Los trucos del mago Gustavo, “abracadabra”
Opinión

Los trucos del mago Gustavo, “abracadabra”

Es mago en desviar la atención de los problemas y poner a hablar de lo que él quiere pero ya hemos detectado los trucos y somos escépticos ante los pases mágicos

Por:
mayo 13, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

No me refiero a Gustavo Lorgia, el colombiano que popularizó el arte de la magia, con sus trucos tan desconcertantes como divertidos. Del mago que voy a hablar es de Gustavo Petro. Porque este prestidigitador no sabrá de administración pública, ni de economía, ni de política, ni de seguridad, ni de salud, ni de pensiones. Pero de magia sí conoce.

Para comenzar, el presidente es un mago para desviar la atención de los problemas y para poner a hablar a la gente de lo que él quiere. En la semana que concluyó, el tema de conversación de los colombianos debió ser las escandalosas denuncias del exsubdirector de la Unidad de Gestión de Riesgos, Sneyder Pinilla.

Según Pinilla, por órdenes “superiores”, $3.000 millones que se debían destinar para la atención de los cientos de desastres que ocurren en este país, como la anunciada ruptura del dique de la Mojana que dejó a tres mil familias damnificadas, se fueron a los bolsillos de los presidentes del Senado, Iván Name, y de la Cámara de Representantes, Andrés David Calle.

El objetivo de ese ilícito, de acuerdo con la versión de Pinilla, era que los altos dignatarios del Congreso lo repartieran entre los miembros de esa corporación, para  facilitar el avance de las reformas que impulsa el Gobierno. Hablando en español, el objetivo era comprar congresistas para conseguir los votos que el Gobierno requería para desempantanar sus iniciativas. 

De seguro la idea de comprar los votos para las reformas no fue de Pinilla ni de su jefe el siniestro Olmedo López. La orden vino de arriba. Y detectar quien la dio no es tan difícil. Como diría Sherlock Holmes, busca quien se beneficia con el delito y hallarás al delincuente.

Cuando vio lo que se le venía pierna arriba, Petro optó poner a hablar al país de otra cosa. Y lo logró. No hubo noticiero de televisión ni programa de opinión ni columna de prensa que no dedicara amplio espacio a las explosivas declaraciones que hizo el Presidente en Cartagena, en las que calificó de “vagabundos” a los magistrados del Consejo Nacional Electoral.
La “vagabundería” que cometieron esos magistrados fue abrirle una investigación, no al gobernante sino a la campaña que lo llevó a la Presidencia, por la presunta violación de los topes de ingresos.
Petro afirmó que detrás de esa investigación, que apenas inicia, está la intención de sus opositores de darle un golpe de estado y señaló
Pero el fogoso mandatario no se quedó ahí. Él tiene claro que el mayor temor que embarga al 70 % de los colombianos que no son petristas es que no entregue el poder el 7 de agosto del 2026, cuando concluye el período para el cual fue elegido. Y en esa alocución se encargó de reforzar ese temor. “Yo seguiré hasta donde el pueblo diga: si el pueblo dice más adelante, más adelante iré”, afirmó.
Tras esas incendiarias  aseveraciones, nadie volvió a hablar de Pinilla,  ni de Name, ni de Calle, ni de la plata que se robaron de la Unidad de Riesgos. El truco de Petro surtió efecto, logró embolatar a los colombianos.


Por arte de ‘sim saladín’, Petro pretende desaparecer toda su vinculación con Olmedo López


Otra cosa para la cual Petro es todo un Houdini es para eludir las responsabilidades que le competen por las decisiones que toma. Por ejemplo, pareciera que  el escandaloso desfalco a la Unidad de Gestión del Riesgo durante la administración de Olmedo López  no tuviera nada que ver con él. Cómo si él no hubiera nombrado a López, como si no lo conociera.
Y ocurre que si lo conoce y de tiempo atrás: De hecho Olmedo López fue el mayor aportante a la campaña presidencial de Petro en el 2018, entregó $300 millones. Y nadie da esa plata sin que el beneficiado se entere
Además ese político antioqueño fue definitivo para que Petro, en el 2022,  lograra una votación decorosa en ese departamento en el cual no es muy querido. Pero por arte de ‘sim saladín’, Petro pretende desaparecer toda su vinculación con López.
Como pretendió eludir su responsabilidad por las travesuras de su hijo Nicolás, que se embolsilló $3.000 millones de la campaña presidencial de su padre,  que provenían de personajes de dudosa reputación. “Yo no lo crie” fue la insólita declaración que Petro se sacó del cubilete para evadir cualquier responsabilidad por los actos de su hijo. “Abracadabra”.
El problema para el mago Gustavo es que la magia comienza a perder su efecto cuando la gente descubre el secreto que hay detrás del truco. Y los colombianos ya hemos ido detectando esos trucos y cada vez somos más escépticos ante esos pases mágicos.
Veremos a ver que se saca de la chistera el mago Gustavo para intentar distraer al público, mientras hace de las suyas,  en lo que falta de su gobierno. ¡Que siga la función!. 

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
¿El alcalde Eder es un tibio?

¿El alcalde Eder es un tibio?

¡Que Petro se quede!

¡Que Petro se quede!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--