Pobrecito el Huila, “tan cerca de Dios, pero tan lejos de Santos”

Cuando se esperaba que el gobierno nacional aportara los 70.000 millones que cuesta solucionar el problema vial del sur, este únicamente se comprometió con 20.000 millones

Por: Guillermo León Sambony Ortiz
mayo 09, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Pobrecito el Huila, “tan cerca de Dios, pero tan lejos de Santos”

Parafraseo la histórica frase del escritor uruguayo Eduardo Galeano, en su libro las Venas Abiertas de América Latina, “Pobrecito México, tan lejos de Dios, pero tan cerca de los Estados Unidos”, para significar la manera en la que el imperio americano, limítrofe de México, despojó a este país de ocho estados, entre ellos cuatro ricos en petróleo. Hemos referenciado esta sentencia de Galeano para referirnos a la poca inversión que recibió el Huila, durante los casi ocho años del gobierno de Santos.

Quienes viajamos constantemente a Ibagué, por negocios, porque nuestros hijos estudian allá, por turismo o por una cita médica, observamos que en el departamento del Tolima, durante el largo gobierno de Santos, se construyeron cuatro variantes en cuatro municipios de la vía Neiva-Ibagué: la variante de Natagaima, la variante del Guamo y la variante del Espinal, inauguradas en el 2017, además de la espectacular vía 4G de ingreso a Ibagué, inaugurada en el 2016, que evita a quienes van de norte sur el ingreso por la tristemente famosa loma de Gualanday.

En el Huila nos metieron el cuento de la vía 4G, Neiva-Campoalegre, que ni siquiera se ha comenzado a construir y para rematar le dieron el contrato de concesión de los peajes a Aliadas para el mantenimiento y ampliación de la vía Pitalito-Neiva, empresa que está más quebrada que un bulto de canela.

Ahora, con el accidente de Pericongo, donde murieron varias personas pertenecientes a una misma familia, se declaró la emergencia vial, se utilizaron vías alternas que estaban en pésimo estado y tras la protesta de los diputados en Bogotá se ordenó una visita de personal de Invias para establecer la inversión necesaria para mejorar las vías alternas de Pericongo, tramo que más temprano que tarde debe cerrarse.

El resultado fue que se necesitaban 70 mil millones de pesos urgentes para el acondicionamiento de las vías alternas, especialmente la pavimentación de la vía Pericongo-Naranjal, La Palma.

La gran desilusión se presentó ayer cuando la presidente de la Asamblea del Huila, Sandra Hernández, acudió al Ministerio de Hacienda y el señor ministro Mauricio Cárdenas —hijo de cafetero y con varios estudios superiores costeados por la Federación de Cafeteros— le respondió que lo único que podía aportar el gobierno nacional para el grave problemas vial del sur del Huila son 20 mil millones de pesos, es decir el 33.5% de la inversión necesaria para evitar más muertos en Pericongo.

Como bien podría decir don Miguel Rodríguez Orejuela, hoy recluido en una cárcel de los Estados Unidos y quien le metió billete a la campaña de Samper a la presidencia, “lo que le ofrece el moribundo gobierno de Santos al Huila es un moco”.

Es tanto el desamor que el gobierno de Santos le tuvo al Huila durante su gobierno que un día cuando Vargas Lleras era el vicepresidente y vino al Huila se le increpó por la instalación del proyectado peaje en Hobo y este hoy candidato a la presidencia de la república contestó: si no hay peaje no hay obra… cójame ese trompo en la uña, mi estimada Dra. Cielo González, coordinadora de la campaña en el Huila de Coscorrón, perdón Germán Vargas Lleras a la presidencia.

 

-.
0
1584
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus