Los escenarios posibles en esta primera vuelta

Desde el Pacto Histórico se plantea una inminente victoria. Fico cree que con las maquinarias puede lograr el triunfo. Y Hernández realza su "independencia"

Por: Fredy Alexánder Chaverra Colorado
mayo 23, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Los escenarios posibles en esta primera vuelta
Fotos: Nelson Cárdenas/Facebook

Una circunstancia bastante particular entre los tres principales candidatos en la carrera por la Casa de Nariño se encuentra en su visión de la primera vuelta. Cada equipo de campaña se ha trazado la meta de “cantar victoria” en primera y descartar un imprevisible balotaje. Desde las toldas del Pacto Histórico (el único con posibilidades), se plantea una inminente victoria en primera y en palabras de Petro: “Estamos a media uña”.

Para el candidato del Equipo por Colombia y articulador de la clase política tradicional, una victoria en primera ratificaría su condición de “presidente de la gente”; y para Rodolfo Hernández, esgrimir insistentemente en una victoria en primera se ha convertido en un recurso retórico encaminado a desestabilizar a sus contrincantes.

Aunque no resulta factible -a la luz de todas las encuestas- que algún candidato haya alcanzado la tracción electoral suficiente para ganar en primera vuelta (proyectando una hipotética mayoría en 11 millones y medio de votos), pues solo el Pacto Histórico parece acercarse a esa anhelada fórmula de la mitad más uno; una victoria en primera sí dotaría al programa del ganador de un mayor sentido de legitimidad.

Algo que le resultaría especialmente necesario a Petro o al ingeniero Hernández, ya que, así le enviarían un mandato contundente al próximo Congreso (controlado por la clase política tradicional jugada con Fico), removería los cimientos de la sociedad colombiana y de facto configuraría una nueva mayoría social.

A continuación, pasaré a describir, con un alto riesgo de imprecisiones, los hipotéticos escenarios de primera vuelta.

Petro, ¿qué necesita para ganar en primera vuelta?

Todas las encuestas arrojan una tendencia incuestionable: los colombianos anhelan un cambio. Un cambio sereno, tranquilo, acelerado o arrasador, pero un cambio. Ese deseo de transformación, con ciertos énfasis y prioridades, se inserta en los programas de Petro, Hernández y Fajardo.

Y aunque Petro se graduó como el mayor opositor a Duque (el presidente más impopular de la historia reciente) y logró encauzar en sus huestes un generalizado sentimiento de cambio, a la vez que sumaba sectores de centro y una porción de la derecha desencantada, el exalcalde no es el único candidato que conectó con una ciudadanía distanciada de las maquinarias -la principal base electoral de Fico- y cansada de lo mismo.

Sin embargo, el Petro versión 2022 no es el mismo Petro que despuntó en las elecciones de 2018. Para nada, pues comprendiendo la alta complejidad de la coyuntura histórica, el Petro versión 2022 decidió profundizar su giro pragmático y la interacción de su capital de opinión con un amplio despliegue de estructuras político-partidistas territoriales; es la estrategia de montarle estructura a la opinión. Algunas de esas estructuras ya lo habían acompañado en 2018, otras son de carácter emergente -como el movimiento Independientes-, y las más polémicas provienen de la política tradicional, siendo un ejemplo notable la tendencia “Renovación Liberal” orientada por el cuestionado senador Julián Bedoya.

De ahí que la actual solidez de Petro se sustente en el crecimiento de su capital de opinión, agregado al despliegue articulado de esas estructuras, al buen resultado de sus listas al Congreso y el posicionamiento del fenómeno Francia Márquez (advenida en catalizador para quienes desde la izquierda ven con sospecha el giro pragmático). ¿Suficiente para ganar en primera vuelta?

Petro podría ganar en primera si logra combinar los siguientes factores: conservar la votación alcanzada en la segunda vuelta de 2018; agregar a su mejor registro -8.040.449 votos- cerca de tres millones de nuevos electores; recortar terreno en Antioquia y los Santanderes, donde Fico y Hernández juegan como locales; e implementar una estrategia para contrarrestar o contener la compra masiva de votos en los departamentos de la costa.

Por el momento, no veo todos esos factores alineados y creería que Petro se podría quedar a “media uña” de ganar en primera.

Fico, ¿en realidad cree que podría ganar en primera vuelta?

La candidatura de Fico se podría caricaturizar en una matrioshka; es decir, como la representación de un candidato bastante pequeño (hasta hace pocos meses cercano al margen de error en todas las encuestas) y sin mayor capital de opinión por fuera de Antioquia, acrecentado a partir de la sobreposición de capas de maquinarias, medios de comunicación, clanes políticos y empresarios cuestionados. No se equivoca Rodolfo Hernández cuando afirma que Fico por sí solo no lo supera y su crecimiento solo es resultado de la acción coordinada de una “gavilla”.

Lo cierto es que a Fico no le quedó de otra y al percatarse de su imposibilidad de convertirse en un candidato de opinión (solo atacando a Petro), sin propiciar la más mínima ruptura con un gobierno impopular o parte del establecimiento, se terminó dedicando a sumar logos, fotos con políticos cuestionados y llenar plazas con el apoyo de las tradicionales maquinarias de voto amarrado. Si utilizamos como punto de comparación las elecciones de 2018, Fico vendría siendo una combinación entre Duque y Vargas Lleras; eso sí, sin el capital de opinión que el uribismo forjó en sus años de oposición al santismo y con el lastre de cargar la herencia de un gobierno fallido.

Y aunque Fico ingenuamente piense que podría dar “la sorpresa y ganar en primera vuelta”, pasa por alto que la maquinaria tradicional ya no está en capacidad de disponer de la Presidencia, esa también fue una de las lecciones del fracaso de Vargas Lleras. Además, en pleno siglo XXI y con la inmediata sobreexposición asociada a las redes sociales, dedicarse a sumar logos de partidos o coleccionar fotos con políticos cuestionados, antes le podría estar erosionando su precario capital de opinión.

La sorpresa no sería que Fico ganará en primera vuelta (algo imposible), la sorpresa sí sería que un candidato de su perfil, esencialmente continuista y rodeado por toda la politiquería tradicional, pasará a segunda vuelta en un país sediento de cambio.

El ingeniero, montado en el discurso de la victoria

Desde diciembre de 2021, cuando empezó a despuntar en las encuestas, Rodolfo Hernández viene insistiendo en que ganará en primera vuelta. Para revalidar su férrea convicción, tiende a recordar que en su campaña por la alcaldía de Bucaramanga nunca figuró como favorito, pero el día de la “verdadera encuesta” ganó con solidez. En Hernández, esa convicción opera como una figura retórica; así, desestima el juego de alianzas de Petro y Fico, realza su exacerbada “independencia” y mantiene la motivación entre sus bases, los autodenominados rodolfistas que se vienen articulando casi que por generación espontánea en varias regiones del país.

A diferencia de Petro, parece que Hernández es un candidato exclusivamente de opinión, bastante despreocupado por montarle estructura a la opinión y confiando de su portentosa habilidad para movilizar la indignación. Un intempestivo demagogo de centro-derecha que suma adhesiones desde todo el espectro político. Esa certeza retórica de ganar en primera vuelta viene precedida por una estrategia para sumar indecisos, restándole espacio de crecimiento a Petro, hundiendo a Fajardo y debilitando a Fico.

Una movida que posiblemente este dando resultado y cuyos alcances solo podremos conocer tras las elecciones del domingo.

Tan solo el Pacto Histórico estaría a “media uña” de ganar en primera vuelta, pero a la luz de todas las encuestas y debido a la dispersión de las preferencias electorales entre los tres candidatos del cambio, todo parece indicar que asistiremos a un balotaje.

A partir del 29 de mayo se reinicia la carrera por la Casa de Nariño.

-.
0
600
Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

El racismo, lo más duro que enfrentó Francia Márquez en su campaña

El racismo, lo más duro que enfrentó Francia Márquez en su campaña

Los diseñadores de las pintas de los Petro Alcocer

Los diseñadores de las pintas de los Petro Alcocer

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus