Los malabarismos de Duque para mantener contentos a los pilares fundamentales de su elección

¿Existe un pulso entre el uribismo y los gremios económicos por ver quién ejerce el control del gobierno?

Por: Gonzalo Álvarez Henao
agosto 28, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los malabarismos de Duque para mantener contentos a los pilares fundamentales de su elección
Foto: Presidencia

En Colombia algo está cambiando. Se ha tenido como norma, costumbre o fenómeno político, la existencia de un periodo de expectativa, esperanza y anhelo de los ciudadanos por ver cumplidas las promesas hechas en la campaña electoral del presidente electo. Este compás de espera se ha denominado como la luna de miel del nuevo gobierno; pero con el presidente Duque, ha pasado todo lo contrario, pues no se le ha dado tregua, habida cuenta que desde antes de la toma de posesión ya le llovían críticas por el anuncio de que el nuevo ministro de Hacienda sería un personaje indeseable y de ingrata recordación para una franja muy amplia de la población. Me refiero a Alberto Carrasquilla Barrera.

Tan pronto como se conoció el nombre de quien sería el ministro de Hacienda los trabajadores y los pensionados recordaron que una de las cosas que Alberto Carrasquilla Barrera hizo, a pocos meses de estar posesionado en el cargo en el 2003, fue presentar, el día 5 de noviembre del año 2003, el proyecto de ley número 155 de 2003 Cámara.

Esta fue su propuesta:

“Artículo 11. Tarifa de retención en la fuente para pensiones. Adicionase un artículo al Estatuto Tributario, el cual quedará así:

"Artículo 387-2. Tarifa de retención en la fuente para pensiones. Las pensiones de jubilación, invalidez, vejez, de sobrevivientes y sobre riesgos profesionales, así como las indemnizaciones sustitutivas de las pensiones o las devoluciones de saldos de ahorro pensional, están sometidas a retención en la fuente con el mismo tratamiento de los salarios".

"Parágrafo 3º. Las pensiones de jubilación, invalidez, vejez, de sobrevivientes y sobre riesgos profesionales, así como las indemnizaciones sustitutivas de las pensiones o las devoluciones de saldos de ahorro pensional, se consideran rentas exclusivas de trabajo sometidas al impuesto sobre la renta, con tratamiento de salarios".

Esta es la razón por la cual los pensionados y los trabajadores están con los pelos de punta, y no le han dado tregua con sus críticas al nuevo presidente, que contrario a lo que ha pasado con sus antecesores que, empezando su mandato, han tenido el viento de la opinión pública a favor y con cierto margen de maniobra, porque siempre se ha dicho que en la llamada luna de miel los mandatarios recién elegidos gozan de un abultado capital político.

Si nos atenemos a lo que ha dicho la sabiduría popular. “En el desayuno, se sabe cómo va a ser el almuerzo”, este gobierno a la denominada clase media la va a empobrecer y a los pobres los va a desaparecer.

En medio de este descontento popular, el senador Uribe, experto en lanzar cortinas de humo o globos al aire para desviar el debate de temas trascendentales y más cuando lo afectan personalmente, ha presentado la propuesta de un incremento extraordinario en el salario mínimo. Esta no parece ser una propuesta populista u orientada a desviar el debate sobre algunos asuntos que lo incomodan, que también puede ser, sino que se trata de una papa bien caliente que le ha puesto entre las manos al presidente Duque, de la que muy seguramente va a salir quemado, pues tal iniciativa parece estar orientada a torpedear la luna de miel de la que está disfrutando Duque con los gremios económicos.

El senador Uribe sabe perfectamente que él no tiene iniciativa en el gasto y que la propuesta de un incremento extraordinario en el salario mínimo, es de exclusiva competencia del presidente Duque. Ahora bien, si no lo sabe, apague y vámonos. No creo que a las últimas de cambio, al senador Uribe se le hubiera ablandado el corazón, él en su ya larga carrera política ha demostrado ser enemigo de los trabajadores, los hechos hablan por sí solos: la ley 50, la ley 100, el desmonte el régimen de transición en las pensiones, la pérdida de la mesada 14 de los pensionados, el desmonte del pago de horas extras de 6 de la tarde a las 10 de la noche. Su propuesta de incremento salarial no es pues un acto de contrición, sino una muy bien elaborada estrategia para enemistar al presidente Duque con los gremios económicos. El presidente Duque debe tener una encrucijada en el alma, le da el aval al proyecto de ley presentado por el senador Uribe y se distancia de los gremios económicos o no le da el aval a tal proyecto y se pelea con su jefe político. Uribe se la puso muy difícil a Duque. ¡Amanecerá y veremos!

-.
0
1772
El cuestionado pasado de Alexander Vega que no pesó para terminar de registrador

El cuestionado pasado de Alexander Vega que no pesó para terminar de registrador

El curtido general que se inventó la operación para capturar a Otoniel

El curtido general que se inventó la operación para capturar a Otoniel

La venganza de Otoniel: más de 40 policías asesinados

La venganza de Otoniel: más de 40 policías asesinados

Bolsonaro al banquillo por su gestión de la pandemia

Bolsonaro al banquillo por su gestión de la pandemia

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus