Opinión

Los jóvenes en Cúcuta mataron a Ramiro Suárez

Los muchachos se levantaron a votar, no por las ideas de Jairo Yáñez, sino contra el paramilitarismo, mafia y corrupción que parecían haberse apoderado de Cúcuta por los siglos de los siglos

Por:
octubre 31, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los jóvenes en Cúcuta mataron a Ramiro Suárez
Yáñez tendrá que vérselas con uno de los concejos más siniestros que tenga una ciudad capital. Foto: Twitter/Jairo Yáñez  

Nadie tiene duda de que el verdadero alcalde de Cúcuta hasta el 1 de enero es Ramiro Suárez. Estar preso en La Picota no fue ningún impedimento para que organizara reuniones vía Skype, usando el nombre de Isidro Valderrama, para dar sus directrices en estos cuatro años donde César Rojas, ese arlequín, hizo las veces de alcalde. El hecho fue denunciado por Gabriel Angarita al propio Iván Duque pero una vez más el presidente hizo gala de su probada incompetencia. Por Skype Ramiro impulsó la candidatura del eternamente joven Jorge Acevedo, uno de esos patéticos personajes de provincia cuyo sueño es hacer una fortuna a costa de una carrera política. Acevedo parecía tener el camino despejado pero su ausencia de carisma y de ideas se combinaron con la hábil campaña generada por los muchachos que le manejaron las redes sociales a Jairo Yáñez.

Y los muchachos, siempre apolíticos, siempre enguayabados en los domingos de votación, decidieron levantarse el 27 de octubre a decirle a Ramiro que estaban mamados de él. Es que vean la votación: 110.000 sacó Yáñez contra los mismos 90.000 que acostumbra poner la maquinaria ramirista. El espectro apático se sacudió ante la perspectiva de que Cúcuta también podría tener un Rodolfo Hernández. Lo hicieron por la propuesta que parecía más diferente, la verdad eso del Viejito del megáfono en Facebook funcionó.

 

Jairo Yáñez no es ningún genio político.
Tampoco es un socialista.
Es un uribista purasangre que le hizo campaña al No al plebiscito

 

Pero bueno, todo en sus justas proporciones. Jairo Yáñez no es ningún genio político. Tampoco es un socialista. Es un uribista purasangre que le hizo campaña al No al plebiscito y que fue despreciado por el Centro Democrático en la consulta interna eligiendo como candidato a la alcaldía a ese triste cloncito de Uribe llamado Iván Gelvez. Es casi seguro que el sector uribista va a intentar seducir a Yáñez y que en jóvenes líderes verdes como Andrés Clavijo, Francisco Cuadros o Edward Varón estará la labor de que la alcaldía no se uribice. Tarea nada fácil.

Después de la resaca que trajo su victoria hay que evitar que el cadáver de Ramiro salga de su tumba y se convierta en un zombi hambriento. Dos días después de perder su segunda elección consecutiva Jorge Acevedo se reunió con 15 concejales a cuadrar la estrategia para torpedear al ingeniero Yáñez. Acevedo no sólo cuida los intereses de Suárez, detrás de él hay figuras controvertidas como el empresario Jensy Miranda quien fue capturado en el 2009 y extraditado a España acusado de narcotráfico y que ahora ha regresado con la firma intención de apoderarse de la ciudad o contratistas de esta alcaldía como Toño León quien hasta hace unos años era cambista de bolívares y de la noche a la mañana se transformó en constructor. Yáñez tendrá que vérselas con uno de los concejos más siniestros que tenga una ciudad capital. Con ellos tendrá que pactar, saber repartir los huesos entre estos perros hambrientos.

Si, los jóvenes votaron no por las ideas de Jairo Yáñez sino contra el paramilitarismo, la mafia y la corrupción que parecían se habían apoderado de Cúcuta por los siglos de los siglos.

-Publicidad-
0
33424
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El violador también soy yo

El violador también soy yo

El día que Iván Duque creyó que podría ganarse el Nobel

El día que Iván Duque creyó que podría ganarse el Nobel

Cuando salieron a marchar con Popeye nadie militarizó la ciudad

Cuando salieron a marchar con Popeye nadie militarizó la ciudad

Qué patéticos se ven los pobres diciendo “Yo no marcho, yo produzco”

Qué patéticos se ven los pobres diciendo “Yo no marcho, yo produzco”

“Mátenlos de niños que de grandes serán guerrilleros”

“Mátenlos de niños que de grandes serán guerrilleros”

Una lesbiana jamás será alcalde en el país de Uribe

Una lesbiana jamás será alcalde en el país de Uribe

Pobres de Colombia, sigan votando por el que diga Uribe

Pobres de Colombia, sigan votando por el que diga Uribe

Colombia está harta de Álvaro Uribe

Colombia está harta de Álvaro Uribe