¿“Los hombres feministas follan mejor”?

Sobre la frase del político y académico español Pablo Iglesias en la entrevista con el psicoanalista Jorge Alemán en Punto de Emancipación

Por: Laura Nataly Bello López
mayo 22, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿“Los hombres feministas follan mejor”?
Foto: Vía Twitter

La frase del político y académico español ha sido famosa desde su enunciación y divulgación en la entrevista con el psicoanalista Jorge Alemán en Punto de Emancipación. Sin embargo, no es una frase que le pertenezca, él mismo reconoce que ha surgido de los feminismos callejeros, cívico-reaccionarios, o en sus palabras “gamberros”, y reconoce también que la frase “le encanta”. Lo que en la entrevista surge como una afirmación frente a la novedad vanguardista del feminismo en términos de las prácticas sociopolíticas del siglo XXI, aquí se propone como una cuestión en sí misma. Es claro, hasta cierto punto, que Pablo Iglesias entiende la heterogeneidad del feminismo, es decir, de los feminismos, su lectura está situada en propuestas contemporáneas que cuestionan el neoliberalismo, las prácticas y roles culturales, el capitalismo y su relación con la dominación de diversos sectores sociales, los retos que propone el feminismo como estructura abierta en permanente discusión y, sobretodo, sea dicho de paso –ojalá para incentivar el vérselas con los feminismos y no solo criticarlo desde el lugar cómodo e ignorante, eso sí.. Ignorante-, un feminismo que prescinde del sujeto “mujer” como sujeto de representación político.

¿Eres un varón deconstruido? -pregunta con prevención el entrevistador argentino-. Es interesante ver cómo hay un detenimiento para la respuesta, no fue el célebre “sí, claro, yo estoy a favor de…” –como los típicos y típicas que sugieren que se les ruega estar en algún lugar soso de las discusiones, es decir, a favor o en contra-. Pues no, Pablo Iglesias respondió “yo creo que sería muy arrogante hacer una afirmación así (…) todos debemos intentar trabajar esa deconstrucción”. Lo que sigue es precisamente el reconocimiento de esa postura honesta y reflexionada pero problemática y, entre tanto, interesante.  Admitir que existe un machismo adherido individual y socialmente y el trabajo moral que supone repensar y re-accionar es un escalón fundamental, no porque tenga que felicitarse sino porque esto supone el reconocimiento pragmático del machismo y la apertura al planteamiento de otras cuestiones. En este contexto, desde el punto de vista connotativo de la oración “los hombres feministas follan mejor” hay que decir que es provocador, y por lo pronto en el caso de muchos y muchas, empíricamente incierto. Ahora, podría plantearse a modo de pregunta: ¿los hombres feministas follan mejor?

La cuestión es propuesta por el mismo Pablo Iglesias, en resumen, se pregunta si es posible que existan hombres feministas. Y la respuesta no es tan absurda y simple entre el sí y el no, esto es lo de menos. El problema de fondo consiste en la confrontación ontológica de los sujetos “hombre” y “mujer”. El desplazamiento de la estabilidad cultural machista frente a la consideración de “las mujeres” no puede ahora irse, o más bien, quedarse y fortalecerse en la esencialidad de “el hombre”, no es posible concebir “seguir siendo hombre” y ser feminista, es decir, seguir pensando desde el punto de vista esencialista, pues esto es lo contradictorio ¿a qué se refiere Pablo iglesias cuando afirma “puede existir un estilo cultural de ser hombre que al mismo tiempo sea feminista”?  Es el lastre en su propia perspectiva, pues implica no renunciar, no deconstruir el esquema de “lo propio del hombre”. No se trata de presuponer lo que él entiende aunque bien podría intuirse, se trata de superar -sin olvidar- el discurso común que apela a la inmediatez del deseo, es atreverse a dar el paso a lo que la filósofa estadounidense J. Butler ha llamado las “matrices genealógicas”.

Extiéndase la posibilidad fuera del margen heterosexual. Quizás los y las feministas follen mejor porque la conciencia frente al cuerpo y las prácticas sexuales pueden configurarse fuera de la “necesaria” penetración, los estereotipos corpóreos, los malogrados imaginarios de satisfacción, la exposición seminal o el timbre orgásmico; no obstante, lo que quede sospecharse a partir de la famosa frase en el desarrollo de esa postura aparentemente esencialista de "lo hombre" que configura la expresión de "el hombre", es que sigue siendo el argumento formalmente incorrecto y materialmente inadecuado de los y las que se reconocen como feministas y, valdría la pena preguntarlo, ¿hasta qué punto surge no una "malinterpretación" del feminismo, sino una reproducción del machismo "contemporáneo"?

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
500

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Puente

Puente "La Libertad", una obra inocente

"Operación Berlín" un retrato de los niños en las Farc

Nota Ciudadana
La vida en Tumaco en alta definición

La vida en Tumaco en alta definición

Nota Ciudadana
El feminismo no es como lo pintan

El feminismo no es como lo pintan