Suplementos dietarios que ayudan a bajar de peso hasta la muerte

La sibutramina, el supresor de apetito que aumenta el riesgo de infartos y arritmias cardíacas

Por: Julián Hurtado Aguirre
septiembre 29, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Suplementos dietarios que ayudan a bajar de peso hasta la muerte

En las últimas semanas se viene escuchando en los medios de comunicación mucho en contra y a favor de los suplementos dietarios y alimenticios. Incluso el Invima emitió un comunicado alertando sobre la comercialización de uno de ellos por contener sibutramina, un supresor del apetito que actúa regulando centros cerebrales específicos, entre los que están los encargados de generar las señales bioquímicas de ansiedad y sensación del hambre.

La famosa sibutramina es una molécula que podría parecer solución a la obesidad, pero es muy peligrosa. Se demostró en un ensayo clínico que incrementaba en un 16 % el riesgo de eventos cardiovasculares como: infartos, y arritmias cardíacas. Es decir, la sibutramina ayuda a bajar de peso hasta la muerte. Tal es el riesgo de dicha molécula que la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), suspendió el uso de ésta molécula en cualquier producto en octubre del 2010.

En ese escenario el problema se resolvería en el entendido de que un suplemento dietario o alimenticio que no tenga sibutramina se podría consumir sin riesgo y ayudaría a bajar de peso si a este se sumara la práctica regular de ejercicio y una dieta balanceada. No obstante, la cosa es aún más compleja si se tiene en cuenta la ansiedad que se vive por la obesidad, una de las enfermedades más peligrosas y engañosas que existen. ¿Quién cuando está obeso, asume que está enfermo?

Actualmente, la obesidad es una de las mayores problemáticas de salud pública a nivel mundial, afectando alrededor de 600 millones de personas en todo el mundo según la Organización Mundial de la Salud (2014) y en nuestro país a más de 4 millones según Asociación Colombiana de Endocrinología. Esta enfermedad se produce cuando las calorías consumidas exceden las quemadas, lo que genera una acumulación de grasa. Tanto el exceso de comida no saludable y una vida sedentaria, así como factores genéticos, pueden influir en el riesgo a padecerla.

Graves problemas de salud tales como enfermedades cardiovasculares (infartos y paros respiratorios), desordenes musculares y óseos (osteoartritis y fallas en los ligamentos), e incluso algunos cánceres como el de mama y colon, son consecuencias de la obesidad. Esto sin contar los factores anímicos y de autoestima que sufre el individuo que la padece.

En este escenario es que aparecen los falsificadores. Recogen la preocupación por bajar de peso, falsean los productos dietarios y nutricionales. Los delincuentes, buscando vender productos, adulteran marcas que en realidad han invertido tecnología y avances científicos desde el estudio de componentes naturales como la linaza, la fibra y los extractos de té, que ayudan al organismo a sentirse satisfecho por más tiempo y son diuréticos, entre muchas otras propiedades.

Los falsificadores, además de hacerle daño a los empresarios que invierten tiempo, dinero y esfuerzo en la importación o investigación de productos que de verdad contribuyen a bajar de peso, atentan contra la vida de los consumidores que caen en el error por desconocimiento o por el facilismo de comprar productos y marcas que en el mercado legal suelen ofertarse a mayor precio y que en el mercado negro se venden más barato.

La reiterada historia de que lo barato sale caro se repite de nuevo, pero con implicaciones colaterales que pueden ser mortales. Es como el vendedor que en la calle ofrece relojes de marcas reconocidas y de lujo a precios pírricos. En apariencia es el mismo reloj que se puede conseguir en un almacén; da la hora y se ve igual, pero en el corto tiempo se daña o desajusta y no hay quién responda. Solo los verdaderos conocedores sabrían que es un reloj autentico o una copia, pero en general todos saben que si se vende en la calle y tan barato es que hay algo que no anda bien.

Con los productos alimenticios y dietarios que contienen sibutramina sucede algo similar, aunque reconocerlos es algo más complejo porque las etiquetas pueden ser casi iguales. Además los delincuentes se curan en salud y muchos de ellos no mencionan a la molécula en la tabla de compuestos del producto. Es más, para determinar si un producto tiene sibutramina los investigadores utilizan metodologías validadas, equipos de alta precisión para la separación e identificación de muestras y una técnica conocida como cromatografía líquida de alta resolución (HPLC, por sus siglas en ingles) que separar la muestra de un producto en sus componentes fundamentales, basándose en propiedades específicas de cada componente que lo diferencias, tales como su polaridad.

¿Y entonces qué hacer? ¿Cómo comprar una marca o producto que no tenga dicha molécula? ¿Cómo comprar el original que ayuda a bajar de peso y no trae efectos colaterales? En primer lugar busque este tipo de productos en lugares de confianza y respaldo al consumidor, comúnmente el mundo fitness de alta calidad ofrece esas certeza y luego revise los componentes del producto y verifique que traiga ingredientes naturales, como el extracto de té, fibra, linaza y L-carnitina, entre otros.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
2
3098

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Cómo reducir el riesgo de sufrir un infarto

Cómo reducir el riesgo de sufrir un infarto

Nota Ciudadana
Llegando al cuarto piso

Llegando al cuarto piso

La mejor clase de Zumba para que no te engordes en la Cuarentena

La mejor clase de Zumba para que no te engordes en la Cuarentena