Ministra Giha, para que conste, el paro sí se justifica

La implementación adecuada de la jornada única, el proceso de evaluación docente y el servicio de salud que recibe el magisterio son algunas de las razones

Por: Jorge Iván Posada Quintero
Mayo 16, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Ministra Giha, para que conste, el paro sí se justifica
Foto: Las2Orillas

En la circular No.21 del 08 de mayo de 2018, el Ministerio de Educación Nacional afirma en relación al paro nacional de 48 horas convocado por la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (fecode) para los días 09 y 10 de mayo que “(…) se trata de una decisión que no tiene justificación (…)” y “solicita a las autoridades educativas territoriales que, en el ámbito de sus competencias legales y reglamentarias, tomen las medidas necesarias para garantizar el derecho a la educación”.

Esta circular se corresponde con las declaraciones de la Ministra de Educación Yaneth Giha en diferentes medios de comunicación, donde señala que “Fecode no entiende al final de cuentas que este es un servicio esencial, es un derecho para los niños, y que no es una mercancía para transar”, declarando absurdo e injustificado el paro de los maestros colombianos.

Ahora bien, durante la asamblea sindical del 09 de mayo, desarrollada en el municipio de Fresno Tolima, una líder estudiantil que cursa grado décimo en una de las instituciones del sector con angustia e indignación señaló que, en 2015, cuando les hablaron de jornada única:

“A nosotros como estudiantes y a los padres de familia nos prometieron que el transporte escolar iba a ser fijo. En 2015 tuvimos un mes de transporte, en 2016 (…) nos dieron 30 días, en 2017 nos dieron 51 días pero de ruta única, esto significa que, o nos llevaban o nos traían, pero no nos llevaban y traían. Este año 2018 no nos han dado ¡un día de transporte escolar! Y hay que anotar que nuestra institución es netamente rural, el 90% somos de fincas muy lejanas a nuestra institución. Por otra parte, la alimentación es otro problema que tenemos nosotros los estudiantes, porque muchas veces la comida que nos ofrecen llega en mal estado. Los bananos, podridos; las guayabas, podridas; la harina para las arepas, vencida; el pollo ha llegado con gusanos a nuestra institución. (…) alimentación este año no hemos tenido (…). Además en nuestra institución hacen falta profes. (…) Yo les pregunto, ¿es justo que nos prometan y no nos cumplan en algo tan delicado y tan necesario como la educación? ¿Es justo? (…) Entonces con los estudiantes de nuestra institución estamos organizando que ¡no vamos a entrar a Jornada Única! ¡Nuestro horario se acaba a la una de la tarde y no vamos a entrar en jornada única! (…)”

Un mensaje para la ministra de educación Yaneth Giha, docentes y padres de familia. Por parte de una estudiante lider de Fresno.

Posted by Simatol Fresno on Wednesday, May 9, 2018

La intervención llenó de indignación y tristeza el ambiente de la reunión. Todos estuvieron de acuerdo en que nuestros niños, niñas y adolescentes merecen una educación en condiciones dignas. Sin embargo, lo expuesto por esta estudiante refleja solo uno de tantos aspectos relacionados con la profunda crisis que vive el sistema educativo colombiano; y lo más grave es que tiene a empeorar, pues el 24 de abril de 2018 el Ministerio de Educación emitió la resolución No. 06890, donde se reducen los recursos de gratuidad aproximadamente un 20%. Lo que constituye una desfinanciación real del precario sistema educativo.

Además, para este año el Ministerio no ha convocado el proceso de Evaluación de Carácter Diagnóstico Formativa (ECDF). Al respecto solo se cuenta con un borrador del decreto por el cual se convocaría este proceso; no obstante, el cronograma empezaría el 30 de agosto de 2018 y terminaría el 10 de octubre de 2019, cercenando el derecho de los maestros a recibir un diagnóstico de calidad y congelando por 2 años la planta docente, con la consecuente vulneración del derecho a mejorar sus condiciones sociales, familiares y económicas.

Por otro lado, el servicio de salud del magisterio es el problema menos visible en medios y el más grave para los docentes y sus familias. Al magisterio colombiano no se le garantiza el derecho a la vida y la salud. Después de las manifestaciones de protesta y rechazo en contra de los mercaderes de la salud que se han enriquecido por más de 20 años a costa del sufrimiento y la muerte de los docentes y sus familias, el Ministerio y la Fiduprevisora decidieron, tras un proceso oscuro y cuestionado, otorgar (para el caso del Tolima) la contratación de la salud al mismo grupo empresarial Emcosalud (ahora Unión Temporal ToliHuila), sin tener en cuenta las miles de quejas y reclamos por la mala calidad y prestación de este derecho fundamental.

Un espacio como este exige brevedad; con lo cual, son muchos los aspectos de la problemática educativa que no se alcanzan a abordar, pero lo expuesto anteriormente es un cúmulo de argumentos que nos lleva a decirle categóricamente a la Ministra Yaneth Giha que ¡este paro sí se justifica!

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
654

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus