Nunca esperé que el director del EPA Cartagena no estuviera a la altura del reto

Carta abierta a Javier Mouthon, cabeza del Establecimiento Público Ambiental de Cartagena, de parte de un amigo

Por: Álvaro González, Ph.D., P.E.
marzo 11, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Nunca esperé que el director del EPA Cartagena no estuviera a la altura del reto
Foto: EPA Cartagena

Tengo que confesar que, aunque remota (por no tener plan de gobierno), tenía la esperanza de que William Dau fuera capaz de llevar a cabo una buena gestión si se rodeaba de buenos elementos en las distintas dependencias de la alcaldía. Sí, tengo que confesar nuevamente que fui iluso y a la vez ingenuo. A mi “haber” está que desconocía el tejemaneje de la política cartagenera por vivir tanto tiempo por fuera. ¡Que resuenen los abucheos y que lluevan los huevos y tomates podridos! Mea culpa.

A más de un año de su posesión, es fácil concluir que: (a) Dau no fue totalmente independiente (políticamente hablando), (b) las cosas no van a mejorar en esta administración (a menos que se cambie de dirección), (c) los cartageneros se equivocaron nuevamente y (d) Dau realiza una paupérrima gestión. A pesar de todo esto, su popularidad sigue casi intacta y este es uno de los mayores problemas que hay en la ciudad: el cartagenero promedio es fácilmente manipulable, dada su poca capacidad crítica, su marcada visceralidad, bajos niveles de escolaridad y poco interés por entender e inmiscuirse en la cosa política como agentes generadores de cambio y opinión. El alcalde lo ha entendido rápidamente y saca réditos usando las redes sociales con mensajes infantiles. Esto lo describe muy bien el docente Carlos Arias en el artículo de El Universal titulado ¿Cuál es el futuro político del alcalde William Dau?

Viví en Cartagena temporalmente. Conozco las innegables limitaciones de la mano de obra profesional cartagenera (Sus instituciones de educación superior son, en su mayoría, de mala calidad; así sea que a muchos les moleste aceptarlo. Pero eso es harina de otro costal que no discutiré en este escrito). Por tal razón, tenía mis dudas acerca de algunos nombramientos. Lo que nunca esperé era que el director del Establecimiento Público Ambiental de Cartagena (EPA Cartagena), quien está lleno de credenciales en el área ambiental, no estuviera a la altura del reto. ¡Esa no la vi venir jamás! Somos amigos. Lo quiero muchísimo y quiero que le vaya bien. Él lo sabe. Pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Varios se sorprenderán y dirán que con amigos así para que enemigos. Señoras y señores, siento decepcionarlos, no pertenezco a ese grupo de personas que por amistad o familiaridad dejan pasar por alto muchas cosas.

Javier, sigo sin entender la razón por la cual decidiste rodearte del personal con el que cuentas hoy. Tampoco entenderé la pasividad con la que has decidido encarar ciertos temas, a pesar de que conoces la inmensa deuda ambiental (y por ende social) que tienen las instituciones ambientales de la ciudad (Cardique y EPA Cartagena). Estos temas los hemos discutido por años. Por eso me alegré con tu nombramiento. Sin embargo, hoy no estoy tan seguro de que fuera una buena idea que aceptaras ese cargo. No pareces tú. O quizás te conozco menos de lo que creí. O quizás tienes un as bajo la manga y brillarás. Nada nos haría más felices. Cualquiera que sea el escenario, amigo, solo quiero decirte que preferimos verte en la academia (donde lo has hecho muy bien) a que dejes que tu imagen siga deteriorándose. Te pido perdones mi atrevimiento. Quizás es que sigo sin entender mucho del tejemaneje político y soy un pobre soñador.

Un abrazo desde la distancia.

-.
0
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Cartagena, la ilusión que no fue: el Pozón y Nelson Mandela

Cartagena, la ilusión que no fue: el Pozón y Nelson Mandela

La rabia con Electricaribe por haber dejado a Barranquilla sin luz en plena pandemia

La rabia con Electricaribe por haber dejado a Barranquilla sin luz en plena pandemia

Nota Ciudadana
Para entender a Cartagena

Para entender a Cartagena

Nota Ciudadana
Cartagena es tan fantástica que cada vez que llueve se convierte en Venecia

Cartagena es tan fantástica que cada vez que llueve se convierte en Venecia