Los equipos se parecen a sus países

"La directiva de Santa Fe tiene tan claro el futuro del equipo como Duque tiene claro el futuro del país"

Por: Juan Andrés Rodríguez Murillo
junio 03, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los equipos se parecen a sus países
Foto: Twitter @SantaFe

En el libro Fútbol y franquismo (Alianza Editorial, 1987) del británico Duncan Shaw, se dice que las instituciones deportivas son un reflejo del entorno en el que se mueven. Durante la dictadura del “generalísimo” en España los clubes de fútbol que tenían socios no podían elegir a sus dirigentes, ya que estos eran impuestos por la Delegación Nacional del Deporte, la institución a cargo del fútbol que estaba en las manos de la Falange Española. Si aplicamos la misma máxima aquí, los equipos colombianos son el vivo reflejo del entorno colombiano, para la muestra están sus dirigentes: corruptos —a los que poco importa lo deportivo y siempre piensan en dinero—, machistas —porque eso de apoyar a la liga femenina para qué—, cínicos —porque la culpa siempre es de los otros—, entre otras desagradables cualidades, típicas de los políticos del país.

Los dirigentes de mi equipo, Independiente Santa Fe, están haciendo todo por reforzar lo anterior. Luego del papelón realizado en el Monumental ante River —perder contra un equipo sin arquero y con muchos juveniles de emergencia por los numerosos contagios de COVID-19—, el presidente, Eduardo Méndez, dijo que todo se debió a seis minutos desastrosos. Y no, no es así: así como el estallido social de Colombia no se debe a solo la reforma tributaria, el pésimo desempeño de Santa Fe en Buenos Aires era lo esperado con un equipo que llevaba muchos partidos sin ganar y sin anotar más de un gol. A lo anterior se le suma que el técnico, Harold Rivera, quien está a cargo de los jugadores y de la nómina, se mantuvo siempre firme con sus propios errores, como mantener a un delantero que no hace goles: Jorge Ramos. Siempre titular, siempre inofensivo. Igual que Marta Lucía Ramírez, la siempre inoperante funcionaria pública que salta de cargo en cargo gracias a su cercanías políticas.

Luego de que los fanáticos y la prensa se quejaran de la actitud pasiva de los futbolistas del equipo, Méndez —como buen político acomodado— empezó a señalar a los jugadores como responsables de la situación del equipo. Es decir, ya no solo eran esos seis minutos  de partido el problema, sino que estar eliminados de torneos internacionales y nacionales era culpa de la actitud de los futbolistas. Anunció cambios y despidos, amenazó con que todo será diferente. Pero, de nuevo, las promesas de los políticos solo son palabras sin consecuencias prácticas. Tan es así, que las salidas del club no son las de los jugadores que poco o nada hicieron en el último torneo —como Ramos o Andrés Pérez—, sino las de personas que han dado mucho a Santa Fe, como Luis Manuel Seijas, de quien se podrá discutir por mal juego, pero nunca su falta de entrega. En un grupo donde un juvenil no le ve problema a compartir una foto con la camiseta de River a los pocos días de perder con ese equipo, lo que falta es gente con pertenencia. De nuevo, el cinismo campea en Colombia, o pregúntenle a la senadora Paola Holguín, quien le dijo a los manifestantes que: “Dejen de estar llorando por un solo ojo”, haciendo referencia a las víctimas del Esmad.

Los hinchas miran a la cabeza de la institución buscando respuestas y soluciones. Méndez, quien ya dijo que administra pobreza en Santa Fe —por el mal estado financiero en que se encuentra la institución—, ha ratificado al técnico. Más allá del vergonzoso juego contra River, no creo que Rivera sea el indicado para seguir, ya que nunca tomó decisiones que modificaran el desempeño del equipo y mantuvo jugadores en la nómina titular que no estaban al nivel requerido. Miró a la cantera por necesidad —lesiones—, no por convicción. En los momentos claves no tuvo respuesta: la final del 2020 y el clásico contra Millonarios que perdió en “5 minutos”, señalando que tampoco jugó bien ese día. La sensación es que mantiene a Rivera porque le conviene, no porque sea lo mejor para el equipo.

Y al final, Méndez pide a los hinchas que compren la camiseta del club en una campaña de preventa muy mal montada; que apoyen a la institución cuando la gente que está adentro no respeta el escudo y la historia; mantiene el modelo de negocio que busca sobrados de los otros clubes para armar lo propio. Así como el presidente de Colombia que se encontró a comienzo de año sin vacunas: “lo que llegue, sirve”, ese el lema. La directiva de Santa Fe tiene tan claro el futuro del equipo como Duque tiene claro el futuro del país. Sí, lo tienen: seguir con el negocio que les conviene sin importar a quien le duela la situación que se vive.

Sé que mi comparación es exagerada, lo que pase con Santa Fe jamás estará por encima de las situaciones que afronta Colombia en este momento. Aun así, la lectura del libro de Shaw me dejó claro que en un país como este lo raro sería contar con dirigentes lúcidos en la mayoría de equipos. Ojalá el futuro traiga vientos mejores: primero para el país, luego para el rojo capitalino.

Remate. Y ni por el carajo compro la camiseta luego de la salida tan poco brillante de Seijas. A la gente que ha hecho cosas en Santa se le debe respetar. No lo hicieron con Omar Pérez, no lo hicieron con Luisma.

-.
0
800
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los barrabravas le arruinaron a Claudia López la fiesta por la reapertura del Campín

Los barrabravas le arruinaron a Claudia López la fiesta por la reapertura del Campín

El último descaro de los dirigentes de la Federación Colombiana de Fútbol

El último descaro de los dirigentes de la Federación Colombiana de Fútbol

Nota Ciudadana
Del pan y circo a la revolución deportiva

Del pan y circo a la revolución deportiva

Messi:

Messi: "Me dedico a jugar fútbol, no tengo idea de nada de dinero"