¿La gloria de Dios: una motivación ausente en el pueblo cristiano?

“No podemos ser cristianos solo en algunos aspectos de nuestra vida, se supone que quienes observan nuestra conducta puedan encontrar consistencia”

Por: MONICA ADRIANA OCAMPO
Mayo 16, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿La gloria de Dios: una motivación ausente en el pueblo cristiano?

Los cristianos estamos viviendo un momento de euforia política donde es necesario hacer una pausa para reflexionar de manera seria en ¿cuál es nuestra función en la sociedad?, ¿qué debe hacer la iglesia en medio de esta coyuntura política?, ¿cuál es el propósito de nuestra existencia? El catecismo menor de Westminster (1647) nos da la respuesta: “El fin principal del hombre es el de glorificar a Dios, y gozar de él para siempre” (Ro. 11:36; I Co. 10:31; Sal. 73:25,26). Unas palabras llenas de valor y una claridad enorme… Todo lo que haga la iglesia, los movimientos políticos que se denominan “cristianos” y de manera individual cada creyente debe apuntar a la glorificación de Dios.

He leído muchas opiniones de cristianos donde hablan de la necesidad de las alianzas políticas, de cómo la iglesia debe dejar de ser cola e ir a la cabeza para gobernar esta nación, de votar por una persona que esté en contra de la corriente progresista. Otros por su lado, le hacen defensa de manera vehemente y casi fanática al representante del socialismo, tratando de manera incoherente de hacerlo el abanderado de los pobres y el opresor de los ricos, y ni lo uno ni lo otro. Mi llamado hoy es a la coherencia con el pensamiento bíblico, el cual debe ser el fundamento de reflexión y decisión de cualquiera que se haga llamar creyente y cuya esperanza debe estar puesta solo en Cristo. No podemos ser cristianos solo en algunos aspectos de nuestra vida, se supone que quienes observan nuestra conducta puedan encontrar consistencia entre lo que hablamos y lo que hacemos.

Bien lo dice el teólogo norteamericano Francis Schaeffer en su libro La iglesia al final del siglo XX, escrito hace aproximadamente 45 años pero con una visión clara de cuál debería ser la influencia de la iglesia protestante en el siglo XXI: “Como cristianos nunca debemos identificarnos plenamente con la derecha ni la izquierda, pero si tenemos la libertad de cooperar con alguna causa en particular en cualquiera de los dos lados. Si hay injusticia social, di que hay injusticia social. Si necesitamos orden, di que necesitamos orden…Pero no te inclines a favor de ninguno de estos campos: No eres aliado de ninguno. La iglesia del Señor Jesucristo es diferente tanto del uno como del otro –totalmente diferente”.

Entonces, ¿queremos influir en nuestra sociedad? Dediquémonos a los ministerios de misericordia, ocupémonos en ayudar a los más necesitados, visitemos a los enfermos, cuidemos de los huérfanos, militemos dentro de las filas de la iglesia y propaguemos el único mensaje que realmente trae esperanza a un mundo caído. La manera correcta de dar ejemplo, es honrando nuestras convicciones y no vendiéndolas por un plato de lentejas.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
391

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¡Gracias a Dios no ganaron los cristianos!

¡Gracias a Dios no ganaron los cristianos!

¿Que pasó con los cristianos? Elecciones 2018

¿Que pasó con los cristianos? Elecciones 2018

La instrumentalización del voto cristiano

La instrumentalización del voto cristiano

¿Es cristiano y no saber por quién votar?

¿Es cristiano y no saber por quién votar?