Los que trabajan para mantener un Smartphone

"Señor usuario: no es posible continuar en este espiral nauseabundo. ¡Deslimítese ya!".

Por: Gabriel Valarezo
marzo 02, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los que trabajan para mantener un Smartphone

Resulta lamentable menoscabar dentro de la sociedad bogotana y encontrarse con tantas vidas desperdiciadas. Con la energía, propia de la juventud, mal empleada  y concentrada por parte de los jóvenes bogotanos, en  trabajar para conseguir “el pan de cada día” al ritmo irreflexivo  y cotidiano en el que, paradójicamente nos hallamos absorbidos.

Siempre he sentido lastima y compasión por Mi generación, especialmente por los   “menos favorecidos”. Siempre se me blande como una espina en la existencia cuando escucho un sueño - fácil - truncado. Una necesidad básica negada, un apretón asfixiante e implacable de cinturón.

Entonces me cuestiono acerca del supuesto desarrollo de la humanidad en general: ¿A dónde van aparar los sueños de estos jóvenes que nada tuvieron y que su juventud se nubló de carencias y pesadumbres modernas e innecesarias?

Si bien todos en la capital colombiana vivimos al mismo ritmo sórdido y cotidiano, pienso, nunca se había visto para la  juventud un día radiante con tal zozobra como les resulta a tantos, hoy día en la ciudad de Bogotá.

Lo más doloroso de todo es la factibilidad de dichos sueños “truncados”.

Hoy día, que los sueños son más parecidos a metas que a sueños. Hoy, que la fábrica de sueños está en Japón o en los Estados Unidos de América. Hoy que se labora ocho horas. Cuando no se nos dobla el horario. Y de noche se sueña con A – P – P – L – E  Y  S – A – M- S – U – N –G . Hoy, que el criterio individual está desapareciendo junto a las convicciones, y se sigue con devoción el criterio vorágine de lo sea tendencia internacional.

No reniego de la evolución de la sociedad y el mundo en general. De los avances en la tecnología y las ciencias. De esto de la era de la información, que nada informa ¡No! Y aunque no estoy muy lejos de esto, reniego de las consecuencias que traen consigo estos avances en una sociedad joven y un tanto ignorante, como se vive en  mi generación.

Joven. Usted, hombre o mujer astuta/o que lee estas líneas dígame- y permítame afirmar algo dentro de esta pregunta- : ¿para que se nace en la vida si no es para vivir? Dígame;  ¿Le parece a usted correcto estar, contra su voluntad, un cuarto de día trabajando para pagarse un Smartphone?

Que le parece si hacemos un cálculo rápido y, una posterior moraleja. ¡Dese cuenta!:

Un teléfono, uno de esos que le desvelan. De alta gama claro está, no baja de $ 689.440 moneda local. Adicionemos a este valor el costo de internet móvil, -  he escuchado decir, quizá de usted mismo, que un artefacto de estas características sin internet movil es como tener a la mamá pero muerta- el cual varía. Pero pongamos un monto cualquiera, solamente para subir el valor bruto, el cual así no mas es para nosotros algo E- S- T-R-E-M-E-S-E-D-O-R. Bien $ 30.000 pesitos mensuales. Esta cifra supera los $ 700.000. Y si es usted un tipo aguerrido y conquistador de metas, podría pagar esto con aproximadamente 384 horas de trabajo. Tiempo en que el sol no ha dejado de brillar y la vida de vivir.

Cuando consiga su teléfono y tal vez se le rompa y si este no es el caso;  le quite el poco tiempo que le queda libre mirando información basura. Siguiendo un par de tetas rígidas, en lo que su hijo o hija se educa en el enorme Smartphone que es el mundo.

Piénsese, no todos los avances son buenos: Newton hizo de la caída una formula lógica, aun cuando el vacío ya estaba creado desde eras anteriores. No todos los inventos fluctúan al ritmo de la felicidad humana, pues Newton nos demostró que tan fuerte podríamos chocar  contra la tierra. Desde entonces se supo que el hombre no tenía la cualidad para volar y que cualquier intento nos precipitaría a 9. 8 m/. El  Sr Isaac nos infundo este miedo a la caída libre sin ninguna protección. De lo contrario, confiando en el ingenio divergente del hombre, tendríamos personas aladas sobrevolando la torre Colpatria o el Bacatá.

No es posible continuar en este espiral nauseabundo. Señor usuario usted tiene ideas. Compañero, el mundo es gigante y usted está viviendo su vida. Su única vida.  Amigo, mire bien su redor y siéntase. Salgase de esa ficción sensacional de emoticones. ¡NO SE DESPERDICIE!

Compadre mire que nos hace falta su colaboración para crear sociedad, mire que la felicidad no está próxima, pero está, y no en frente del cuadro de OLED y estaño de su móvil.  Colega: ¡deslimítese ya!

 

-.
0
2552
Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

Tres esposas de militares, vueltas contratistas por el ministro de Defensa

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

El empresario venezolano que ha hecho de Harina P.A.N. un emporio en Colombia

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Empresas europeas compradoras de un carbón manchado de sangre del Cesar

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Ser partera en el Parque Nacional: la difícil tarea de una emberá en Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus