Mulato Cabaret, un sitio excepcional en Cali

A propósito de la controversia que se desató en la Sucursal del Cielo por una fiesta que se hizo en el reconocido establecimiento salsero

Por: German Peña Cordoba
febrero 25, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Mulato Cabaret, un sitio excepcional en Cali
Foto: Facebook @MulatoCabaret

La antropofagia como condición humana se hace evidente en este caso: caleño come caleño. La rumba caleña ha tenido sitios emblemáticos, lugares de mucho valor histórico que dejaron en la memoria colectiva un recuerdo imborrable. Cómo olvidar El Séptimo Cielo, Honka Monka, Escalinata, Shira, El Escondite o Village Gate.

Igualmente, Cali ha tenido grandes gestores culturales que han impulsado la ciudad como capital mundial de la salsa. Han sido personas esmeradas para que la ciudad sea conocida no solo como la más cívica de Colombia, sino como la capital mundial de este ritmo musical. También, los VI Juegos Panamericanos, celebrados en 1971, fueron un evento que potenció a Cali como capital deportiva de América, no en vano son estos (realizados con éxito total) el evento por excelencia que enorgullece al municipio.

Cali también es conocida por muchas otras actividades: el Teatro Experimental de Cali (TEC) que dirigió Enrique Buenaventura y de donde salieron los mejores actores de Colombia; el cine con Calos Mayolo y Delirio, que también son otras manifestaciones culturales lideradas por Santiago de Cali para el mundo.

Ahora bien, existe una característica especial en el caleño raizal: el estilo de baile caleño. En esta promoción cultural muchas personas han realizado un trabajo inconmensurable, no valorado con suficiencia: el periodista cubano José Pardo Llada (hay que reconocerlo) catapultó la imagen de Cali con la creación del fantástico Ballet de la Salsa. Y cómo olvidar a Evelio Carabali, Yimy Boogalo, Telemby King, Los Mellizos de la Salsa, Alirio, Amparo Arrebato, Felix Veintemillas y tantos otros bailarines que marcaron un hito en la historia de Cali.

Además, dentro de estos magníficos gestores culturales se incluye al veterano periodista Edgar Hernan Arce, César Augusto Ortiz y empresarios como Carlos Paz, Manolo Vergara o Dario Muñoz. Pero los tiempos cambian, todo evoluciona y los liderazgos fluctúan para bien. Aunque los liderazgos mencionados siguen vigentes y también existen excelentes sitios para bailar la salsa, un sitio para mostrar hoy, en cuanto la cultura de Cali, se refiere se llama Mulato Cabaret.

Un joven empresario llamado Luis Eduardo Hernández lidera este magnánimo proyecto que ha llegado muy lejos. Él, quien también es conocido como El Mulato, es un muchacho sencillo, sin pretensiones de ninguna clase, amable y, a pesar de haber llegado tan lejos, no desconoce ni olvida sus orígenes.

Su escuela Swing Latino prioriza jóvenes de barrios populares, que en el baile han encontrado la oportunidad para salir de un mundo lleno de marginalidad, segregación y quizás de adicciones. Es tal el éxito de su escuela de baile que impusieron el paso en los Super Bowl, donde estos muchachos de origen popular, junto con Jennifer López, ubicaron el nombre de Cali en lo más alto.

Por otro lado, Mulato Cabaret es un sitio excepcional, no es grill, ni viejoteca, es cabaret. En él hay un extraordinario juego de luces y diferentes niveles de palcos que acompañan una magnífica pista. Un gigantesco escenario frente al público presenta al grupo Swing Latino, donde impresionantes y bellas mulatas de fuego bailan cual gigantes garotas y las acompañan atléticos bailarines en su mayoría afros. Todos y todas mueven sus cadenciosas caderas de una manera frenética al ritmo de la salsa.

Independientemente de otros magníficos sitios que existen en Cali, en especial en el Parque Alameda, el Parque de la Caña, la Agualuteka de Carlitos Paz y demás, Mulato Cabaret es un sitio excepcional donde infinidad de turistas europeos, americanos y asiáticos disfrutan del ritmo de la salsa. Amén de disfrutar del magnífico show de la escuela de baile Swing Latino. Es por eso que hoy cuando por redes sociales y por un error que Luis Eduardo ha salido oportunamente a reconocer y a disculparse, se trata obsesivamente de despedazar un proyecto como Swing Latino, que tanto le ha aportado a Cali, salimos en su defensa.

El Mulato ha reconocido oportunamente su error y ha saboreado la traición de cercanos. Mucho cuidado con el éxito y si es demasiado, demasiado cuidado hay que tener. La carrera del éxito es peligrosa, su camino está minado de cascaritas para hacerte resbalar, palos en la rueda no faltan. Mucho cuidado con el éxito, porque si te descuidas puede representar el fracaso, pero si llega el fracaso saber levantarse es el verdadero éxito. El éxito se disfruta y se padece.

Luis Eduardo tiene toda la solidaridad de los muchos que lo admiramos. No por haber realizado la inauguración de El Pedazo, un sitio anexo al Cabaret y que fue donde se presentó la aglomeración que los medios han difundido, a pesar de haber brindado las medidas de bioseguridad, se puede permitir que la antropofagia que caracteriza a la condición humana arrastre con una vida digna de un trabajador incansable como es Luis Eduardo, El Mulato.

-.
0
900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus