, que solo están en el tintero de su experticia y que nos ampliaron la comprensión del problema.

El grupo de contertulios era bastante disímil. Allí concurríamos personas que traíamos distintas concepciones políticas, experiencias de vida diferentísimas y también combinábamos múltiples generaciones y regiones. De alguna manera, podría decirse que hacíamos presencia una buena cuota de muestras de las varias Colombias que conformamos este país.

Esto, para decir que bien hubiera podido ocurrirnos lo que siempre nos pasa; y es que aquí no nos ponemos de acuerdo en nada.

Al final, se sentía que todos estábamos muy contentos, era evidente que disfrutábamos de la experiencia de estar de acuerdo en algo.

En una primera impresión hubiera podido pensarse que nos unieron las críticas al periodismo actual, algo así como cuando nos unimos ante un insulto, un crimen o un peligro. Pero no. Esta vez era una unidad alegre, no como cuando uno se une por algo en contra.

Mucho más allá de compartir sobre los problemas del periodismo, lo que nos unía a todos en una noble euforia era Juan Gossaín.

Todos sabemos que, para empezar, es una gran persona.

Juan Gossaín es el único periodista a quien todos reconocemos como un referente moral para la sociedad y para el periodismo. Sabemos que su éxito profesional nunca pasó por violentar la dignidad de nadie ni por sacrificar su lealtad debida con la gente a cambio de intereses de poder y de lucro que siempre acechan.

Y esto es más importante que un grande y merecido prestigio personal. Esto es una gran oportunidad para nuestro país.

Cada día vemos con más preocupación cómo se enconan los odios en la política y cómo se agudiza esa polarización que ha marcado nuestra historia como una maldición que se empeña en seguir atrapándonos entre la irracionalidad y el dolor. Cuánto debieran retumbarnos en el alma las palabras de Bolívar cuando, desde su lecho de muerte, no tenía otra obsesión que insistirnos en que “cesen los partidos y se consolide la unión”.

Pero no solamente en la política. Esos odios y esa irracionalidad también han hecho carrera en el periodismo y las redes sociales.

Es tanta la preocupación que cada día surgen más voces que alertan con sus miedos y sus incertidumbres respecto de la sobrevivencia de la democracia de aquí al 2022. La verdad, se percibe que hay tanta locura, irracionalidad e ignorancia en la política y en el periodismo que nadie sabe qué puede llegar a pasar.

Este es el momento en que nos urge una bocanada de sabiduría. La democracia no subsistirá si no le damos  momentos de respiro y reflexión.

________________________________________________________________________________

Necesitamos a alguien cuya fuerza moral e intelectual esté muy por encima de las pugnacidades del momento

________________________________________________________________________________

Necesitamos a alguien cuya fuerza moral e intelectual esté muy por encima de las pugnacidades del momento. Necesitamos a alguien que entienda y testimonie los valores humanos que subyacen a la democracia. Necesitamos a alguien a quienes todos estemos dispuestos a escuchar y a respetar. Necesitamos encontrar a alguien que estemos dispuestos a que nos cuestione y nos ponga a pensar.

Qué bueno sería que creáramos la Cátedra de Periodismo para la Democracia dictada por Juan Gossaín. Pero no que sea un ejercicio circunscrito a la academia sino un evento dirigido a la nación. Me imagino sentado con mi familia y mis amigos, como cuando Colombia se sienta frente a los televisores a ver el mundial de fútbol, para escuchar el ciclo de reflexiones semanales invitándonos a repensar nuestra relación con los medios de comunicación, con la ética y con nuestra historia. Me imagino con que hagamos de esa cátedra un acontecimiento que nos congregue a través de lo noble, lo educado y lo porvenir.

Qué bueno sería que el presidente Duque acogiera esta idea y dispusiera que los canales de televisión y radio se enlazaran para que no haya colombiano que no pueda disfrutar de este momento de reencuentro de la nación.

En la Colombia de hoy es un privilegio contar con una persona a la que todos respetemos y queramos, un líder social con las condiciones morales e intelectuales para que aceptemos que nos enseñe cosas. Una persona a la que estemos dispuestos a escucharla.

Debo confesar que antes de escribir estas líneas pensé en llamar a consultarle su opinión, sin embargo no lo hice porque consideré que más que pedirle su opinión sobre una idea, se trata de pedirle el gran favor de que nos dicte la cátedra.

Por lo que veo de nuestra Colombia de hoy, Juan Gossaín no hay sino uno. Por eso pido que no lo desaprovechemos.

-.
0
13102
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
No dejemos que las cosas continúen “minga” por hombro

No dejemos que las cosas continúen “minga” por hombro

La dirigencia política colombiana no está preparada para la Verdad

La dirigencia política colombiana no está preparada para la Verdad

La increíble y triste historia del asesinato de Álvaro Gómez y la justicia desalmada

La increíble y triste historia del asesinato de Álvaro Gómez y la justicia desalmada

Gustavo Petro: “en un país decente...”

Gustavo Petro: “en un país decente...”

El problema de Avianca es más serio de lo que pensamos

El problema de Avianca es más serio de lo que pensamos

Presidente Duque: por favor no haga lo de Avianca

Presidente Duque: por favor no haga lo de Avianca

El insoportable imperialismo de Trump y la dictadura de Venezuela

El insoportable imperialismo de Trump y la dictadura de Venezuela

Hay que atenderle la guerra a Maduro

Hay que atenderle la guerra a Maduro