Maravillosa ayahuasca, bendito yagé

"Logré apreciar, entre muchas vivencias psicodélicas, traslados del alma a diferentes lugares desconocidos, luchas con cargas emocionales interiores de mis ser"

Por: erwin herrera villegas
diciembre 19, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Maravillosa ayahuasca, bendito yagé

Cuando las plantas y el césped por las que caminaba camino al "aliviadero" cobraron vida y se iban  iluminando con flores de muchos hermosos colores neón, comprendí que ya estaba bajo los efectos de la bebida ancestral, de la medicina, como llaman los chamanes a la planta extraída del bosque espeso de la selva amazónica.

De allí en adelante, el "viaje" de cerca de tres horas, que parecieron ocho, se tornó de diferentes matices. Logré apreciar, entre muchas vivencias psicodélicas, traslados del alma a diferentes lugares desconocidos, luchas con cargas emocionales interiores de mis ser y comunicación con seres extraordinarios que pude apreciar mas no comprender. Sorprendente ver en medio de aquella dinámica noche al jaguar, animal místico representado en el cuerpo del propio taita Rufino Criollo, el chamán que nos acompañó en el ceremonial y en quien depositamos nuestra confianza, confianza que siempre fue fortalecida con sus cánticos, rezos y limpias.

Nunca busqué sanación de dolencias o experiencias neurosensoriales, solo me motivó el deseo de conocer en carne propia los comentarios que escuchaba acerca de la espiritualidad del momento, y vaya que la encontré, esa sanación espiritual, el reencuentro con la tranquilidad y el sosiego. La paz interior que experimenté al final del proceso hizo que esto valiera la pena. Y solo fue el inicio, a pesar de que no es considerado un vicio, el ayahuasca llama nuevamente a quien con el se conecta y realmente me conecté. Recibí el llamado y me hallaron, no podré desprenderme de "ellos".

Una primera experiencia enriquecedora, un pequeño recuento de tantas maravillas que percibo y solo fue el inicio. Al escribir estas lineas ya he participado en tres tomitas más de la medicina. Las diferencias son enormes con respecto a la primera, cada vez más "extrañas", pero enriquecedoras. Ya sentí el poder de la sanación en otras sesiones, estoy conectado con mi madre tierra y con el cosmos.

Gracias, bendito yagé.

-.
0
2235
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El peor viaje de Ayahuasca llegó a su fin: encontraron al alemán perdido en Putumayo

El peor viaje de Ayahuasca llegó a su fin: encontraron al alemán perdido en Putumayo

Un viaje de Yagé vuelto tragedia para este joven alemán, perdido en el Putumayo 

Un viaje de Yagé vuelto tragedia para este joven alemán, perdido en el Putumayo