Opinión

Los nuevos riesgos de Roldanillo

Entremezclados atletas y poetas comparten espacios en los que se toma buen café y se habla, hasta de poesía, mientras los parapentistas desafían la altura

Por:
enero 20, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

La paz tiene muchas ventajas y una de ella es que se cambian los riesgos cuando recorremos el territorio de un país. Es algo que se siente en cada esquina, en cada vuelta del camino, en la plaza de un pueblo, en un salón de billar o en un museo.

Pero hay que atreverse a andar por ahí para tomarle el pulso al riesgo y encontrar que los nuevos desafíos bien valen la pena porque son retos que hacen crecer, que aumentan la adrenalina e inspiran la poesía.

Eso precisamente encontré esta semana en un municipio del Norte del Valle del Cauca, ese norte tan estigmatizado pero que hoy nos recibe con brazos abiertos y nos invita a recorrer sus pueblos, sin el menor asomo de violencia.

Roldanillo, es uno de esos pueblos. Cuna de Omar Rayo, donde él mismo se inmortalizó en un museo y dejó como herencia el respeto y el orgullo por su obra. Esta semana, en un nuevo aniversario de su nacimiento se juntó mucha gente para celebrar también el cumpleaños del museo y del municipio, en una confluencia de cosas positivas que lo convirtieron en foco de atracción.

Un nuevo taller de poesía, a cargo de Marga López que desde 1990, reúne a jóvenes y viejos, mujeres y hombres, gente estudiada o sin ninguna formación con el único propósito de hacer brotar poesía como expresión de sensibilidad y belleza.

Marga una antioqueña que visita el valle con frecuencia, una mujer luminosa que durante 27 años seguidos se le mide a trabajar literatura a partir del asombro en talleres que no se parecen a ningún otro trabajo pedagógico. Dice que le han ido surgiendo las ideas para trabajar, bajo la tutela del Museo Rayo y de esa gran poetisa que es Agueda Pizarro.

 

En Roldanillo está enterrado el maestro,
bajo un epitafio medio serio y medio en broma,
que dice contundente: Aquí cayó un rayo

 

Esta mujer que vive en la Ceja Antioquia, que hace poesía y trabaja la lectura con niños, que se atreve a mezclarle a todo esto astronomía , que estudio literatura y periodismo, pero terminó siendo una maestra empírica de ambas disciplinas y produce programas de radio con la universidad bolivariana, es un bicho raro con el que corremos el riesgo de tropezar si llegamos a Roldanillo y no tenemos miedo de meternos a dónde está enterrado el maestro, bajo un epitafio medio serio y medio en broma, que dice contundente: Aquí cayó un rayo.

Pero no solo de poesía o arte vive Roldanillo, también llegan allí, buscando las corriente de su cordillera un grupo de ícaros, que vuelan con esas alas livianas que son los parapentes. Aseguran que en la región hay una de las mejores condiciones para la práctica de este deporte nada fácil.

Así que entremezclados atletas y poetas comparten espacios en los que se toma buen café, se escucha buena música y se habla de todo, hasta de poesía, en un ambiente cálido acogedor de gente buena y orgullosa de su tierra.

Claro que también hay otros riesgos. Los que enfrentan estos jóvenes planeadores, que se atreven a desafiar la altura y el cambio voluntarioso de los vientos. Alguno podría terminar su vida si se descuida en las maniobras. El riesgo es inferior, en todo caso a la felicidad de hacer una de las cosas que aman, ver al valle del Cauca desde las alturas.

Si llegara a presentarse un accidente con los planeadores, habrá que hacerle un poema a ese desconocido que pasó por los mismos rincones que nosotros, pero en lugar de llevar un cuaderno lleno de tachones, llevaba en su espalda el parapente. Esos son los riesgos que, en este nuevo país de paz, debemos enfrentar. Riesgos dolorosos y dramáticos, pero al fin y al cabo muy poéticos.

 

www.margaritalondono.com

http://blogs.elespectador.ccom/sisifus

 

 

-.
0
2011
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Que tiemble Sebastián II

Que tiemble Sebastián II

La verdad de las Farc

La verdad de las Farc

Marxismo de moda

Marxismo de moda

Uribe, o ganar por W

Uribe, o ganar por W

Mujer negra vs Macho blanco

Mujer negra vs Macho blanco

¡Tranquilos!

¡Tranquilos!

Que le expliquen a Duque

Que le expliquen a Duque

Dando guerra

Dando guerra