A los políticos solo les importan las niños en época electoral

Para la muestra, la actitud de muchos tras la reciente decisión de la Corte Constitucional sobre el consumo de alcohol y drogas en espacios públicos

Por: Catalina Arenas Ortiz
Junio 11, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
A los políticos solo les importan las niños en época electoral
Foto: Pixabay

El último mes 10 niñas han sido asesinadas en Colombia, 10 niñas, que sepamos. El año pasado, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) reportó que diariamente se registraban 66 casos de violencia contra los niños y las niñas, y este año la realidad es que esta cifra ha aumentado de manera exponencial. Si bien aún no hay cifras globales los primeros números reflejan que delitos como la explotación sexual y comercial de niños, niñas y adolescentes se ha triplicado.

En materia de goce de derechos la situación no es mucho mejor, de 100 menores que entran a estudiar en Colombia, en las zonas urbanas el 82% termina mientras que en el campo solo lo hacen el 48%. Estas niñas rurales, además de tener esos altísimos índices de deserción escolar empiezan la vida familiar muy jóvenes: el 23% de estas niñas contraen matrimonio antes de los 18 años. Finalmente, un informe de Humanium afirma que el 10% de los nacimientos en Colombia no se registran, esto quiere decir que hay centenares de niños y niñas colombianos que no tienen un Estado que duela por ellos.

Esta situación no solo es dramática sino profundamente ignorada, pero es época electoral y por eso las niñas y los niños vuelven a estar de moda. Hace unos días, la Corte Constitucional les dio la oportunidad perfecta a aquellos que se acuerdan de la infancia cada cuatro años y tumbó dos normas del Código de Policía que prohibían el consumo de sustancias “inmorales y pecaminosas” en el espacio público. Pasaron solo un par de minutos desde que los noticieros entregaron la chiva para que la clase política tradicional empezara a pronunciar la frase que más le gusta: defendamos a nuestros niños.

Un ejemplo de esto es el caso de David Barguil, uno de los senadores más representativos del Partido Conservador y yerno del expresidente Gaviria, el senador, no solo fue uno de los primeros en manifestarse, sino que está impulsando una papeleta en contra de la medida. Sin embargo, al buscar en sus redes sociales el nombre de María José Ortega Ballestas, la niña de seis años asesinada en Barranquilla, lo único que se encuentra es un silencio avasallador.

También pareció que poco se acordaron de “nuestros niños” cuando en tiempos donde nadie vota se robaron 84.000 millones de pesos del Plan de Alimentación Escolar (PAE): 84.000 millones de pesos de la comida de “nuestros niños”. Hoy, senadores que estuvieron investigados por este caso hacen parte de las comisiones para la defensa por la niñez, me parece válido preguntarse ¿a qué niños van a defender?, ¿a los 8 millones de niños y niñas pobres a quienes le quitaron de la boca la única comida diaria que tienen?

Los niños y las niñas de nuestro país viven en una constante situación de vulnerabilidad. Además, se están comiendo todas las mentiras mientras los políticos se preocupan por ellos cuando una medida atenta contra las “buenas costumbres” en época electoral. Me pregunto: si las niñas representaran el voto de opinión, ¿a quién agarrarían entonces como su bastión político?

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
995

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Por donde pasa la prepotencia de Vargas Lleras sabe a politiquería

Por donde pasa la prepotencia de Vargas Lleras sabe a politiquería

El trifásico: maquinaria, clientela y trashumancia

Nota Ciudadana
¿Por qué la mermelada nunca se acabará?

¿Por qué la mermelada nunca se acabará?

Nota Ciudadana
El que paga para llegar, llega para robar: así es la politiquería

El que paga para llegar, llega para robar: así es la politiquería