Presidente Petro, menos Twitter y más RTVC

Uno de los grandes fallos del actual gobierno ha sido la forma en la que maneja sus comunicaciones. ¿No va siendo hora de darles un vuelco?

Por: Mateo Duarte del Castillo
enero 25, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Presidente Petro, menos Twitter y más RTVC
Foto: Facebook Petro

Entro a la página de la Presidencia de la República y no advierto ninguna diferencia con la que podría ser la web de una gobernación cualquiera de un departamento olvidado. La pobreza en su diseño es evidente. Además, si uno se quiere informar sobre lo que está haciendo el gobierno le va mejor yendo a Twitter. No más me da pena recordar al casi invisible ministro del Interior hablando en los noticieros, casi entre susurros, del cese bilateral entre el gobierno y cinco agrupaciones armadas (unas con estatus político y otras de narcotráfico organizado). Sí, ese mismo cese que al cabo de dos días fue desmentido por los elenos en lo que no fue un impasse, sino un oso monumental.

Por otro lado, si mal no recuerdo, en campaña Petro hablaba de la “Colombia Humana”, dos palabras que englobaban todas sus ideas y programa de gobierno. Sin embargo, en la página no hay ni un logo, ni una sola referencia a ese propuesta. En cambio, solo aparece un “Presidencia de la República” en aburridísimas letras azules. Al menos en el gobierno del mezquino y poquita cosa de Iván Duque se nos mintió de frente con su lema de "el futuro es de todos”. Digo mintió porque no hubo “todos” y menos “futuro”. A propósito, eso de que “si al presidente le va bien, a todos nos va bien” fue una soberana estafa. Bueno, a medias. A todos nos fue mal menos a él, que llegó al Palacio de Nariño con tres vestidos Everfit y salió multimillonario.

¿Qué pasó? En su alcaldía, Petro tenía el logo de "Bogotá Humana", el cual explicaba y enaltecía a grito herido en sus discursos pseudogaitanistas de dos horas non-stop en los balcones del Palacio Liévano. ¿Se acuerdan? Yo sí. Tampoco olvido la excelente parrilla de programación que armó Canal Capital en esos cuatro años de gobierno. Había enriquecedores programas de debate con León Valencia, Antonio Caballero y María Elvira Arango. Eso sin contar con Contravía de Hollman Morris. Además, me parecía destacable que se permitiera el disenso en el canal oficial. Era posible criticar al entonces alcalde sin ser censurado.

¿Pero ahora qué hay en comunicaciones? Una serie documental sobre los cien primeros días que no he tenido ni el tiempo ni el hígado de ver. Un noticiero que es decente pero sin peso... y cuando hablo de peso me refiero a una unidad investigativa. Se necesita algo de denuncia y de periodismo con repercusión. Yo creo que se tiene el músculo financiero para hacer algo menos mediocre y hacerle contrapeso a los medios privados: Caracol responde a criterios empresariales (rating) y RCN, a criterios políticos (ser el amplificador del uribismo a costa de su propia quiebra). Sin embargo, si algo se puede sacar de ambos es que están muy pendientes de qué quiere ver la gente, ¿por qué no hacer lo mismo? Si eso implica reclutar periodistas investigativos y hacer denuncias, se hace.

Además, RTVC se está desaprovechando enormemente, empezando porque Petro no ha querido nombrar aún director. Llevan meses sonando los nombres de Hollman Morris (no, por favor no) y Ramón Jimeno, pero pasa el tiempo y nada. Solo continúa una displicencia terrible de las comunicaciones del gobierno hacia nosotros. Yo la leo entre líneas como un “ay sí, tengo que hacerlo, ya encontraré el tiempo y la persona, no molesten”. No todo puede hacerse a punta de tuits, como testeándonos a ver si nos gusta un nombramiento, un anuncio, una política, etc. Tampoco puede ser que una y otra vez los funcionarios se desmientan entre sí.

Pregunto entonces, ¿es que es muy caro contratar una agencia de publicidad para lanzar la Colombia Humana como marca?, ¿es que están craneando otra cosa y no han querido ni siquiera lanzar una campaña de expectativa?, ¿o simplemente todo les importa un carajo? Es casi que humillante tener que ir a Twitter para saber que está haciendo el gobierno o peor aún ver en canales privados esa información distorsionada y sesgada. Se requiere un RTVC fuerte, diverso y con espacio a la autocrítica. Nos urge la Colombia Humana, esa misma por la que votamos. Necesitamos la marca Petro.

-.
0
100
La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

Rappi sigue imbatible mientras ve partir del país a Uber Eats, iFood y Jokr

Rappi sigue imbatible mientras ve partir del país a Uber Eats, iFood y Jokr

El monteriano que terminó acusado de ser el médico del Clan del Golfo

El monteriano que terminó acusado de ser el médico del Clan del Golfo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus