¿Para Coldeportes es más importante llevar lagartos que atletas a los Olímpicos?

El ciclista Fernando Gaviria esperó más de 14 horas en un aeropuerto antes de llegar a Río. Clara Luz Roldán ni se inmutó

Por: Ximena González
agosto 08, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Para Coldeportes es más importante llevar lagartos que atletas a los Olímpicos?

Fernando Gaviria es uno de los mejores ciclistas del mundo. Nadie es tan rápido como él en la prueba de Omnium. Muchos lo dan como seguro ganador el próximo domingo. Lo único que tiene que hacer es llegar. Pero casi no puede. Cerca de 14 horas esperó en el Dorado el avión que lo llevara a Rio. No había un chárter para su uso propio, no había una gran comitiva a su lado. Combatía sus horas de desesperación con ironía, agradeciéndoles en twitter a los dirigentes deportivos colombianos el detalle de hacerlo esperar. Llegó a Rio pero en el aeropuerto de Brasil tampoco nadie lo esperaba. Otra vez su único consuelo fue descargarse con el twitter.

Si Colombia gana las medallas que tiene presupuestadas Clara Luz Roldan no podrá sacar pecho, no podrá atribuirse nada. El logro se lo debería a Andrés Botero, el presidente de Coldeportes que por culpa de una mala administración en los Juegos Nacionales de Ibagué, salió por la puerta de atrás a pesar de cambiar la historia del deporte nacional. En los cuatro meses que lleva de gestión la mayor preocupación de la doctora Roldan ha sido la de complacer a Dilian Francisca Toro quien pareciera fuera su jefe directa. Las dos se han encargado de politizar de la manera más abyecta a los 148 atletas que representan a Colombia en las olimpiadas. Les han prácticamente obligado a los deportistas a promover el plebiscito. Parece que la señora Roldan a diferencia de su antecesor no tiene idea de gestión deportiva.

Por eso Coldeportes ha preferido consentir a los políticos por encima de los deportistas. Por eso la gobernadora del Valle está en primera fila viendo un partido de dobles con la arrogancia de quien está en Wimbledon mientas en las salas de espera de los aeropuertos pernoctan atletas estupendos como Rigoberto Urán o el propio Gaviria, o a la “Hormiguita” Sanabria la desprecian en plena competencia, o las chicas super-poderosas deben mendigar como pordioseras.

 

 

Gracias a la señora Roldán volveremos a los resultados del pasado, en donde un diploma en bolos se celebraba a rabiar. La politiquería, esa práctica tan santista, se ha metido muy adentro del deporte colombiano. ¿Qué camino le quedará a Gaviria, a Urán, a Ibarguen que fue pordebajeada en una votación? Le quedará combatir por sus propios nombres, arrancarse del pecho el nombre de Colombia. Si han llegado ahí fue porque se hicieron solos, fue porque hubo una gestión de 15 años liderada por Andrés Botero y la señora Clara Luis Roldán sólo llegó a disfrutar de los resultados, sólo llegó para aparecer en la foto al lado de Mariana Pajón vestida de oro, al lado de su jefe la doctora Dillian Francisca Toro.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
172455

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
En video: Neymar y su 'teatro' son una pena para el fútbol mundial

En video: Neymar y su 'teatro' son una pena para el fútbol mundial

¿Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico, cedió a la presión de Claro?

¿Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico, cedió a la presión de Claro?

Nota Ciudadana
Santos, el presidente enmascarado

Santos, el presidente enmascarado

La resurrección de Pambelé en Barranquilla

La resurrección de Pambelé en Barranquilla