Opinión

Niebla e incertidumbre...

Tres años es poco tiempo para dispersar tanta niebla, si permanece la incertidumbre, o le coge la noche a este gobierno

Por:
mayo 16, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Niebla e incertidumbre...
El presidente Duque seguirá sometido a una atormentadora incertidumbre, si no logra fortalecer su gobernanza, esa interacción con los actores estratégicos que aún no reconoce.

En la guerra buena parte del tiempo se actúa bajo la oscuridad de la noche o la lluvia; por eso hay que considerar que antes de la tormenta, no dispondremos de información suficiente y precisa para atacar; siempre se estará frente a lo desconocido, lo imprevisto y lo incierto. Entre una atmósfera compleja, muchas veces adversa, hay que tomar decisiones en medio de la mayor incertidumbre.

Para cualquier comandante militar, en incontables circunstancias, la niebla es tan espesa, que sus decisiones pueden derivar en un escenario incontrolable; por tanto, si no posee información veraz, esa niebla podría retardar la estrategia. La niebla, es la incertidumbre que agobia la toma de decisiones y puede terminar afectando el comando y control de las fuerzas a su cargo, y también, por qué no, a todo un gobierno.

Supongo que lo que le pasa a este gobierno después de nueve meses de haber arrancado, es porque no encuentra suficiente luz, ante la incertidumbre que producen sus propias acciones; su débil voz frente a los acuerdos de paz con las Farc, (que tienen dividido al país), producen mucha niebla.

Colombia necesita salir de la hipnosis en la que nos metieron los dos bandos irreconciliables de la política, y muy cerca de uno de los bandos, se encuentra un gobierno incapaz de lograr un acuerdo nacional, que evite seguir despedazándonos.

Necesita este gobierno salir del pantano y avanzar en la tarea fundamental: unir el país, hacer crecer el PIB, producir riqueza y bienestar para todos, desarrollar conocimiento, aumentar las exportaciones, derrotar el narcotráfico, las economías ilegales, detener el asesinato de líderes sociales, de excombatientes, y construir seguridad ciudadana estable, que nos permita caminar sin miedo por las calles.

Un Comandante en jefe, no posee toda la información, ni puede controlar todas las acciones de sus subordinados; ni más faltaba; no posee la varita mágica que solucione todos los problemas de un solo tajo; pero debe tener suficiente capacidad para conducir las complejas dinámicas de los territorios, (la situación táctica), en función de la estrategia nacional.

Un gran favor que le haría al país este gobierno, es propender por matizar todos los lenguajes de la política enceguecida, que somatiza la delincuencia organizada, como patente de corso,  para perseguir, amenazar, desplazar, someter, o asesinar a los más vulnerables.

La niebla de la guerra, es el símil de la actual política: se retardan las respuestas que necesita el país; y ese estatus quo, es lo  que más conviene a cualquier rival político o armado; entre la niebla encuentra su mejor escenario: torpedear, destruir, retardar, enmarañar las decisiones, o escalar los conflictos.

Para salir de la niebla espesa, el gobierno debe moverse con mayor velocidad; ese es uno de los principios de la guerra que bien podrían aplicarse en la política nacional: concentración, tiempo, iniciativa, mayor movilidad, comando, acción en masa contra el objetivo principal donde confluyan todos los esfuerzos.

Nada fácil la tiene el ejecutivo, si no toma decisiones nucleares en función de la implementación de los acuerdos de paz; la legalidad como pilar fundamental de las políticas del presidente Duque, que pretende integrar la justicia con la seguridad, seguirá siendo utopía, si no comienza por contener tanto asesinato.

Fatídica cuenta: durante lo que va de 2019 han asesinado a 60 líderes sociales y defensores de derechos humanos; según el Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo (Indepaz); luego de la firma de los acuerdos de paz, 130 desmovilizados han sido asesinados, mientras que 532 líderes sociales también. Esta semana en un ataque sicarial, fue asesinado Jorge Enrique Corredor González, conocido como Wilson Saavedra; es el primer mando en el rango de excomandantes, que es asesinado. La cuenta puedo subir antes del cierre de esta columna.

¿Quiénes son los victimarios?; los mismos de siempre: encapuchados armados; “Autodefensas Gaitanistas de Colombia” (AGC), “Clan del Golfo”, “Águilas Negras”, “Rastrojos”, “Urabeños”, “Caparrapos”, “Bloque X”, otros grupos paramilitares..., disidencias de las Farc, o los “elenos”, etc;  todos exteriorizan su ideología, su sistematicidad, su identidad activa.

El presidente Iván Duque, seguirá sometido a una atormentadora incertidumbre, si no logra fortalecer su gobernanza, esa interacción con los actores estratégicos que aún no reconoce.

Desde la trinchera: Por la niebla en la que vive este gobierno, le faltó hacer un acuerdo de cooperación judicial con las autoridades de los Estados Unidos, que acusan de narcotráfico a Jesús Santrich, para acceder a otros medios de prueba. Hoy el país tiene un nuevo argumento para seguir enfrentado: su posible paso de La Picota al Congreso.

La crisis institucional que produce la renuncia del Fiscal General, le agrega más detonante a los colombianos; la Justicia Especial para La Paz, JEP, seguirá en el ojo del huracán por la fuerza delirante que producen los bandos rivales; interpretar sus decisiones con la mirada del derecho, con la razón o el corazón, exige de la opinión, reacciones ecuánimes.

Por tanto, tres años es poco tiempo para dispersar tanta niebla, si permanece la incertidumbre, o le coge la noche a este gobierno.

https://twitter.com/rafacolontorres

 

-Publicidad-
0
3842
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¡Señor presidente: desactive la bomba de tiempo...!

¡Señor presidente: desactive la bomba de tiempo...!

¡Ni uribistas, ni petristas!

¡Ni uribistas, ni petristas!

Alcalde, o alcaldesa...

Alcalde, o alcaldesa...

¿Quién es el que más ha asesinado?

¿Quién es el que más ha asesinado?

¿Por qué asesinan tanto en Colombia?

¿Por qué asesinan tanto en Colombia?

Esclavos por la Paz...

Esclavos por la Paz...

Un primer año y un bicentenario...

Un primer año y un bicentenario...

¡Calgary: we have a problem!

¡Calgary: we have a problem!