Mi (desastrosa) experiencia con Fico y Rodolfo Hernández en Corferias

Escuchar a Fico es entrar a una cantina, a un grill de mala muerte y oír una conversación entre borrachos, entre parceros que se quieren y se abrazan como amigachos

Por: William Pulido Cardozo
mayo 27, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Mi (desastrosa) experiencia con Fico y Rodolfo Hernández en Corferias

El martes 19 de abril me inscribí de manera virtual, al debate presidencial qué se realizaría el miércoles 20 de abril.

Mi experiencia con Fico y Rodolfo Hernández en Corferias en la FILBO 2022, era mí oportunidad para escucharlos en vivo y en directo a todos, pero lastimosamente ese miércoles estuvieron ausentes Petro y Fajardo.

Sí asistieron Fico, Ingrid, Jhon Milton, Rodolfo, Enrique Gómez y Luis Pérez, los tuve cerca, pero me llamó la atención qué la logística funcionó a medias, pues la seguridad no la vi por ningún lado, nadie revisó mi maleta y nadie me requisó, no había detector de metales, fácilmente cualquier persona hubiese podido ingresar un arma de fuego.

Al terminar el debate mis impresiones fueron las siguientes, especialmente con los candidatos Fico, Rodolfo Hernández, Jhon Milton e Ingrid.

A Rodolfo en algunas ocasiones, tuvieron los mismos compañeros de debate (qué por ubicación tenía a su lado), repetirle y explicarle algunas preguntas por qué no las entendía ni las asimilaba, el mismo Fico tuvo que sacarlo de apuros y los mismos moderadores lo notaron, por lo cual tuvieron que hacer más detalladas, más simples, más básicas algunas preguntas, qué a ciencia cierta no eran nada complejas para entender.

Podría decir qué presuntamente el candidato evidenciaba dificultades de aprendizaje; hubo incluso una pregunta qué el candidato Rodolfo no entendió, por lo cual no la respondió.

Sin embargo, en las respuestas en las cuales sí participó de manera repetitiva insistió en el daño que le hacen al país, la corrupción, los ladrones del erario público y Duque quién representa el nefasto uribismo, lo cual excitaba al auditorio y con ese estilo particular se ganó los aplausos de muchos espectadores, pero de ese círculo vicioso de repetir: ladrones y corruptos nunca salió, es decir no hubo profundidad en sus planteamientos y por el contrario, me dejó asustado qué sus habilidades de escucha y comprensión no le dieron la talla y el nivel que se necesitaba en el momento, ¿ahora qué será al manejar un país ahogado en corrupción, pobreza, inseguridad y violencia, qué es el que deja el inepto de Duque y el maléfico Uribismo?

Lo noté mermado, agotado, con visos de euforia sólo cuándo repetía "gobierno ladrón", pero no con las fuerzas y la formación teórico-conceptual cómo presidente, para soportar largas jornadas de viaje, reuniones, consejos extraordinarios, crisis y decisiones que afectarán a todos los colombianos dentro y fuera del país, más bien lo visualice en el futuro cercano ya pensionado, disfrutando de sus hijos y nietos pero ¿con las fuerzas y preparación a profundidad, para manejar éste país por 4 largos años… ¡Jamás de los jamases!

¿De Fico que observé? Qué en la mayoría de repuestas, debía acudir a los planteamientos qué sus asesores en el momento o previamente, le habían preparado, por eso referenciaba permanentemente su celular, evidenciando una actitud similar a la de Duque, de títere, súmele qué en las respuestas rápidas dónde debía pronunciar un monosílabo (sí o no), miraba lo que habían respondido sus colegas antes de él responder, haciendo lo que vulgarmente se conoce en el argot estudiantil cómo física copialina.

Se demoraba mucho en tomar la decisión, la cual dependía directamente de lo que los demás dijeran y en alguna ocasión no respondió, situación que fue percibida al instante por el auditorio, lo cual suscitó una protesta a grito entero con un contundente mensaje: ¡tramposo, mañoso, Uribista tenía que ser! del cual yo con orgullo participé.

Escuchar a Fico es cómo entrar a una cantina, a un grill de mala muerte y oír una conversación entre borrachos, entre parceros que se quieren y se abrazan como amigachos.

Ingrid ratificó su total fracaso en la política contemporánea y en la carrera presidencial, a pesar que escuché una que otra respuesta interesante, sus principios ideológicos y morales la dejaron mal parada frente al auditorio, por el suelo diría yo, y quién lo creyera, a pesar de las discrepancias que sostengo con la coherencia moral del partido cristiano y su contradicción con el espaldarazo a algunas políticas criminales del uribismo y del presidente Duque, Jhon Milton fue el que demostró mejor conocimiento, con algunos temas claves del país. ¡Lo demás fue una vergüenza!

Finalmente he concluido: ¡qué equivocados están los que creen qué Fico o Rodolfo Hernández son la solución a los inmensos problemas de este país!

¡Estáis meando fuera del tiesto!

-.
0
400
Los sapos que no se tragarían los uribistas frente al Acuerdo de Petro

Los sapos que no se tragarían los uribistas frente al Acuerdo de Petro

¿A qué le temen los empresarios en un gobierno de Petro?

¿A qué le temen los empresarios en un gobierno de Petro?

Informe Final de la Comisión de la Verdad, Renuncia de Zapateiro, ¿Fin a las corralejas?: El Resumen

Informe Final de la Comisión de la Verdad, Renuncia de Zapateiro, ¿Fin a las corralejas?: El Resumen

"Vimos la masacre por tv como si se tratara de una telenovela barata": Francisco de Roux

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus