Paco Casal, el uruguayo que se quiere quedar con los partidos del fútbol colombiano

La Conmebol ha reseñado públicamente al empresario como uno de los males del fútbol latinoamericano. Por donde ha pasado el resultado es devastador

Por:
junio 30, 2019
Paco Casal, el uruguayo que se quiere quedar con los partidos del fútbol colombiano

Hubo una época en la que Paco Casal era el empresario más admirado de Latinoamérica. Era un muchacho hijo de un gallego dueño de almacén en barrio pobre de Montevideo y que por cosas del azar había nacido en San Pablo. A los once años era un recogebolas del estadio Centenario de Montevideo. Un día le tocó una final de Copa Libertadores: Estudiantes de Argentina contra Palmeiras. Se fueron al descanso 1-0 a favor de los platenses. Antes de empezar el segundo tiempo Carlos Salvador Bilardo, que era el capitán de ese equipo le prometió que si desaparecían los balones cada vez que estos salieran le daría cien dólares de la época. “Te pago al final del partido pibe”, pero Casal, hijo de tendero español, le dijo que si no le daba la mitad de adelanto metería todos los balones al campo. A Bilardo no le quedó de otra que desembolsar.

Nunca le tuvo miedo a nadie y por eso nunca le dio miedo de torcerse con tal de salirse con la suya. Por esa época, principios de los años sesenta, cuando era uno de los carasucias que recogían pelotas, Pelé, ídolo absoluto, le dio un autógrafo frente a los cien mil personas que ese día agolpaban el Centenario. La gente, desesperada, ofrecía todo lo que el niño les pidiera con tal de conseguir la joya. Casal imitó la firma de Pelé y vendió la falsificación cien veces.

Casi sesenta años después el nombre de Francisco Casal genera resquemor en toda Latinoamérica. En el 2017 el presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez lo puso como ejemplo del tipo de dirigente que quieren extirpar del fútbol latinoamericano “Se acabó. Acá ya no hay lugar para trampas, no hay lugar para los Burzacos, los Jinkis o los Casales. Acá vamos a hacer las cosas de forma abierta y transparente, con procesos competitivos basados en méritos, y diseñados por profesionales para optimizar los ingresos del fútbol sudamericano y asegurar que la plata llegue al desarrollo del fútbol en lugar de quedar en manos de intermediarios inescrupulosos como antes”.

A Paco Casal más que el fútbol siempre le interesaron los negocios. Por eso se retiró a los 28 años, después de ser un eficiente marcador de punta y en el Atlético de Madrid. De España se devolvió para evadir el servicio militar que le correspondía —tenía nacionalidad española— en el norte de África. Desde entonces se volvió un representante de futbolistas. El primer traspaso que hizo fue a Juan Ramón Carrasco, luego pasaron por su cartera lo mejor del fútbol uruguayo de los últimos treinta años: Maxi Pereira, Enzo Francescoli, Ruben Sosa. Sus traspasos  han superado ampliamente los USD 200 millones.

A medida que su poder crecía invadía directamente a la selección uruguaya, sus negocios interfirieron directamente en el descenso del fútbol uruguayo a finales de los noventa y principios del siglo XXI. Impuso a su amigo Daniel Passarella como técnico de la selección uruguaya argumentando que era más fácil vender un entrenador que fuera una estrella mundial. Su firma de televisión Tenfield, creada en 1998 y que ha tenido desde esa época el monopolio de la TV charrúa. Conseguir la televisación de los partidos a muy bajo costo (USD$ 50 millones) arruinó la Liga Uruguaya. En el 2002 creó GolTV, su intento por tener el control del fútbol latinoamericano. Sobre esta empresa Alejandro Domínguez dijo el 26 de julio del 2017:   “Tenemos una empresa como GolTV que tiene contratos con la Conmebol de 10 millones de dólares, pero que en su segundo año ya no cumplió”.

En el 2015, durante el Fifagate que condenó a Joseph Blatter su nombre, increíblemente, pasó desapercibido. Ni siquiera el testimonio de Alejandro Burzaco, uno de los grandes delatores del problema que hubo con los derechos de televisión en Latinoamérica “ Casal tenía experiencia en dar coimas a todos los oficiales de la Conmebol para ganar los derechos de la Libertadores y la Sudamericana. Por esa razón, Torneos y Competencias (la empresa de la Burzaco en la que era director) acordó incrementar los sobornos a favor de las federaciones de Colombia y Ecuador, para con eso descartar a Casal”.

A pesar de que su nombre está en decadencia desde hace décadas hay gente en Colombia como Fuad Char que confía en él. Su nombre ya dejó zozobra cuando GolTV le hizo tanto daño a Ecuador y Perú.  Si se queda con el fútbol colombiano podríamos perder todos. 

-.
0
7196
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La rodilla que se le atravesó en la carrera a Camilo Zúñiga

La rodilla que se le atravesó en la carrera a Camilo Zúñiga

Nota Ciudadana
¿A los 28 años quién fue mejor, Zidane o James?

¿A los 28 años quién fue mejor, Zidane o James?

Nota Ciudadana
Una reflexión desde el mundial de fútbol de Estados Unidos en 1994

Una reflexión desde el mundial de fútbol de Estados Unidos en 1994

Messi:

Messi: "Me dedico a jugar fútbol, no tengo idea de nada de dinero"