Patio Bonito y Bosa, un reto directo a Claudia López

"En restricciones masivas se quedó estancado el gobierno local, dando consigo estrategias insuficientes y muy poco viables para estos barrios"

Por: Wilton López Alvarez
julio 02, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Patio Bonito y Bosa, un reto directo a Claudia López
Foto: Alcaldía

El COVID-19 ha traído consigo cambios significativos en Colombia, particularmente a Bogotá, donde se presenta un alto riesgo de contagio en diversos barrios de la ciudad.

Por ejemplo, la entrada catastrófica del virus a la localidad de Kennedy, como centro de abastecimiento y articulador constante norte-sur, en un paso altamente aglomerado como lo es la Av. Cali a la altura del barrio Patio Bonito, ya suponía un contagio masivo repentino. Fuera de los planes de la alcaldía, se abrió un reto ante la guerra ya declarada a los trabajadores informales desde el gobierno local anterior, una restricción de salida que pocos cumplirían, pues su diario vivir es recibir multas por estar en la calle.

Un claro enfrentamiento entre las autoridades y las personas está presente en aquella UPZ, una total desconfianza hacia el Estado, sumada a la insatisfacción de necesidades básicas, que solo puede resultar en una desobediencia civil masificada, dándole así poco o nada de relevancia a la imposición de multas. La solución planteada por la alcaldía distrital, en apoyo con la local, fue la destinación de variados mercados en los diferentes barrios a través de la Cruz Roja, un solvento alimentario que aplacó la inconformidad por dos semanas; con una contratación dudosa por posibles sobrecostos.

Una vez terminada esta tarea, la alcaldesa se vanaglorió en televisión nacional felicitando a una UPZ que nunca cumplió las restricciones, pues siempre estuvieron en normalidad días después de sus visitas. ¿Pero qué puede explicar estos comportamientos? Como se sugería, una guerra declarada por los trabajadores informales (resultante en desconfianza hacia la institucionalidad del Estado), sumada a las diversas versiones de la pandemia en las redes sociales, da una congregación de factores perfectos para la conformación de una localidad desobediente y desinformada.

En restricciones masivas se quedó estancado el gobierno local, dando consigo estrategias insuficientes y muy poco viables en los barrios de Patio Bonito y Bosa. Restricciones que, por cierto, no fueron obedecidas por miles de trabajadores que diariamente salen de sus casas por un sustento digno, que provocan múltiples aglomeraciones hacia la limitación en estaciones, barrios y rutas de transporte. Y no es que sus habitantes estén en busca de la muerte, sino que le huyen a ella, pero se imposibilita a la vida misma cuando la alcaldía aun piensa que restringir sin garantías es viable.

La incredulidad sumada al trabajo incesante da como última instancia un reto que hasta ahora la alcaldesa no visualiza, pero sí perifonea” en medios nacionales, mientras que la realidad de una las localidades que más aportan al PIB de Bogotá se derrumba en su material más importante: el humano.

-.
0
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los colombianos nos vamos a destruir a punta trago este diciembre

Los colombianos nos vamos a destruir a punta trago este diciembre

¿La pulla del presidente a Claudia López?. Video

¿La pulla del presidente a Claudia López?. Video

“Embusteros”: Duro viajado de Claudia López a Uribe y el Centro Democrático

“Embusteros”: Duro viajado de Claudia López a Uribe y el Centro Democrático

Se cocina alianza Claudia López-Petro

Se cocina alianza Claudia López-Petro