¿Podrá Colombia entrar, por fin, al siglo XXI?

"Si deseamos hacer de este un país diferente, con otra proyección, es, entonces, impajaritable que todos cambiemos el chip"

Por: César Augusto Patiño Trujillo
junio 12, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Podrá Colombia entrar, por fin, al siglo XXI?

Amigos lectores, he dejado de leer y ver noticias. La gran pesadumbre que genera escuchar titulares en los medios colombianos aterra hasta al más desnaturalizado ser humano que haya pisado rocoso suelo de este planeta. Es tenebroso enfrentarse a los insensibles RCN, Caracol o a medios internacionales tradicionales de gran calado. Las noticias negativas sobreabundan en esta época necesitada de buenas nuevas.

Lo más triste y lamentable es que la gran mayoría de colombianos —¿locombianos tal vez?— estamos decididos a mantener los ojos cerrados a la realidad que se vive, unos deglutiendo plácidamente cada sapo que lanzan los medios como noticia avance o como última hora, y otros…como yo, que, deseamos, como el avestruz, esconder la cabeza en algún hueco para negarla. Es claro, hay un autoengaño y lo más saludable sería dar la cara.

En un momento histórico como este que vivimos, es difícil aceptar que nos gobierne un pusilánime de primer orden, si es que en realidad nos gobierna; es imposible entender que un general acusado de dar orden de reactivar los falsos positivos sea ascendido por mayoría absoluta en el Senado, pero, además, es dantesco saber que quienes ascendieron a tan dudoso individuo hayan sido elegidos por los votos de los ciudadanos. ¿Elegir a nuestros propios verdugos? Eso ocurre solo en una nación cuya dignidad está cada vez más erosionada y mancillada.

Y mientras los intentos de pacificación del país, por medio de una herramienta tan valiosa como es el diálogo entre enemigos, son torpedeados por el cáncer de esta sociedad llamada uribismo, quienes aplaudimos la firma de los acuerdos, vemos como se esfuma la posibilidad de que nuestros hijos mañana puedan vivir en una nación próspera, civilizada, abundante de tranquilidad y sosiego, con mujeres y hombres trabajando con condiciones de dignidad, además de ver realizado el sueño de una sociedad hacedora de ciencia, de tecnología, de valores humanos generados desde nuestra propia identidad como nación y un campo lleno de alimentos como ninguna otra nación en el mundo, tendremos que seguir mordiéndonos los labios y haciendo fuerza para que los enemigos de la nación, casi todos ellos colombianos desorientados o con el alma ennegrecida por la ya histórica violencia, en algún momento reconozcan el valor de la vida, no solo la de ellos y de sus familias, sino, de todos aquellos jóvenes que, producto de la falta de oportunidades han debido convertirse en carne de cañón de enemigos inventados por los perversos políticos guerreristas que solo buscan alcanzar sus mezquinos intereses.

“Una golondrina no hace verano”, es un dicho popular muy sabio. Si deseamos hacer de este un país diferente, con otra proyección, es, entonces, impajaritable que todos cambiemos el chip. Avancemos como sociedad, hagamos algo para desentumecernos y desnarcotizarnos con las drogas de la guerra, digámosles no a los enemigos de esta nación, que sí los hay, y comencemos a pensarnos como hijos de una patria que merece otra oportunidad. ¿Tendremos la capacidad de reflexionar y convertirnos en instrumentos de paz? Yo deseo hacerlo porque también soy intolerante con mis enemigos políticos, debo replantear mi rabia y odio contra el nefasto uribismo descuadernador de este país. Cuando todos decidamos caminar mirando hacia la misma dirección, habremos logrado el sueño de la paz y por fin, habremos entrado como pueblo del orbe al siglo XXI.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
224

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
“Zidane, no eres más que un hipócrita”

“Zidane, no eres más que un hipócrita”

Nota Ciudadana
Los escritores del Pacífico se reunieron en el Petronio

Los escritores del Pacífico se reunieron en el Petronio

Nota Ciudadana
Del Pacto Ribbentrop-Mólotov

Del Pacto Ribbentrop-Mólotov

Nota Ciudadana
Hubo vida en Colombia en el siglo XX

Hubo vida en Colombia en el siglo XX