Los temores y las obsesiones de Tim Cook

El presidente de Apple escondió su condición de gay por los horribles recuerdos del Ku Klux Klan que tuvo en su niñez.

Por:
octubre 30, 2014
Los temores y las obsesiones de Tim Cook

Uno de los primeros recuerdos que tiene Tim Cook fue haber visto, en el vecindario en donde vivía, tres cruces ardiendo. Las había puesto allí el Ku Kux Klan, organización poblada de sanguinarios hombres de pelo en pecho, guardianes implacables de las buenas costumbres, la raza aria y la heterosexualidad.

Por eso, durante muchas décadas, este hombre nacido en Alabama escondió celosamente su condición sexual. Entregando todas sus energías al trabajo, el sucesor de Steve Jobs decidió olvidarse de la amargura que le generaba vivir bajo una máscara. Su obsesión, genialidad y disciplina fueron el detonante para que su carrera ascendiera vertiginosamente: 12 años laborando todos los días en IBM, incluidos los días de Navidad y Año nuevo, hicieron que Apple se fijara inmediatamente en él.

Mientras el rostro de Jobs se hacía familiar en todo el mundo, Cook desayunaba, almorzaba y comía barras energéticas en su oficina. Era una fría máquina de movimiento perpetuo que exigía a sus trabajadores el mismo nivel de compromiso. Una vez que Jobs desaparece, Tim fue su sucesor natural. Carente de las ideas revolucionarias del creador de la empresa, este ingeniero de la Universidad de Alabama suplió sus limitaciones gracias a la energía que desplegaba como un dínamo. Su día laboral comienza a las cuatro y media de la mañana cuando envía el primer mail a sus subordinados quienes temen “Sus maneras cortesanas sureñas” y sobre todo “Su ceño fruncido”. En el extenso perfil que la revista Fortune hizo sobre él en el 2008 un alto ejecutivo de la empresa afirma que “ Lo ha visto triturar gente” sólo haciéndole preguntas a sus empleados "Él le hace las preguntas que sabe que no puede responder, y él sigue y sigue. Creeme que el interrogatorio no es nada divertido"

Tim Cook durante la celebración del Gay Parade en San Francisco Foto: archivo Theyknowbueno Instagram

Tim Cook durante la celebración del Gay Parade en San Francisco Foto: archivo Theyknowbueno Instagram

En las reuniones de trabajo suele permanecer impávido, sin que ningún músculo del rostro se le mueva. Si la silla permanece inmóvil mientras alguien está presentando un informe, es un indicador de que todo está funcionando bien. Si la silla se empieza a mover el expositor ya intuirá cual será el veredicto final de su jefe “¿Sabes?... esa idea no es del todo buena”, entonces las piernas flaquearán y querrá que la tierra se abra y se lo coma en el acto.

Una vez, en plena mesa directiva, los indicadores revelaron que había una significativa baja de ventas en Asia. Con su lapicero apuntó a uno de sus subalternos y le ordenó que se fuera inmediatamente a China. El tipo lo miró incrédulo y permaneció así cerca de un minuto hasta que Cook lo volvió a mirar con sus ojos fríos y le dijo “No entiendo…¿Por qué sigues aquí?” y así el pobre hombre tuvo que tomar un taxi, ir al aeropuerto y viajar a Shangai con lo que tenía puesto y sin siquiera llevar un cepillo de dientes.

A veces, cuando el trabajo no sepulta del todo sus emociones, practica el senderismo o simplemente va al gimnasio, no porque disfrute de la adrenalina que destila el cuerpo cuando se hace ejercicio, sino porque es un hábito que le puede alargar un poco más la vida. Sin embargo sus allegados cuentan que admira y suele citar en reuniones al fraudulento campeón del Tour de Francia Lance Armstrong. Su idolatría llega hasta tal punto que su corte de pelo está influenciado directamente por el rey del EPO.

Hermético con su vida privada, considerado por varias revistas como el hombre más sexy del mundo, siempre se rumoreó que era gay. Hoy, cuando definitivamente a abandonado el closet, quiere usar todo su poder para que en lugares tan retrógrados como su natal Alabama, Estado de la unión en donde todavía pueden despedir a una persona por ser homosexual y en donde no está permitido el matrimonio entre parejas del mismo sexo, se apaguen de una buena vez por todas las flameantes cruces de la intolerancia.

-Publicidad-
0
3350
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La única apuesta de Steve Jobs que no le salió

La única apuesta de Steve Jobs que no le salió

Nota Ciudadana
Tim Cook:

Tim Cook: "Me siento Orgulloso de ser gay"

El truco de Apple para obligarte a comprar un iphone nuevo

El truco de Apple para obligarte a comprar un iphone nuevo

"Los negros como usted para mí son mongoloides", líder racista a periodista chocoana