Machismo y maltrato a la mujer: así hace política el uribismo en Antioquia

El político Santiago Montoya, quien va tras la alcaldía de El Retiro, ha desatado una guerra sucia contra la personera Pilar Toro. Su único pecado: ser mujer

Por: Rodrigo Maya Blandón
agosto 08, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Machismo y maltrato a la mujer: así hace política el uribismo en Antioquia

El abogado Santiago Montoya, segundo a bordo de la campaña del Centro Democrático a la alcaldía de El Retiro, oficializó esta semana la cruzada de violencia de género contra la mujer, que ya se venía dando en perfiles falsos y de testaferros, en las redes sociales y en el voz a voz de la población. Y sin exhibir prueba alguna y sin presentar denuncia frente a las autoridades competentes generó grave desprestigio, frente a la sociedad, de la persona señalada.

En una nota que publicó en su perfil de Facebook, el jurisconsulto Santiago Montoya dice: “La Personería tiene una función muy importante en el municipio. Es quien (sic) vigila las actuaciones de la Administración Municipal”. Esto es falso y sobre esta base falsa, montó el abogado Montoya, el ataque artero contra una mujer, como veremos. El Artículo 178 de la Ley 36 de 1994, dice: “Parágrafo 3º: Así mismo, para los efectos del numeral 4º del presente artículo, el poder disciplinario del personero no se ejercerá respecto del alcalde, los concejales (…) Tal competencia corresponde a la Procuraduría General de la Nación...”. Tal vez el abogado Santiago Montoya no fue a la clase donde se trató este tema.

En el segundo párrafo anota este “hombre de las leyes”, una verdad de Perogrullo: “Los asuntos personales son eso, personales, pero cuando interfieren o afectan las actuaciones públicas, dejan de serlo. Esto hace que exista un conflicto de intereses y que no se cumpla con la efectiva vigilancia, más aún cuando se avecina un proceso electoral que requiere transparencia y objetividad.” Aquí acusa soterradamente a su víctima de haber cometido delitos de omisión, y de haber dejado de actuar estando legalmente obligada a hacerlo. Hasta aquí, el Paladín de la Justicia, Santiago Montoya, mantiene en suspenso profundo la identidad de su procesado y de su compañía en el “conflicto de intereses” y sin identificar a nadie, le pide la renuncia, con toda la bondad de un hombre probo, a alguien que no identifica, por una causa justa, “por el bien del municipio y del suyo propio…”.

Este ataque, aleve, sibilino y de mala leche, se convierte en violencia de género, porque va dirigido contra una mujer a la que pone en la picota pública para que sea lapidada por quienes dirigen este matoneo infame, que son los machistas locales, que actúan como los musulmanes de hoy. El solo hecho de no nombrarla en su nota, es un desprecio imperdonable, es un desconocimiento infame, una condena la ostracismo. Esa mujer que no identifica el abogado Santiago Montoya, es la personera de El Retiro, la abogada de profesión Pilar Toro y el “asunto personal” que puede interferir o afectar sus actuaciones públicas es ser amiga del alcalde.

Sin un asidero legal, supone el abogado Santiago Montoya, Catón de la Justicia local, que la doctora Pilar Toro, por ser mujer, no puede ser amiga del alcalde y debe renunciar. Mirado desde el punto de vista machista, si el personero fuera un hombre, un varón de pelo en pecho, podría ser amigo del alcalde, beber licor con él, salir de paseo y no habría ningún problema ético, ni legal. La mujer, para estos machistas de nuevo cuño, parece que solo sirve para desempeñar oficios domésticos.

Utilizar y hacerle matoneo a una mujer para desacreditar al alcalde y lograr réditos políticos, es una acción canalla y cobarde de la campaña del Centro Democrático a la alcaldía.

Les pido a mis amigos y amigas de Facebook, que le brindemos apoyo a pilar toro, personera de El Retiro y víctima de violencia de género, que no renuncie y que denuncie penalmente a quienes están atentando contra sus derechos como mujer por los delitos de violencia de género, injuria y calumnia.

Escriban por este medio: no renuncie Pilar.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
10687

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Enemigos de la JEP, el pánico a la verdad

Enemigos de la JEP, el pánico a la verdad

Nota Ciudadana
El ethos mafioso del uribismo saca la cara

El ethos mafioso del uribismo saca la cara

Nota Ciudadana
El viacrucis al que nos sometió el uribismo

El viacrucis al que nos sometió el uribismo

¿Qué le pasa al uribismo?