Los peligros de la Iberoesfera

¿Qué hay detrás de esta iniciativa que enmascara los propósitos totalitarios al servicio del gran capital del trumpismo y sus aliados?

Por: Gustavo Vivas
octubre 23, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los peligros de la Iberoesfera
Foto: PxHere

El 12 de octubre de 2020 en España fue muy diferente a los 32 que he vivido en este país hermano y me atrevo a pensar que a los 42 vividos por españolas/es desde la Constitución de 1978. Y no se trata solo de las duras restricciones de movilidad y reunión impuestas por las autoridades para frenar el contagio del coronavirus, por las que el costoso desfile militar en el Paseo de La Castellana de Madrid (con ofrenda a los caídos por la Patria y saludo a Cristóbal Colón) fue sustituido por un sobrio acto en la plaza de Armas del Palacio Real. Se trata también de las “no celebraciones” con un punto iconoclasta con precedentes inmediatos en varios países, como el derribo de las figuras (en Cartón) del Rey Felipe VI y de Colón en la plaza del Castillo de Pamplona por abertzales (nacionalistas e independentistas vascos) e indigenistas iberoamericanos. En el populoso barrio valenciano de Benimaclet un grupo de fascistas marcharon con banderas preconstitucionales y del Tercio de Flandes, y hubo una concentración vecinal contra el odio y el fascismo y por la solidaridad entre los pueblos.

Pero este mismo día hubo un acto del que me enteré, como mucha gente, por el discurso de Santiago Abascal, presidente de Vox, de presentación de la fallida moción de censura al gobierno de España que preside Pedro Sánchez: La Fundación Disenso, que preside el propio Abascal, presentó La Gaceta Iberoesfera, que dirige el eurodiputado Hermann Tertsch. Aunque el documento se puede consultar en internet, se copian unas líneas con una grandilocuencia que contrasta con los objetivos, amigos y enemigos de la Gaceta del Disenso:

….Una maravillosa aventura intelectual, política, cultural y ciudadana, a disfrutar en grandiosa compañía potencial de 700 millones de hispanoparlantes y todo a cambio de nada, salvo su interés por la vida y el mundo y su amor a la verdad y la libertad.

La Gaceta de la Iberosfera nace como un diario digital iberoamericano en abierto con una única pero colosal vocación, que es lanzarse —con incuestionable afán de ganar— a la gran batalla que va a determinar ni más ni menos que el destino del mundo. Si vamos a poder vivir en el futuro en sociedades libres o nos vamos a hundir en un mundo totalitario…. 

Los objetivos, amigos y enemigos de la Gaceta Iberoesfera son los de una neocruzada imperio-hispanofílica tan fantasmagórica como amenazante que se inscribe en la estrategia geopolítica del trumpismo en alianza con el johnsonismo (brexit duro), con cuatro ejes enunciados de forma caótica por el señor Abascal en su afán por mostrar la “patita uñada” pero sin asustar:

- Atacar a China a nivel económico (comercial-arancelario y tecnológico), alentando todo tipo de conflictos históricos (étnicos, territoriales, políticos y culturales) con sus vecinos;

- Debilitar a la Unión Europea atacando sus instituciones (por burócratas y apóstatas de los principios fundacionales) y promoviendo nacionalismos centrales y periféricos (a la vez);

- Profundizar los recelos entre los países de América Latina y de estos con los europeos, en especial con España y Portugal con los cuales comparten raíces históricas e incipientes pero promisorias posibilidades de fortalecer un polo estratégico de cooperación para el desarrollo sostenible con justicia social y paz, como es la Comunidad Iberoamericana. En esta perspectiva, es blanco del odio e ira de los iberoesferales el Foro de Sao Paulo creado en 1990 con impulso de Lula Da Silva y Fidel Castro, del que forman parte más de 100 partidos y organizaciones de izquierda (reformista y revolucionaria). Pero también el Grupo de Puebla, creado en 2019 por Zapatero, Samper, Rousseff y otros expresidentes.

- Desacreditar la ciencia como guía de la lucha contra el cambio climático (impulsada por la ONU y otras entidades internacionales y nacionales); y frente al coronavirus, desde febrero de 2020, por la OMS y grupos científicos en todos los países.

Reconociendo los aportes de los EE. UU. (a nivel económico, social, tecnológico y cultural) con los criminales y condenables excesos de todo imperialismo; recelando de las aspiraciones hegemónicas de China y rechazando su autoritarismo de estirpe milenaria hoy neocapitalista; admitiendo las falencias estructurales de la UE y las profundas contradicciones del mestizaje iberoamericano, centenaria y valiosa base material de la Comunidad Iberoamericana que empieza a andar en 1991 con Betancur y González; así como los aciertos y errores en el avance de la ciencia desde los albores de la humanidad, tengo la obligación moral, intelectual y vecinal de sumarme a la alerta global a autoridades, academias y ciudadanías sobre la trampa de la ibeoresfera que enmascara los propósitos totalitarios al servicio del gran capital del trumpismo y sus aliados, como Abascal, Bolsonaro, Duque y, al parecer, el mismísimo Putin. El triunfo del MAS en Bolivia podría ser contrarrestado por el de Trump. A votar demócrata familiares, amigas/os y vecinas/os de Estados Unidos.

-.
0
403
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus