Opinión

Otra prórroga que agoniza

Siempre ha sido antipático, aun para el Congreso, embutir de privilegios a gobernadores y alcaldes con intentos de reelección. A la prórroga de Zapata le dio una estocada Macías

Por:
Octubre 26, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Otra prórroga que agoniza
Asociar a Vargas Lleras al proyecto de Luz María Zapata es conclusión lógica por la presunción de solidaridad familiar donde el esposo es político y la esposa politóloga. Foto: Twitter/Asocapitales

Como si el Gobierno y el Congreso no tuvieran problemas de alto calibre por estudiar y resolver con urgencia, la directora de Asocapitales, Luz María Zapata, abanderó un proyecto de unificación electoral que implica prorrogar por dos años siete meses más el período de los gobernadores y los alcaldes actuales con el fin de parearlo con el del presidente de la República. De pasadita, el presidente del Congreso no perdió la oportunidad de proponer que se ampliara también, por un año, el mandato de Iván Duque, a manera de tanteo para ver si pegaba otra reelección presidencial.

La directora de Asocapitales está en su derecho y su tarea tuvo acogida en la Comisión Primera de la Cámara sin mayores tropiezos. Dos expresidentes de la Corte Constitucional contratados por ella le aseguraron la constitucionalidad del proyecto. Sin embargo, la jugada que se le ocurrió al bachiller Macías –por lambón o para tirarse la iniciativa– provocó el lanzamiento de dos torpedos, nada menos que del presidente y la vicepresidente, quienes cortaron por lo sano algo que hirió su delicadeza y escrúpulos por haber sido elegidos por cuatro años y ni un día más.

En el billar la carambola de bola a bola se insinúa, por lo general, antes de la tacada por la posición de las bolas. En política es igual. Treinta y cuatro gobernadores y mil y tantos alcaldes de ciudades grandes, medianas y pequeñas quedarían agradecidos con el matrimonio Vargas Zapata y listos para retribuir un gesto que les garantizaría treintaiún meses  más de remuneración y contratación, so pretexto de que el país se ahorre más de un billón de pesos en unos comicios que caben con los presidenciales. No es machismo de quienes asociamos a Vargas Lleras al proyecto, sino conclusión lógica por la presunción de solidaridad familiar donde el esposo es político y la esposa politóloga.

Aun cuando recientes elecciones le restaron influjo a las maquinarias políticas como factor determinante de los triunfos electorales, Vargas Lleras continúa creyendo que en los departamentos, los distritos y los municipios las tuercas y los tornillos de la burocracia revierten con creces un estímulo tan seductor como el beneficio personal y directo de sus administradores. La cereza de Macías puso en agonía la prórroga. Senadores y voceros de todos los partidos, sin exceptuar a Cambio Radical, se vinieron lanza en ristre contra la prórroga y la reelección posterior de los mandatarios locales que se elijan a partir de 2022.

 

Vargas Lleras continúa creyendo que en departamentos, distritos y municipios
las tuercas y los tornillos de la burocracia revierten con creces
un estímulo tan seductor como el beneficio personal

 

Le corresponderá a don Germán, en caso de que los torpedos maten el proyecto, valerse de su columna semanal en El Tiempo y de las iniciativas extraídas de su programa, para convencer a la opinión nacional de que su vigencia política se sostiene sin gobernadores y alcaldes agradecidos. Ya sabrá qué otras ofertas de cambio se le ocurren, durante el año 2021, de acuerdo con lo que suceda de hoy hasta entonces en medio de este estremecimiento de pasiones y sectarismos.

Tiene, pues, tres años para reinventarse  a medida que los resultados de la Administración Duque gusten o disgusten al grueso de la población. La sola reforma tributaria es una bola de fuego, y mientras más demore su aprobación será peor para el Estado, por el monto del déficit, y para los contribuyentes de clase media y pobres, que ya tienen conciencia de que son ellos y no los ricos los que pagan los platos rotos del desgreño oficial. No menos significativos serán los éxitos o reveses del paquete legislativo contra la corrupción, que va muy lento en la tramitación parlamentaria y con dos de sus proyectos enterrados.

Hay que aprender de los fracasos. Siempre ha sido antipático, aun para el Congreso, embutir de privilegios a los gobernadores y los alcaldes con intentos de reelección. Son varias las reformas que no han prosperado. Repetir la aventura fue una imprudencia y las razones sobran. Los desenfrenos en las entidades territoriales hablan por sí solos, a tal extremo que se han constituido mafias para el asalto de los recursos del Sistema General de Participaciones. El dedo en la adjudicación de los contratos y las uñas sobre los giros de la Nación son sus armas de combate.

Tampoco se repondrá el doctor Peñalosa, de la implacable desaprobación capitalina, con la rodada de su turno de repitente.

 

-Publicidad-
0
702
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Carlos Villalba Bustillo

La sucesión presidencial

La sucesión presidencial

Jubilarse: un estigma

Jubilarse: un estigma

Pretelazo II

Pretelazo II

Para vaciar los ahorros

Para vaciar los ahorros

Apuros de la universidad pública

Apuros de la universidad pública

Río abajo

Río abajo

Ni control político ni moción de censura

Ni control político ni moción de censura

¿Será la reforma que no puede dejar de ser?

¿Será la reforma que no puede dejar de ser?