Opinión

Petro golpea primero

Petro se está llevando por delante al mundo político con un discurso incendiario para la galería, razonado para el debate, que ahora inauguró con Roy Barreras

Por:
junio 29, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Petro golpea primero

Nadie podría acusar al senador Gustavo Petro de no conocer cómo se maneja una campaña política. Ha tenido un sexto sentido para interpretar las necesidades y aspiraciones de la gente más necesitada, que lo ve como uno de los suyos. Ha sido temerario en denunciar las muchas injusticias que asolan las tierras colombianas y en ponerse de parte de las víctimas. Ha obligado al resto del mundo político, desprestigiado y corrupto, a ponerse a la defensiva. Ha acorralado las opciones de centro, volviéndose uno de los protagonistas de una acre polarización política, que impulsa a la gente a tomar partido. Y ha tenido un descomunal éxito electoral.

Tiene una posición política difícil de clasificar. Es amigo de la economía de mercado y del capitalismo socialmente responsable, pero no como se practica en Colombia. Es amigo de las fuerzas armadas y de la policía, pero considera que hacen parte del entramado de la corrupción que el narcotráfico produce en Colombia. Es amigo del sistema bancario, pero considera que en Colombia tiene una patente de corso. Es amigo del proceso de paz, pero considera que el actual gobierno de Colombia no tiene interés en desarrollarlo. Es amigo del sistema democrático, pero no cree que en Colombia exista una democracia. Hace parte del entable institucional, participando en elecciones, haciendo parte del Congreso, pero considera que en Colombia existe un estado mafioso producto de la connivencia entre empresarios, narcos y políticos.

Tiene dos discursos, ambos muy efectivos. Uno, para la galería: incendiario, desafiante, demoledor de todo cuanto existe. Otro, para el debate político: razonado, informado, bien sustentado con hechos y datos. En ambos denuncia lo que todos sabemos y que es por tanto tan difícil de refutar: que Colombia es una sociedad inequitativa, plagada de privilegios, sin oportunidades para la mayoría, corrupta; frágil económica, política y socialmente. La misma que ha explotado en las calles, invitada por él a la masiva movilización social, aunque ha condenado la violencia y el vandalismo. Gustavo Petro, con sus aciertos y errores, sus virtudes y defectos, su capacidad para caer siempre de pie como un gato en el aire, es el héroe de esa Colombia.

____________________________________________________________________________________________

Es un maestro en el arte de hacer política. Acaba de inaugurar una nueva etapa de la política colombiana: los debates para las elecciones primarias de las coaliciones y partidos políticos

___________________________________________________________________________________________

Y es un maestro en el arte de hacer política. Acaba de inaugurar una nueva etapa de la política colombiana: los debates para las elecciones primarias de las coaliciones y partidos políticos. Más sorprendente porque es el único candidato presidencial que no tendría que someterse a ese procedimiento. Cualesquiera sean sus oponentes en una consulta para elegir al candidato presidencial del Pacto Histórico, él va a ser de lejos el ganador.

Pero el debate de las primarias le sirve para dos cosas. La primera, mantenerse en la actualidad política, para estimular la participación en las consultas de las elecciones parlamentarias de marzo de 2022, con varios nombres y una lista única al Congreso; entre más interesante sea el debate, mejores los resultados. La segunda, absorber al centro izquierda que puede sentirse más cómodo en su compañía que en la de la Coalición de la Esperanza que es para ser sinceros, muy poco izquierdista.

Escogió para el primer debate de las primarias del Pacto Histórico, al más inteligente, informado y audaz de sus eventuales contendores, el senador Roy Barreras, a quien muchos, como al propio Petro, aman odiar. A Barreras lo acusan de cambiarse cada vez que puede de partido en un país donde no hay partidos, y todos los políticos viajan de un lado al otro, dependiendo de las posibilidades electorales. Pero él se ganó la rifa del transfugismo. Como Bogotá no perdona el éxito de un político de provincia, ni el Valle del Cauca el éxito ajeno, lo acusan de lagarto.  La realidad es que ha sido un político exitoso, en cuya trayectoria está el haber sido un facilitador indispensable para la firma del proceso de paz, contra viento y marea; y haber sido protagonista de no dejarlo naufragar, con su apoyo a normas como la restitución de tierras, la justicia especial de paz y las curules para las víctimas. Como es ambicioso, se le va a medir a Gustavo Petro como su adversario por la candidatura del Pacto Histórico, que puede terminar en convertirlo en su candidato vicepresidencial, atenuando con su posición de centro izquierda el extremismo de Petro. Una jugada perfecta, de ambos.

El debate fue un modelo digno de ser copiado por las otras coaliciones: un intercambio brillante de ideas, marcando acuerdos y diferencias, resaltando sus historias personales, sus logros en la política, y fijando desde su posición de izquierda, los que sin duda van a ser los temas concretos de la campaña presidencial: el ingreso mínimo vital, el manejo de los cultivos ilícitos, el cumplimiento del acuerdo de paz, el nuevo modelo económico no extractivo, las reformas económicas y sociales para satisfacer las necesidades de los jóvenes desempleados sin educación. Un ejemplo a seguir, que organizaría el actual caos en que se mueven hoy los muchos precandidatos presidenciales.

-.
0
4900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Un candidato prefabricado

Un candidato prefabricado

Venezuela: cayéndonos encima

Venezuela: cayéndonos encima

La educación es la muralla

La educación es la muralla

A las malas no

A las malas no

Operación avispa, para el más avispado

Operación avispa, para el más avispado

Si no es Fajardo, ¿quién?

Si no es Fajardo, ¿quién?

Toda el agua por correr

Toda el agua por correr

El fracaso de la política

El fracaso de la política