Natalia París DJ, una pasión que la tiene volando alto

A pesar de las críticas, ha impuesto su estilo, la contratan festivales de música electrónica y sus fiestas, que nos son baratas, se llenan a reventar

Por:
julio 19, 2020
Natalia París DJ, una pasión que la tiene volando alto

Natalia París pasa la cuarentena sola. A su hija, con quien vive y de quien nunca se había separado tanto tiempo, la agarró la prohibición de movilización en una finca, muy lejos de su mamá. La famosa modelo y empresaria dice que este tiempo le ha servido para seguir formándose como D.j, su nueva pasión, un oficio en el que ha logrado reconocimiento y éxito.

Dice que también se la ha pasado leyendo, haciendo cursos por internet de cuanta cosa encuentra y hasta inventado recetas. Pero gran parte del día se pone los audífonos y se encierra con mezcladora electrónica, un juguete que la acompaña desde hace unos ocho años.

No se queda quieta. Parece que la palabra reinvención, que está pandemia puso de moda, la tiene como una máxima en su vida. Es modelo, empresaria, publicista, D.j, ambientalista y hasta influencer. Hace de todo y, para sufrimiento de sus críticos, en todo le va bien.

Pero si Natalia París tuviera que elegir un oficio para vivir el resto de su vida, sin pensarlo dos veces sería el de D.j, por encima del modelaje y de ser empresaria. La música, dice la paisa de 46 años, desde siempre ha sido una de sus más grandes pasiones. Así lo deja ver en la mayoría de publicaciones en sus redes sociales, donde siempre está cantando, o bailando o mezclando.

Natalia París lleva ocho años mezclando. Hoy día la contratan en los mejores festivales de música electrónica.

Su mamá, Lucía Gaviria Jaramillo, la mujer que la incursionó en el mundo artístico modelaje cuando apenas era una bebé –siendo la imagen de una marca de pañales–  también fue quien le inyectó, un poco obligada, su pasión musical.

Se puede decir que la vena artística y musical la lleva Natalia en la sangre. Su mamá hizo parte de la Orquesta Filarmónica de Antioquia, su abuela era cantante y algunas de sus tías también están vinculadas con la música. Cuenta que de niña la obligaron a recibir clases de solfeo, piano y flauta.

Reconocida por ser ícono del modelaje colombiano y durante casi una década la imagen los cuadernos que adolescentes llevaban en sus maletas, Natalia lleva más de siete años metida de lleno en la escena del tecno y los beats mundo al que entró como una distracción y en el que, pese a las críticas, que no faltan, ya está metida como profesional.

Aun cuando al modelaje le debe la fama, los beneficios y la mayor parte del dinero que tiene y ha tenido, confiesa que este un mundo hostil y difícil, muchas veces lleno de envidias, egos, mentiras, que la cargan con energías negativas que no la hace del todo feliz.

Fue precisamente que intentando huir de aquellas sensaciones cuando encontró en la música una puerta liberadora. La música para Natalia París es eso, un paso hacía la tranquilidad y la felicidad que se convirtió en un oficio bien remunerado.

Aun cuando sigue modelando y a su empresa de productos de belleza le va muy bien, la música está por encima de todo.

Hace unos ocho años Natalia empezó a hacer mezclas por hobbie. Amenizaba fiestas privadas propias y de amigos. Impulsada por su pasión y buenos comentarios sobre sus mezclas empezó a interesarse más y más en la escena electrónica como Dj. Compró una mezcladora profesional y empezó a estudiar y a practicar en público y en privado.

Pese a las críticas negativas que recibe, que no faltan, hoy día la actividad de Dj es una de sus fuentes de ingresos. Sus toques son costosos y siempre se llenan. Ha tenido grandes contratos en el extranjero en festivales y bares reconocidos alrededor del mundo.

Esta paisa de rostro y voz de niña consentida, a quien algunas voces califican de bruta ha demostrado ser exitosa en lo todo lo que hace. Sigue vigente dentro del modelaje, su empresa de productos de belleza y cuidado para la piel lleva 20 años vendiendo sola y como D.j ya ha logrado gran reconocimiento dentro de la escena electrónica.

Otra de las facetas casi desconocida de esta mujer de 1.55 mts de altura es su preocupación e interés por cuidar el medio ambiente.

Su Instagram, que tiene 1.6 millones de seguidores, está lleno de videos referentes a la protección del planeta. Natalia hace lo que pueda para que estos sean vistos, hasta incentivar con desnudos a sus seguidores para que los vean.

Ella sabe que sus nalgas, que siguen siendo espectaculares y bien cuidadas, interesan más que mostrar las problemáticas medioambientales. A muchos videos que hablan de sequías, cambio climático, deshielo, les antepone una foto en primer plano de trasero.

La estrategia ha funcionado. Pero confiesa que le da mal genio aceptar que importe más un par de nalgas que las tragedias ambientales que intenta mostrar.

-.
0
17903
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Duque extiende emergencia económica

Duque extiende emergencia económica

En redes
VIDEO: El operativo que acabó con la rumba sexual en Villavicencio

VIDEO: El operativo que acabó con la rumba sexual en Villavicencio

Nota Ciudadana
La oportunidad entre la crisis

La oportunidad entre la crisis

En redes

"Eres una asquerosa vaca" Modelo incita a otras mujeres al suicidio