Opinión

Mensaje entre líneas

Que un vicepresidente norteamericano opte por presionar a la Corte para que deje en libertad a quien señala de ser un héroe, es descarada intromisión, y se puede leer como advertencia

Por:
agosto 19, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Mensaje entre líneas
El gesto del vicepresidente de Estados Unidos aquí no tiene resistencia, ni genera malestar, ni suscita notas diplomáticas de protesta. Foto: Twitter/Vicepresidencia EE. UU.

El catorce a agosto pasado, el vicepresidente norteamericano Mike Pence escribió un tuit en el que indicaba lo siguiente: “Hablé con nuestro gran aliado, el presidente Duque de Colombia hoy. El presidente Donald Trump y yo estamos agradecidos por nuestra sociedad a favor de la libertad en el hemisferio y por nuestros esfuerzos conjuntos para combatir el narcotráfico. Respetamos las instituciones de Colombia y su independencia. Pero, continuó el vicepresidente, “al estar el ex presidente Álvaro Uribe bajo arresto domiciliario, nos unimos a todas las voces amantes de la libertad alrededor del mundo para llamar a los funcionarios colombianos a que dejen que este Héroe, quien ha recibido la Medalla Presidencial de la Libertad, se defienda como un hombre libre”.

Que un vicepresidente norteamericano opte por presionar a la Corte Suprema de Justicia de Colombia para que deje en libertad a quien señala de ser un héroe, resulta una descarada intromisión en los asuntos internos de un país soberano. Pero ese gesto, aquí no tiene resistencia, ni genera malestar, ni suscita notas diplomáticas de protesta. Aquí, el gobierno sumiso y doblegado a Washington y sus halcones asiente, y ve en ese tuit arbitrario un guiño cómplice a sus malas prácticas, pero detrás de esas palabras de aparente apoyo, puede que haya algo más.

Como se sabe, las relaciones de este gobierno con el mezquino presidente Trump no han sido precisamente fluidas, esto porque bajo la batuta torpe de Duque el país ha vuelto a ocupar los primeros puestos en exportación de drogas ilícitas a Estados Unidos, tema nada fortuito si se tienen en cuenta las graves acusaciones sobre la financiación de su campaña por agentes del narcotráfico. Esto, sin embargo, no evita que Washington apruebe la gestión de la actual Casa de Nariño, en otros campos, pues al igual que cada gobierno de los últimos cien años, a la oficina oval lo que más le interesa es que aquí se haga lo que ellos dicen, mientras esa dependencia y sumisión se mantenga, lo demás les importa bien poco.

Que sectores retardatarios de Washington, consideren a Uribe un héroe no es sorpresivo, después de todo durante sus años en la Casa de Nariño estuvo dedicado a complacer al gobierno Bush, a quien apoyó de manera irrestricta en la invasión ilegal a Irak, posición que no compartieron los otros gobiernos de la región. Así mismo, el recipiente de la Medalla Presidencial de la Libertad no tuvo reparos en liderar privatizaciones y, como olvidarlo, autorizar bases del ejército norteamericano en nuestro país. Es decir, un lacayo servicial y bien dispuesto a complacer, características que su protegido heredó.

________________________________________________________________________________

El declive y potencial fracaso electoral de Trump en noviembre los inquieta, porque el triunfo de Biden debilita esa línea e impone un panorama menos cercano a sus doctrinas

________________________________________________________________________________

No hay duda entonces que Uribe ha sido beneficioso para Estados Unidos y por esa razón, no han tenido problemas con sus prácticas, porque finalmente se ha mantenido útil a los intereses norteamericanos. Sin embargo, el día que así no suceda, el panorama cambiará, como les ha sucedido a tantos antes que él y lo cierto es que este impase legal que tiene al “héroe” privado de su libertad no sienta bien en Washington, genera, por lo menos inquietud. En ese sentido, no es gratuita la llamada de Pence al presidente Duque, como tampoco es gratuito el tuit y su mensaje entre líneas. Por un lado, es un intento por persuadir a los magistrados de la CSJ de revertir su disposición contra el senador cabeza del partido de gobierno, pero, por otro, se podría leer una advertencia, porque no queda bien visto que el merecedor de una medalla del peso que tiene la de la Libertad, esté privado de la misma.

Por otra parte, el presidente Duque, sus copartidarios y financiadores, deben observar con preocupación el declive en las encuestas del presidente Trump y su línea conservadora dura, con la cual se sienten identificados y protegidos. Este declive y potencial fracaso electoral en noviembre los inquieta, porque el triunfo de Biden debilita esa línea e impone un panorama menos cercano a sus doctrinas, lo que en términos electorales futuros no les conviene. Un triunfo del ala política más cercana a Santos en Washington, que es un liberalismo blandengue que mantiene las formas, sin perjudicar el fondo, puede hacer que el impasse legal de Uribe crezca y perjudique el patriarca del uribismo más de lo anticipado, pues si Washington cambia de enfoque en noviembre, puede que, en 2021, Uribe pierda el favor de la Casa Blanca y con ello las investigaciones por años estancadas y dilatadas adquieran otro aire.

De tal manera que en el tweet del vicepresidente hay más que una intromisión burda, hay también un mensaje en clave de advertencia hacia el gobierno uribista y su máximo jerarca, por lo tanto, las elecciones de noviembre acaban de adquirir un nuevo interés.

 

-.
0
2100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Buscando el sur

Buscando el sur

La hora de la verdad

La hora de la verdad

La pandemia es el modelo económico y la vacuna la movilización

La pandemia es el modelo económico y la vacuna la movilización

De Piedad Córdoba a Michelle Bachelet

De Piedad Córdoba a Michelle Bachelet

Duque: autogolpe o renuncia

Duque: autogolpe o renuncia

Llegó la hora de la verdad, llegó la hora de las víctimas

Llegó la hora de la verdad, llegó la hora de las víctimas

Reformar íntegramente toda la fuerza pública

Reformar íntegramente toda la fuerza pública

De Piedad a la OTAN

De Piedad a la OTAN