¿Qué pasa en la Uniquindío?

"Estudiantes, docentes y oficinistas siguen aterrados con las constantes metidas de pata del rector de la institución"

Por: Nelson Jaramillo Montoya
abril 22, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Qué pasa en la Uniquindío?
Foto: uniquindio.edu.co

La comunidad de estudiantes, docentes y oficinistas de la Uniquindío no sale de su asombro ante las continuas metidas de pata de José Fernando Echeverry Murillo, el ingeniero que hoy ocupa la rectoría del alma mater quindiana. Tal vez el mayor error del señor Echeverry haya sido permitir que sobre el centro de educación superior se tienda un manto de duda: hoy en el Quindío mucha gente cree, con razón, que la Uniquindío se convirtió en el fortín burocrático del grupo político de la investigada exgobernadora Sandra Hurtado. El asunto llega al punto de que no pocos miembros de la comunidad académica señalan que es ella y no el rector quien decide nombramientos, ascensos y destinación de recursos.

En un comunicado a la opinión pública, la Asociación Sindical de Profesores Universitarios –ASPU– Seccional Quindío, manifestó su desacuerdo con lo que llamó una excesiva contratación llevada a cabo por la administración de Echeverry. Dicha contratación, según los argumentos de los sindicalistas, no obedece a reales necesidades de la Universidad sino más bien a cálculos politiqueros, y pone en riesgo su estabilidad económica. En el comunicado, también se señaló que los nuevos contratistas –todos del grupo de Sandra Hurtado– gozan de mejores salarios y prestaciones en detrimento de funcionarios con una larga carrera dentro de la Universidad. El señor Echeverry parece obedecer un plan orquestado por la exgobernadora para –aquí cito textual la denuncia sindical-: “afianzar la universidad como una empresa de venta de servicios y en particular, -a través de la desbordada contratación-, en la plataforma "política" del partido del “totismo/fucsia” camino al Senado de la República, como ocurre hoy con el hospital departamental, la CRQ, ESAQUIN, entre otras instituciones, convertidas en empresas personales al servicio de los intereses del “totismo/fucsia”. No sobra recordar que se conoce en el Quindío con el nombre de grupo fucsia a los seguidores de Sandra Hurtado y que el cónyuge de ella –denunciado en varias ocasiones por la senadora Claudia López– es conocido con el alias de Toto.

Ante la denuncia, el rector olvidó la naturaleza de la institución que preside –un centro del pensamiento y del debate democrático– y amenazó con una persecución judicial al presidente del sindicato, el profesor Luis Fernando Marín. No ha sido la única ocasión en que la administración de Echeverry vulnera los derechos de los adversarios: en las pasadas elecciones de directores de programas académicos y de decanos sacó por la puerta de atrás al docente Arles López a pesar de que este venciera en votos de estudiantes y docentes a quien contra la voluntad popular fue designado para el cargo de decano de la facultad de educación. ¿Por qué no se reconoció la voz de docentes y estudiantes? Obvio: porque López es un obstáculo en el plan del grupo fucsia de conservar el poder en la Uniquindío por cuatro periodos: dos de Echeverry y dos de Luis Fernando Polania Obando.

¿Quién es Luis Fernando Polania Obando? El vicerrector de extensión social, un puesto que se inventó Echeverry para darle poder omnímodo a su factótum. ¿Qué ha hecho la recién creada vicerrectoría?: negarle apoyo económico a iniciativas culturales que enriquecían la vida de la Universidad. ¿Cuáles? El caso más reciente es el portazo en las narices  que le dieron  a los organizadores del Festival de Jazz de la Uniquindio. Según Polania y su mano derecha, el señor Gustavo Giraldo, un festival de esos nada le aportan a la Uniquindio. ¿Se lo puede imaginar? ¿Alguien cree justa semejante idea?

La Universidad abandonó su papel de abanderada en el pensamiento y la promoción de las artes para convertirse en el botín burocrático de una secta politiquera que nada bueno le ha traído al Quindío.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
11976

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Vargas Lleras y el Quindío

Vargas Lleras y el Quindío

Panaca, al borde del abismo

Panaca, al borde del abismo

El coronavirus también amenaza a las mariposas en el Quindío

El coronavirus también amenaza a las mariposas en el Quindío

Nota Ciudadana
Consulta popular en el Quindío contra demonio megaminero

Consulta popular en el Quindío contra demonio megaminero