“Mi mamá me obligó a callar las violaciones de Michael Jackson durante 30 años”

El rey del pop se defendió por décadas de las denuncias por abuso, pero nuevos testimonios desenmascarán los excesos que sufrieron decenas de niños con el documental ‘Living Neverland’

Por:
Marzo 17, 2019
“Mi mamá me obligó a callar las violaciones de Michael Jackson durante 30 años”

Se encontraba preparando uno de los comerciales más anunciados de su carrera que lo ayudarían a seguir posicionándose como el rey la música pop. Era una época de oro para el artista y no esperaba encontrar en la inocencia de la infancia una razón para inspirar aún más su carrera.

El pequeño James Safechuck jamás imaginó que a su temprana edad terminaría viviendo en El país de Nunca Jamás una de los momentos más terroríficos de su vida: el abuso desenfrenado perpetuado por el entonces rey del pop, Michael Jackson. Durante el rodaje del comercial, ambos se conocieron y los ojos azules de James descrestaron al artista. Las invitaciones a sus giras europeas se convirtieron en detalles ilimitados. En ese entonces no solo se trató de seducir a un niño de 10 años, sino también a una familia. Jimmy, como le decían de cariño, disfrutaba de una fama que no le pertenecía y que sentía suya gracias a un rey del pop profundamente enamorado de él. Ambos dormían en la suit del artista mientras que sus padres cada vez eran ubicados más lejos, y sin darse cuenta y absortos por una vida de lujo que no habían tenido antes, y que cualquier otra persona hubiese deseado, fueron cediendo y acostumbrándose a ella.

El juego de seducción se fue transformando en una manipulación que se disfrazaba de amor y del intento de olvidar la abrumadora fama que absorbía a un artista que se había consagrado de a pocos como un ídolo a nivel mundial. James sabía que si Michael Jackson le frotaba la palma de la mano era un anuncio de sus deseos sexuales más profundos. Él, con la inocencia de un niño, participaba de la felicidad de estar siendo amado por su héroe. Jackson se había convertido en el único ser humano en la faz de la tierra que lo amaba. Nadie lo amaría de otra forma, ni siquiera su madre. Fue allí que las palabras hacia Jimmy eran cada vez más tenebrosas y absorbentes: el artista le había metido en la cabeza que la única forma de vivir repleto de amor y sus deseos era con la música y el viaje sin regreso de Nunca Jamás. Ambos debían protegerse de la gente que quería separarlos, solo ellos dos podrían afrontar la dureza de la vida que un niño de 10 años no lograba entender. Le enseñó a vestirse a toda velocidad con la excusa de que todo hacía parte de un show que preparaban juntos, y que si alguien entraba sin avisar a la puerta del cuarto se darían cuenta de la sorpresa que tenían para ellos. Michael Jackson se había convertido en el Peter Pan que cazaba niños abandonados gracias a la avaricia de unos padres negligentes. Era un viaje a Nunca jamás sin un aparente tiquete de regreso.

El silencio era el arma más poderosa para Jackson. Los padres de Jimmy lo veían como un segundo hijo, era un niño atrapado en el cuerpo de un hombre de 31 años. Nada era sospechoso, todo hacía parte de una fantasía de Jackson por poder sacar ese niño interior que estaba reflejado en su mansión: era un Disneyland de ensueños. Steven Spielberg, Sean Connery y George Lucas fueron algunos de los grandes famosos que la familia Safechuck llegó a conocer, mientras recibían una cantidad inimaginable de plata solo por tener un hijo tan frágil, guapo y delicado como Jimmy. Nadie se daba cuenta de la agonía que James vivía, pues mientras la puerta de la suit principal se cerraba, la madre de James se sumergía incontables horas en la bodega de vino con los criados de Jackson para perder la noción una vida que parecía de mentiras.

No fue sino que Jimmy creciera y Jackson dejara de vivir el idilio de amor que tenía con él. Era Peter Pan embelesado por la juventud eterna de un joven que nunca sería realmente suyo. El terror de Jimmy también lo sintió en los huesos Wade Robson, un niño de 7 años que ganó un concurso de baile por imitar al entonces rey del pop y tuvo la oportunidad de conocerlo. Después de ese primer encuentro Jackson se dedicó a conquistar a la madre del niño para después lograr hablar con el pequeño hasta seis horas por teléfono, y enviarle faxes donde se refería a él como “My Little one (mi pequeñito)”, mensajes que para la madre de Wade eran encantadores, inocentes y cargados de un gran afecto. Fue tanto el amor que llegó a sentir esta madre por Michael Jackson que no dudó ni dos segundos en abandonar toda su vida en Australia e irse detrás de la estrella pop, pues él tampoco quería estar lejos de su “pequeñito”.

Mientras el ídolo del pop estrenaba su disco Dangerous, y se preparaba para empezar otra de sus giras mundiales, el escándalo salió a la luz. Sus historias de amor con menores salieron a la luz pública. El mundo retumbaba y peleaba con los medios a favor del rey de todos los tiempos. El intocable, el maestro, el bailarín, el mejor cantante de todas las eras se enfrentaba a acusaciones sobre pedofilia, abuso y violencia sexual. Las familias Safechuck y Robson no dudaron en salir a defender a su rey, padre y cobijador monetario. Desmintieron las falsas acusaciones de su ídolo y a capa y espada ayudaron a que lo absolvieran y su imagen se mantuviese intacta. Lo lograron. Habían obligado a sus hijos a callar, mentir y reprimir todas las atrocidades que el rey del pop había perpetuado en ellos.

Fueron 30 años para que la caja de Pandora se volviera a abrir y la cruda realidad se revelara. Bajo la dirección de Dan Reed, los dos grandes amores no correspondidos de Michael Jackson decidieron hablar y pagarse ellos mismos el tiquete de retorno a su vida: desmentir todo aquello que sus padres los obligaron a ocultar.

“Difícil de ver, aún más duro de ignorar, imposible de olvidar”, un viaje al pasado y un recorrido por el testimonio que destapa los horrores detrás de la mansión Neverland y los secretos que por tantos años la llegaron a cobijar.

Publicidad
0
139360
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Las dos mujeres queridas de Michael Jackson quieren cobrársela a HBO

Las dos mujeres queridas de Michael Jackson quieren cobrársela a HBO

“Mi hermano, Michael Jackson, sí era un pedófilo”

“Mi hermano, Michael Jackson, sí era un pedófilo”

Las mentiras del documental de Michael Jackson

Las mentiras del documental de Michael Jackson

Nota Ciudadana
¿Quién mató a Michael Jackson?

¿Quién mató a Michael Jackson?